Los "tarjetazos" de Baldetti evidencian sus gustos por ropa exclusiva

Las compras de la exvicepresidenta Roxana Baldetti con su tarjeta de crédito fueron reveladas durante la presentación del caso Cooptación del Estado. Baldetti, sindicada de varios casos de corrupción, tenía debilidad por realizar compras en tiendas exclusivas de Estados Unidos.

El detalle de pagos destaca cuatro visitas a la tienda del diseñador Alexander MacQueen, ubicada en Los Ángeles, donde gastó en total 43 mil 196 dólares.

Las visitas ocurrieron entre el 17 de diciembre de 2013 y el 28 de septiembre de 2014.

Mira algunos de los diseños tomados de su página web.

En ManhattanBaldetti utilizó su tarjeta de crédito para realizar compras en la exclusiva tienda Bergdorf por un total 53 mil 993 dólares, donde adquirió ropa y accesorios según el registro en poder del Ministerio Público (MP).

Esto es lo que se vende en Bergdorf.

En Saks Fifth Avenue, el gasto llegó a 46 mil 119 dólares por cinco compras desde junio de 2014. La última compra se realizó el 17 de marzo de 2015, un mes antes de destaparse el escándalo de corrupción La Línea.

Ropa y otros accesorios, fueron pagados con la misma tarjeta en la cadena de tiendas Nordstrom, el total fue de 19 mil dólares.

Imagen con fines ilustrativos.
Imagen con fines ilustrativos.

Según los estados de cuenta revisados por fiscales, la tarjeta de Baldetti pagó artículos de viaje en el establecimiento Louis Vuitton por 56 mil dólares.

Imagen con fines ilustrativos.
Imagen con fines ilustrativos.

En resumen, desde diciembre de 2013 a marzo de 2015, Baldetti pagó con la misma tarjeta de crédito que era financiada por la empresa Proinver con recursos que le inyectaban contratistas del Estado y financistas del partido, un total de 218 mil 310 dólares.

El gasto más oneroso se hizo en cuestión de joyas, compradas a tres distribuidores: Boris Barac, Dimona y Margaret Barac; los gastos los pagaron entre las empresas de cartón de Baldetti, y se gastó 2.6 millones de quetzales en seis años. En 2014 fue el gasto mayor, erogando más de Q1 millón. 

La empresa Dimona fue la que más vendió a Baldetti, ofreciéndole casi 2 millones de quetzales en joyas.

En cuanto a las tarjetas de crédito, Baldetti manejaba la personal y una por cada miembro de su familia nuclear, además de tres empresas. Inversiones Galu gastó 6.8 millones de quetzales en solo dos años, especialmente en 2013. Otra empresa, Proinver, gastó Q3.4 millones, en especial en 2012, el año que la entonces vicepresidenta tomó posesión.

En cuanto a su familia, la tarjeta de Baldetti reportó más gastos, con 776 mil quetzales en cuatro años, mientras que la de su esposo, Mario Paz, Q622 mil. Sus dos hijos también reportaron gastos por Q545 mil y Q459 mil. Todas estas tarjetas eran pagadas por el conglomerado de empresas de cartón que formó la exvicepresidenta, especialmente a través de Julio Aldana, con quien había llegado a un acuerdo para que él se encargara de pagarlas.

03 de junio de 2016, 12:06

cerrar