Así es cómo el pago de Aceros de Guatemala cierra la brecha fiscal

El pago de Aceros de Guatemala logró recomponer la brecha de recaudación para este año. (Foto: Archivo/Soy502)

El pago de Aceros de Guatemala logró recomponer la brecha de recaudación para este año. (Foto: Archivo/Soy502)

En un período menor de un día, la empresa Aceros de Guatemala canceló un monto equivalente a la cantidad defraudada más la mora y la multa impuesta por el ente recaudador.

El superintendente de la Superintendencia de Adminstración Tributaria (SAT), Juan Francisco Solórzano Foppa, no pudo revelar a cuánto ascendía esa cantidad porque se lo impide el artículo 24 de la Constitución de la República. Sin embargo, el jefe de la SAT dio dos pistas para calcular un monto aproximado.

RECUERDA: Aceros de Guatemala paga impuestos y multas por más de Q 700 millones

"Pagó el triple de lo que hubiera pagado sin la defraudación" y "con este dinero se reduce al mínimo la brecha fiscal" fueron las dos pautas por las que se puede estimar la cantidad.

A continuación, te explicamos cómo se llega a deducir cuánto pagó directamente la empresa.

Calculado por la brecha

Solórzano señaló que la brecha tributaria en el primer trimestre ascendió a 427.3 millones de quetzales dado que en total, la SAT recaudó un acumulado de 12,516 millones.

A este monto, habría que sumar los 370 millones que hubo de brecha en el mes de abril y que según Solórzano los datos se hacen oficiales este martes.

Datos oficiales de la SAT a fecha 31 de marzo. (Foto: SAT)
Datos oficiales de la SAT a fecha 31 de marzo. (Foto: SAT)

El total de la suma nos lleva a que en la actualidad la SAT acumula una brecha de casi 800 millones de quetzal.

Pese a que el dinero cancelado por la empresa ya está disponible, Solórzano explicó que la reducción de la brecha no se reflejará hasta el próximo informe de mayo cuando se espera recaudar 5,591.8 millones.

Calculado por la defraudación

Durante la presentación, la Fiscal General Thelma Aldana describió los seis montos por los que se había emitido una querella en contra de la empresa. Por la compra de chatarra a proveedores sospechosos la empresa defraudó un total de 261.3 millones de quetzales. Por otro lado, la empresa por falsificación de sellos defraudó 11.3 millones.

Calculando que según Solórzano la empresa pagó el triple de lo que defraudó, el monto total se estima que superó los 810 millones de quetzales.

10 de mayo de 2016, 17:05

cerrar