Psicosis en Guatemala por constantes amenazas de bomba

La población guatemalteca se mantiene en alerta ante artefactos explosivos colocados en el transporte público y negocios. (Foto: @amilcarmontejo)

La población guatemalteca se mantiene en alerta ante artefactos explosivos colocados en el transporte público y negocios. (Foto: @amilcarmontejo)

Luego que una bomba explotara en el interior de un bus en San José Pínula y que provocó la muerte de dos personas y más de una docena de heridos, las autoridades han detectado al menos cinco casos similares donde abandonan paquetes en el interior de los buses y las alarmas de un posible artefacto explosivo se disparan.

Los protocolos de seguridad se han seguido a cabalidad, pues luego de la llamada de alerta, expertos se dirigen hacia las unidades de transporte y se han evitado, en dos casos, que las bombas fueran lanzadas, y en los otros tres, una supuesta bomba fue desactivada y otras dos se trató de falsa alarma.

Sin embargo, no han sido solo buses, también se lanzó (un día después del ataque al bus) una bomba incendiaria en el interior de un comercio en el Proyecto 4-4 en la zona 6 de la capital, donde tres personas sufrieron quemaduras. 

Por otro lado se percibe que los criminales se han aprovechado de la zozobra en la población para amenazar, puesto que este lunes, luego que se desactivara una bomba en un bus, se lanzó en el interior de un comercio un mortero que no provocó ningún daño, pero sí generó mucho temor.

Imagen de la posible bomba que fue abandonada en una caja de cartón. (Foto: PNC)
Imagen de la posible bomba que fue abandonada en una caja de cartón. (Foto: PNC)

El fin es la psicosis

El analista del Centro de Estudios de Guatemala, Oswaldo Samayoa, considera que se debe investigar este tipo de incidentes puesto que además de las pandillas otros grupos criminales o mafias podrían estar interesados en crear la psicosis. 

Tenemos que ser muy prudentes con que realmente sean explosivos los que se han estado encontrando, porque de lo contrario alguien está jugando con esto. Las autoridades deben ser cuidadosas para no alterar la seguridad y manejarlo con discreción
Oswaldo Samayoa
, analista del Centro de Estudios de Guatemala

Por su parte, Marcelo Colussi, de la Liga Guatemalteca de Higiene Mental, considera que todo lo ocurrido tiene un hilo conductor que tiene como objetivo golpear la consciencia colectiva creando terror. 

"Quien está haciendo esto, crea un estado de zozobra, incertidumbre y desconfianza entre la población porque no se sabe dónde está uno parado y que puede suceder. Este clima lo aprovechan a su favor los que lo generan, mientras la mayoría de la población sufre los efectos", afirmó Colussi. 

El experto en psicología informó que estas situaciones provocan estados de tensión, miedo y ansiedad en las personas ante nuevos posibles ataques.

Samayoa, concluyó que las autoridades deben ser cuidadosas para evitar discursos de odio direccionados a cierta población joven pues "no se tiene la certeza absoluta de que sean ellos los únicos responsables y que tampoco sirva de justificación para aplicación de penas que desborda los límites que tiene el Estado", dijo en referencia a la pena de muerte.

 

 

14 de marzo de 2016, 16:03

cerrar