MP: Baldetti ordenó desviar fondos para "limpiar el lago"

Según la investigación del MP y la CICIG, la exvicemandataria Roxana Baldetti encabezó el fraude en el proyecto del lago de Amatitlán. (Foto Archivo/Soy502)

Según la investigación del MP y la CICIG, la exvicemandataria Roxana Baldetti encabezó el fraude en el proyecto del lago de Amatitlán. (Foto Archivo/Soy502)

Esta publicación fue corregida el 3 de marzo de 2016. Las correcciones se detallan al final del artículo.

Pese a los problemas presupuestarios que enfrentaba Guatemala a finales de 2014 e inicios de 2015, el gobierno del Partido Patriota se comprometió a comprar una fórmula que, según se afirmó entonces, mejoraría la calidad del agua del lago de Amatitlán. Pero ¿de dónde salieron los fondos?

Según la Fiscalía, la exvicepresidenta Roxana Baldetti fue quien se encargó de garantizar la disponibilidad presupuestaria de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (Amsa) con algunos movimientos presupuestarios ordenados en su calidad de vicepresidenta.

Por el supuesto fraude, 15 personas, entre las que figura Baldetti, su hermano y personal de M. Tarcic Engineering Ltd. y Amsa enfrenta a la justicia. (Foto Archivo/Soy502)
Por el supuesto fraude, 15 personas, entre las que figura Baldetti, su hermano y personal de M. Tarcic Engineering Ltd. y Amsa enfrenta a la justicia. (Foto Archivo/Soy502)

Este hallazgo fue revelado durante la audiencia de primera declaración del caso Lago de Amatitlán

El dinero fue rastreado por medio de una serie de correos electrónicos intercambiados entre Rina Sanchineli, quien fuera asesora de la Vicepresidencia; la jefa financiera de Amsa, Sandra García; y el hermano de la exfuncionaria, Mario Baldetti. Los mensajes respaldan que previo a la publicación del concurso en el sistema Guatecompras, se efectuaron los movimientos presupuestarios necesarios para proveer a la entidad la cual tiene un presupuesto limitado.

Los movimientos consisten en los acuerdos 307 y 321 del Ministerio de Finanzas, emitidos el 21 y el 28 de noviembre de 2014, respectivamente, que proveyeron un monto en conjunto de 20 millones 314 mil 867 quetzales a Amsa.

Según la Fiscalía, las fuentes de financiamiento de la transferencia se desglosan así: 12 millones 233 mil 148 quetzales de préstamos externos; 2 millones 7 mil 500 quetzales de ingresos corrientes y 6 millones 81 mil 719 quetzales de la recaudación tributaria.

Si bien el monto del concurso para limpiar el lago de Amatitlán, publicado el 28 de noviembre, es 2 millones 515 mil 163 quetzales mayor a las transferencias referidas, en la resolución original de la adjudicación del proyecto a M. Tarcic Engineering Ltd. se consignó justo la suma de ambos acuerdos, lo que obligó a emitir posteriormente una rectificación para cambiar la cifra.

El proyecto de limpieza de Amatitlán también incluyó un concurso para la aplicación de la fórmula adquirida durante tres años, valorada en 115 millones de quetzales que posteriormente fue rescindida y que actualmente es parte de la prueba presentada por el Ministerio Público ante la Justicia para respaldar la incurrencia en delitos de fraude, asociación ilícita, tráfico de influencias y cohecho por parte de los involucrados. 

En el artículo orginal se consignó en el titular que la ex vicepresidenta Roxana Baldetti habría desviado fondos del BID para limpiar el lago de Amatitlán. Fue corregido y se indicó que el MP acusa a Baldetti de desviar fondos.

En el cuerpo de la nota original se consignó que los fondos desviados de préstamos externos eran del BID. Se retiró esa especificación, pues aunque el Fiscal mencionó durante la audiencia intercambios de correos que mencionaban los fondos del BID asignados para la recuperación de Amatitlán, el MP nunca hizo una relación directa entre los fondos que efectivamente se desviaron para financiar "la fórmula mágica" y el dinero del BID asignado para el rescate del lago.

La representación del BID en Guatemala indicó lo siguiente:

"El Banco Interamericano de Desarrollo (BID)  financió el Programa de Recuperación Ambiental de la Cuenca del Lago de Amatitlán (Préstamo 1651/OCGU) desde el 18 de mayo del 2007 al 16 de marzo del 2015, con un préstamo por U$S 22 .5 millones con el fin de apoyar las siguientes actividades: fortalecimiento institucional, capacidad de planeamiento,  educación ambiental, manejo de residuos sólidos (construcción de un nuevo relleno sanitario)  y el manejo de recursos naturales (reforestación de la cuenca).

El cuadro del Ministerio de Finanzas presentado en la audiencia hace referencia a la fuente de financiamiento 52 (Préstamos Externos) e indica un movimiento en el espacio presupuestario y no así de recursos financieros ejecutados.

Ningún recurso financiero del Préstamo 1651/OCGU fue previsto ni utilizado en el financiamiento para el saneamiento o compra de líquidos para limpiar el Lago de Amatitlán tal y como consta en los informes de auditoría externa que se realizaron año con año durante la ejecución del préstamo y que son públicos."

 

03 de marzo de 2016, 09:03

cerrar