La procrastinación, un mal que afecta tu producción en el trabajo

En lugar de realizar las tareas que una persona tiene, prefiere hacer otras cosas y dejar lo más importante para después. (Foto: trabajemos.cl)

En lugar de realizar las tareas que una persona tiene, prefiere hacer otras cosas y dejar lo más importante para después. (Foto: trabajemos.cl)

¿Tienes algo importante qué hacer, pero algo más te distrae y no concluyes con tu trabajo? Quizá te esté afectando la procrastinación.

Esto es el principal punto de estudio de Piers Steel, quien se ha encargado de investigar los hábitos de los postergadores o procrastinadores. Él es autor del libro The Procrastination Equation, afirma que esto no es sólo un mal hábito de producción, sino que quienes lo padecen manifiestan menor bienestar en general, mala salud y salarios más bajos.

Siempre hay un proyecto que terminar, pero, a pesar de nuestras mejores intenciones, no parecemos capaz de hacerlo. La procrastinación, según Steel, no tiene nada que ver con la voluntad de trabajar o no, sino con "el lado oculto de la impulsividad", que se convierte en una falla para regular nuestros mecanismos de autocontrol.

La impulsividad nos lleva a actuar en vez de esperar, y existen ocasiones en la vida en las que ser impulsivos puede tener buenos resultados; pero la procrastinación consiste también en actuar buscando un beneficio inmediato en lugar de utilizar nuestra atención en tareas que nos reportarán un beneficio a mediano o largo plazo.

Aunque parezca normal, muchas personas sufren este ciclo. Mientras intentan empezar una tarea, se distraen con otras cosas y nunca avanzan.
Aunque parezca normal, muchas personas sufren este ciclo. Mientras intentan empezar una tarea, se distraen con otras cosas y nunca avanzan.

Cómo dejar de hacerlo

La procrastinación puede entenderse como un proceso, no como un estado. En realidad no se puede "no lavar los trastes", sino que en lugar de lavar los trastes, se prefiere no hacerlo y se elige en cambio buscar distractores. La procrastinación es elegir hacer otra cosa. 

En muchas ocasiones, la procrastinación es provocada porque nuestro trabajo no nos aporta un beneficio inmediato o porque no podemos encontrar sentido a nuestras acciones; la clave, según los psicólogos Gabriele Oettingen y Peter Gollwitzer de la Universidad de Nueva York, es practicar el autocontrol a través de algunas estrategias sencillas.

Algunos prefieren hacer cosas que no tienen importancia en lugar de concentrarse en su labor en la oficina o en el hogar.
Algunos prefieren hacer cosas que no tienen importancia en lugar de concentrarse en su labor en la oficina o en el hogar.

El novelista Henry Miller elaboró una lista de mandamientos con los que espera aportar una lista de recomendaciones a quienes se identifican con la procrastinación. 

  • Trabaja en una cosa a la vez hasta terminar.
  • No comiences nuevos libros; no añadas nuevo material a tu lectura.
  • No estés nervioso. Trabaja calmadamente, con alegría, con temeridad, en lo que estés haciendo.
  • Trabaja de acuerdo al programa y no de acuerdo al estado de ánimo. Detente a la hora prevista.
  • Cuando no puedes crear, puedes trabajar.
  • Planta un poco cada día en lugar de añadir más fertilizante.
  • Mantente humano. Júntate con gente, ve a lugares, bebe si te apetece.
  • No seas un caballo de carga. Trabaja sólo con placer.
  • Ignora el programa si quieres, pero retómalo al día siguiente. Concéntrate. Delimita. Excluye.
  • Olvídate de los libros que quieres escribir. Piensa sólo en el libro que estás escribiendo.

Las rutinas se fortalecen con la práctica, pero lo mejor es comenzar por tareas sencillas con las que podemos involucrarnos fácilmente; la idea es que con el tiempo vayas notando que las tareas que antes te parecían cansadas o aburridas, terminan haciéndose prácticamente por sí mismas.

*Tomado de www.pijamasurf.com

07 de junio de 2016, 20:06

cerrar