Fin de un ciclo para El Cambray, al entregar cuerpos a familiares

La tragedia de El Cambray pone punto y final a uno de sus capítulos más dramáticos: la identificación de las últimas víctimas. Después de siete meses, las familias vivieron este miércoles una carrusel de sentimientos. Por una parte se mostraron felices por saber que sus seres queridos van a estar junto a ellos pero, por otro lado, les tocó revivir los duros momentos de los últimos meses.

Una de las vecinas de Santa Catarina que se acercó desde primera hora de la mañana fue Sonia Escobar que había sido citada para las 8:00 horas. En ese momento, accedió a la morgue del Instituto de Ciencias Forenses (Inacif) de la zona 3 dispuesta a ver por última vez los restos de dos de sus hijos, de 21 y 10 años respectivamente. Dos de los familiares más cercanos que le quedaba por encontrar y que ya creía que se habían quedado en el área del desastre.

"Se hizo larga la espera", lamentó la sobreviviente de la tragedia.

Dora Rubí Montufar había avisado a su hermano y a su familia que El Cambray era un sitio "feo y peligroso". Sin embargo no le hizo caso y ahora espera junto a su familia a que el Inacif le entregue sus restos después de haberlos identificados.

"Estos meses ha sido una agonía de saber si estaban o no", expresó mientras sostenía un ramo de flores que colocará en la caja de sus familiares.

Su madre fue la encargada de pasar a dar el último adiós a su hermano reviviendo la angustia de los días siguientes a la tragedia. Dependiendo de la sensibilidad de las personas las víctimas fueron reconocidas a través de un ordenador, un vidrio o sobre la caja más directamente.

Y como doña Sonia y doña Dora un total de 20 familias son las que están recuperando a sus familiares. En total, el Inacif tiene que evacuar 13 cuerpos completos y 69 fragmentos corporales que han sido identificados a través de la comparación genética.

Se cierra así un ciclo que termina con la incertidumbre de saber si los familiares desaparecidos se encontraban en la morgue o soterrados bajo el cerro que se derrumbó. Pero quedan abiertos otros frentes como la lucha por los subsidios económicos y la reconstrucción de la nueva colonia.

04 de mayo de 2016, 17:05

cerrar