Reducen malla del estadio Mateo Flores para partido de la Selección

El estadio Mateo Flores recibió varios retoques para albergar el primer partido de la Selección en la fase de grupos de la eliminatoria mundialista rumbo a Rusia 2018, que se jugará este viernes 13 de noviembre ante Trinidad y Tobago, a las 19 horas. 

La principal novedad es la reducción de la altura del 50 por ciento de la malla del sector de la preferencia para que los espectadores puedean apreciar de mejor forma el terreno de juego. 

Debido a la violencia que se generó en los estadios en los últimos años, las autoridades deportivas decidieron colocar doble malla en toda la periferia de los graderíos. De una altura medía seis metros, pasará a tener ahora sólo tres metros en la preferencia.

La Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala, CDAG, tomó la iniciativa e impulsará una campaña de "Respeto" en el estadio, con la finalidad que no se tiren objetos a la cancha y no existan intentos de invasión por parte de los aficionados.

Los graderíos de la preferencia cuentan con 28 filas, y desde el viernes se podrá ver los partidos sin ningún obstáculo a la vista en 19 filas, antes sólo siete podían ver de esa forma.

Si la medida brinda resultados positivos, se podría trasladar también a las generales, pero dependerá del comportamiento del público. 

El estado de la gramilla luce en aceptables condiciones, pero la lluvia de los últimos días podría afectarla tras lo visto hace 15 días cuando Comunicaciones y Antigua jugaron por la Liga Nacional. 

Este miércoles a mediodía habrá una reunión clave entre las autoridades de la Federación Nacional de Fútbol y CONRED para determinar (a dos días para que juegue la Selección) si se aumenta el aforo que de momento es de 18 mil espectadores, la Fedefut pedirá que se suba a 25 mil.

La venta de boletos (por ahora de 18 mil) superó el 90 por ciento, aunque muchos aficionados se han quejado que cayeron en manos de los revendedores que ya duplican los precios. 

En el plano deportivo, los dirigidos por Iván Franco Sopegno sólo trabajaron un turno este martes, de los dos previstos, pero la lluvia impidió que lo hicieran en la tarde.

A la práctica matutina se sumó Marco Pappa, del Seattle Sounders y Minor López Campollo, procedente del balompié portugués. Ya este miércoles estará el plantel completo con la incorporación de Stefano Cincotta, quien viajó desde Alemania.

La alineación que empieza a escribirse en el pizarrón de Iván Sopegno es: Paulo Motta, Hamilton López, Elías Enoc Vásquez, Dennis López, Fredy Thompson (o Jorge Aparicio), Moisés Hernández, José Contreras, Marco Pappa, Stefano Cincotta, Gerson Tinoco (o Minor López) y Carlos Ruiz. 

11 de noviembre de 2015, 07:11

cerrar