Todo lo que no se vio en la escuela de Mixco que Jimmy Morales visitó

El presidente Jimmy Morales visitó el jueves la Escuela Darío González de la colonia Primero de Julio de Mixco. La visita no dio tiempo para mucho: entró al establecimiento, atendió el acto protocolario de entrega de pupitres y se marchó.

Ni siquiera la insistencia del representante de los alumnos de la escuela por explicarle la situación en la que asistían a clases sirvió para que recorriera las instalaciones y observara su deterioro.

El acto de entrega de escritorios es una práctica que viene haciendo regularmente para visibilizar la donación. Sin embargo, en este caso, la situación superó al hecho.

La cara de desesperación de los niños, que aguantaron más de 40 minutos bajo el sol durante la actividad, sumado al tiempo de espera mientras llegaba el mandatario que había anunciado que llegaría a las 8:30 y arribó a las 10:30, se viralizó e indignó a la mayoría de guatemaltecos en las redes sociales.

La fotografía se viralizó y los guatemaltecos se solidarizaron con el alumno de la escuela. (Foto: Wilder López/Soy502)
La fotografía se viralizó y los guatemaltecos se solidarizaron con el alumno de la escuela. (Foto: Wilder López/Soy502)

Gloria Castro, defensora de los Derechos de la Niñez y Adolescencia de la Procuraduría de Derechos Humanos, criticó la actividad y apuntó que "no es necesario exponer a los alumnos de esa forma para una obligación del Estado como es el abastecimiento de equipo y mobiliario".

"Es incómodo ver a los niños en esa situación", lamentó.

El día después

Luego de la visita, la escuela regresó a su normalidad con 100 pupitres nuevos pero con los mismos problemas de filtraciones de agua, ventanas rotas, fallos en el consumo eléctrico y grietas en las paredes.

El establecimiento fue pintado pero sin arreglar las deficiencias en hoyos y grietas. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
El establecimiento fue pintado pero sin arreglar las deficiencias en hoyos y grietas. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

 

Según la directora de la jornada matutina, Lisette Hernández, la escuela viene denunciando los desperfectos desde hace años sin recibir respuesta. Además, la directora lamentó que no tuvieran recursos económicos para poder solucionarlo.

Una de las necesidades más urgente es solventar el tema de los drenajes que provocan una grieta en toda la pared lateral del centro. Incluso, hay niños en una de las aulas que reciben clases encima de área hundida.

Otro problema son los vidrios rotos y la humedad latente en las paredes. 

"Un ingeniero nos dijo una vez que el edificio se sostiene sobre las columnas y las paredas hay que reforzarlas", lamentó la directora.

Recuerden siempre al Presidente que visitó su escuela, recuerden al presidente que se interesó por ustedes.
Óscar Hugo López
. ministro de Educación

Además, la terraza se ha impermeabilizado tres veces pero continúa filtrando el agua, lo que provoca manchas y agujeros en las paredes que intentaron ocultar cuando pintaron el edificio hace un año.

Los baños, otro de los puntos que el representante de los alumnos remarcó y que aparece en la carta que le entregaron al presidente, se encuentran en un estado de deterioro perjudicando los niveles de higiene y salubridad de la comunidad estudiantil.

El crítico estado y las faltas de maestros son los responsables de que se estén reduciendo el número de alumnos en las escuelas. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
El crítico estado y las faltas de maestros son los responsables de que se estén reduciendo el número de alumnos en las escuelas. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Los pupitres

Al entrar al aula, los alumnos dan la bienvenida desde escritorios dañados e improvisados. Algunos incluso tienen en sus sillas tubos o puntas.

Visita y entrega de escritorios a la Escuela Oficial Darío González, en la Colonia Primero de Julio

Posted by Jimmy Morales on jueves, 7 de abril de 2016

Hernández reconoce también que hay padres voluntarios que colaboran. Por ejemplo, hubo un niño que se llevó dos escritorios para que los arreglara su padre.

"Sabemos que necesitamos unos 300-400 escritorios, pero nos ayuda la donación", explicó la directora, que aún guarda la esperanza de que su carta sea leída y atendida, y que pronto se entreguen los desembolsos que, al menos allí, no han llegado.

 

09 de abril de 2016, 09:04

cerrar