Los padres de Las Rositas se comprometen a cuidar de ellas

Tras unos meses de ausencia y una efímera visita previa a la operación, los padres de las siamesas conocidas como "Las Rositas", acudieron al hospital Roosevelt con el propósito de conocer el estado de salud de sus hijas. 

Personal de la Procuraduría General de la Nación y del centro asistencial explicaron a los padres cómo se desarrolló la separación de Ana Rosa y Aída Rosalina Castro.

Personal del hospital y de la PGN explicó la condición de Las Rositas a los padres. (Foto hospital Roosevelt)
Personal del hospital y de la PGN explicó la condición de Las Rositas a los padres. (Foto hospital Roosevelt)

Se logró acordar que los padres, Francisco Castro y María Chacaj, fueran llevados junto sus hijos de 8, 5 y otro más pequeño a un albergue temporal, en el que permanecerán hasta que las niñas se recuperen.

Con el apoyo del empleado del Roosevelt Faustino Txchop, quien facilitó la traducción a los progenitores, se conoció que ellos se sienten satisfechos con la labor de los médicos y agradecidos con todas las personas que han apoyado a Las Rositas.

3
hijos más
tienen los padres de Las Rositas.

Entre lágrimas, María se comprometió a cuidar de las infantes y pidió el apoyo de las autoridades para darle abrigo a la familia. Explicó que únicamente visitaron el hospital en cinco ocasiones debido a la escasez de recursos económicos que enfrentan. 

La familia, proveniente de Santa María Chiquimula, Totonicapán, sobrevive con el salario que Castro obtiene del empleo que consigue, en promedio, dos veces por semana; sin embargo, añadieron que necesitan ropa para sus hijos.

Los padres llevaban más de 5 meses de no visitar a Las Rositas.
Los padres llevaban más de 5 meses de no visitar a Las Rositas.

Futuro impreciso

Respecto al futuro de Las Rositas tras su recuperación, la titular de la PGN indicó que aún se debe determinar qué es lo más conveniente para la salud de las pequeñas.

Lo ideal sería que las niñas estén en custodia de los padres, pero sabemos que las condiciones económicas no les permiten brindarles toda la ayuda médica que necesitan
María Eugenia Villagrán
, PGN.

La entidad evaluará, luego que concluya el proceso de reconstrucción de Ana y Aída, si lo mejor es que regresen a la casa de sus padres o se las traslade a un centro especializado.

30 de septiembre de 2015, 21:09

cerrar