Un estudio pone a prueba si trabajar de pie ayuda a quemar calorías

Un nuevo estudio sugiere que trabajar de pie no es suficiente para controlar el peso. (Foto: New York Times)

Un nuevo estudio sugiere que trabajar de pie no es suficiente para controlar el peso. (Foto: New York Times)

La mayoría de personas que trabaja en una oficina está sentada más de lo que debe: muchas pasan entre seis y siete horas sentados y algunas, más de ocho. 

Por esta razón, algunas compañías empezaron a ofrecer escritorios para trabajar de pie, argumentando que era más saludable.

Un nuevo estudio sugiere que realizar con frecuencia algún tipo de actividad mientras se está en el trabajo puede contribuir a evitar el aumento de peso, pero solo ponerse de pie no hará una diferencia radical en la cantidad de calorías consumidas.

El experimento acaba de ser publicado en el Journal of Physical Activity and Health y fue reproducido por el prestigioso New York Times.  La investigación consistió en lo siguiente: los autores juntaron a casi 74 voluntarios saludables, de alrededor de 25 años, con peso normal y habituados a la vida de oficina.

Estos voluntarios se asignaron de manera aleatoria a cuatro grupos diferentes.

  • A un grupo se le pidió que se sentara y escribiera en una computadora durante unos 15 minutos y luego se pusiera de pie otros 15, moviéndose lo menos posible.
  • Los integrantes del segundo grupo también permanecieron sentados 15 minutos pero solo veían la pantalla y no tecleaban. Después de eso, inmediatamente se iban a una caminadora para ejercitarse 15 minutos a un paso tranquilo y estable.
  • El tercer grupo se puso de pie por 15 minutos y luego se sentó durante un lapso igual.
  • El último grupo se ejercitaba en la caminadora por 15 minutos y luego se sentaba.

En todo este tiempo, los voluntarios usaban máscaras que medían con precisión su consumo de energía, es decir cuántas calorías estaban quemando.

No es sorprendente que estar sentados no fuera muy demandante en cuanto a consumo de energía. Los voluntarios generalmente quemaban unas 20 calorías durante sus 15 minutos sentados, sin importar si estaban escribiendo o nada más veían la pantalla.

Lo que sí llama un poco más la atención es que estar de pie no permite quemar muchas más calorías. Al estar parados durante 15 minutos, los voluntarios solo consumían dos calorías más que cuando estaban sentados. No había diferencia entre si primero estaban de pie y luego se sentaban o si primero estaban sentados y luego se paraban. El consumo calórico total era más o menos el mismo y no era considerable.

De hecho, la conclusión general fue que una persona que se ponga de pie mientras trabaja, consumirá unas ocho o nueve calorías adicionales cada hora. Solo para tener una idea, una taza de café con leche y azúcar contiene unas 50 calorías.

Ahora bien, caminar sí ayuda a quemar calorías. Cuando los voluntarios caminaban 15 minutos, aunque fuera a un paso lento, quemaban calorías hasta tres veces más rápido que cuando estaban parados o sentados.

Los investigadores calcularon que si los oficinistas caminaban durante una hora, gastarían unas 130 calorías más que si se quedaban en sus sillas o se paraban frente a sus escritorios. Ese consumo extra sí podría ser suficiente para evitar el aumento de peso paulatino durante el año, siempre y cuando moderaran también su consumo de alimentos.

La conclusión de este experimento es que si tu meta es controlar tu peso mientras estás en la oficina, entonces “pararte quizá no sea suficiente”. Los nuevos escritorios que permiten trabajar de pie, por ejemplo, no ayudarán a las personas a controlar su peso si no acompañan esa acción de un poco más de ejercicio.

  • TOMADO DE: nytimes.com

28 de junio de 2016, 08:06

cerrar