29/01/2023

La historia detrás del asesinato del dueño de la discoteca Mamba

  • Por Jessica Gramajo
06 de enero de 2023, 13:00
Deyberg Hamilton Castillo Santizo, uno de los dueños de la discoteca Mamba, fue asesinado en el parqueo de un centro comercial. (Foto: Wilder López/Soy502)

Deyberg Hamilton Castillo Santizo, uno de los dueños de la discoteca Mamba, fue asesinado en el parqueo de un centro comercial. (Foto: Wilder López/Soy502)

Deyberg Castillo murió en un ataque armado. Recibió ocho disparos. Era el co-propietario de la discoteca Mamba y su hermana reveló que recibieron amenazas. 

EN CONTEXTO: ¡Crimen en centro comercial! Fallecido era propietario de la discoteca Mamba

No pasaban ni las tres de la tarde cuando las alarmas se encendieron, un joven de 35 años había sido asesinado en el interior del parqueo de un centro comercial.

De inmediato, hubo rumores y señalamientos, mientras Adriana, hermana de la víctima, aún vestía de sangre. Su hermano, Deyberg Hamilton Castillo Santizo, había muerto en sus brazos, luego que un sicario le propinara ocho balazos.

"Cargaba una blusa blanca. Yo estaba llena de sangre y muy desconcertada. No creía lo que estaba pasando", narró Adriana a Soy502 en una entrevista en exclusiva.

La hermana de la víctima narró que tras la apertura de la discoteca recibieron amenazas de una estructura criminal que extorsiona a clubes nocturnos. Tras las advertencias, a las cuales no prestaron atención, el crimen ocurrió. 

mamba, Deyberg Hamilton Castillo santizo, centro comercial, miraflores
(Foto: Wilder López/Soy502)

Un sueño hecho realidad

Al vivir en un ambiente rodeado de la industria de alimentos, al tener un tío chef y un papá que dirige un famoso restaurante, el sueño de los dos hermanos era tener su propio negocio y lo lograron cuando inauguraron hace algunos años el restaurante El Marino, el cual estaba ubicado en el Bulevar Tulam Tzú, zona 4 de Mixco.

Todo iba viento en popa. El sabor de su comida especializada en mariscos y su presentación atraía a los comensales.

Pero, el sueño se hizo más grande después del encierro por la pandemia. Un amigo de Adriana, quien era integrante de una banda, le propuso ayudar a los artistas nacionales llevándolos a su negocio para que amenizaran a los comensales. Eso atrajo la atención e incrementó la clientela.

Fue así cuando los hermanos se dieron cuenta que necesitaban ampliar su negocio y comenzaron la búsqueda de un nuevo lugar para mudarse a la zonas 10, 14 y 16.

Finalmente encontraron el lugar perfecto. Estaba en la Zona Viva. Al principio, su intención era seguir en la industria de la comida, fue así como en septiembre de 2021 inauguraron el Restaurante y Bar El Marino, en la zona 10.

Poco a poco se dieron cuenta que el restaurante no estaba generando muchos ingresos, porque las personas preferían llegar por la noche para disfrutar de la música en vivo. Después de pensarlo mucho, optaron por remodelar y abrir un club nocturno.

"Nos metimos en una gran deuda. Remodelamos todo porque queríamos crear un club moderno. Y fue así como surgió Mamba", cuenta Adriana.

mamba, Deyberg Hamilton Castillo santizo, centro comercial, miraflores
(Foto: Wilder López/Soy502)

"Nosotros mismos diseñamos todo. A la gente le gustó y tuvimos bastante aceptación", detalló Adriana.

mamba, Deyberg Hamilton Castillo santizo, centro comercial, miraflores
(Foto: Wilder López/Soy502)

Cambiaron las mesas y las modernizaron, crearon áreas VIP y sólo podían ingresar personas con reservación debido a la demanda de sus servicios.

"Todos los que venían estaban encantados. Les gustaban las mesas, el ambiente, el diseño moderno. La música. Los que venían, querían regresar", detalló la joven.

mamba, Deyberg Hamilton Castillo santizo, centro comercial, miraflores
(Foto: Wilder López/Soy502)

De sueño a pesadilla

Sin embargo, el sueño que estaban viviendo se convertiría en una pesadilla. Pocas semanas después de abrir el Club, algunos de los visitantes comenzaron a llevar mensajes extraños. "Nos decían que tuviéramos cuidado, porque había gente enojada... o nos decían que era raro que aún no nos obligaran a cerrar", detalló Adriana.

No le tomaron importancia a esas advertencias, pero comenzaron a incrementarse y cada vez subían más de tono, al extremo que se vieron obligados a contratar seguridad personal, aunque no duró mucho tiempo porque durante varios meses no tuvieron ningún problema.

Un mes antes del asesinato de su hermano, les llegó un mensaje directo y su hermano lo rechazó de entrada. "No volvió a pasar nada, jamás pensamos que pasaría a más", dijo.

"Nos dijeron que eran persona que controlan y manejan la vida nocturna en varios lugares del país", detalló.

De ocho balazos

Llegaron al centro comercial en horas de la mañana para desayunar con unos familiares que vinieron de Estados Unidos. "Estaba mi papá, mi mamá, mi hermano y mis primos", detalló.

Al terminar de comer y de ponerse al día, los hermanos se separaron de sus familiares para ir de compras, ya que habían decidido viajar a una playa para recibir el Año Nuevo. Luego irían a Mamba para planificar y realizar pagos o cosas administrativas, como acostumbraban los lunes y martes.

"Mi hermano olvidó el ticket en el carro y mientras él hacía cola para comprar unas frutas, yo lo fui a traer y a dejar las bolsas de lo comprado. Cuando abrí el carro sentí la mirada de una persona, fue muy raro, era tan penetrante que volteé a verlo. Estaba estacionado a la par de nosotros. No le tomé importancia y regresé a la venta de frutas para ver cómo iba mi hermano y para pagar el parqueo", narró.

El hombre la siguió hasta el local y también compró fruta. Luego los siguió hasta el vehículo, esperó a que ambos se subieran y mientras ambos comían. De pronto, ejecutó el crimen.

"Mi hermano se subió al lado del piloto y dejó la puerta abierta mientras comíamos la fruta. No teníamos ni cinco minutos allí, cuando escuché disparos, pensé que era retirado de donde estábamos, pero comencé a sentir algo caliente en mi vientre y sentí como mi hermano cayó en mis piernas y todavía me gritó, acostate", dijo Adriana desconsolada.

A como pudo llamó por teléfono a sus papás que aún estaban en el comercial. "Comencé a gritar y sólo vi como los tres hombres se fueron en su vehículo. Un joven se acercó y, al verme llena de sangre, pensó que estaba herida y me pedía que me sentara. Yo cargaba una blusa blanca, la sangre de mi hermano estaba sobre mi", detalló.

mamba, Deyberg Hamilton Castillo santizo, centro comercial, miraflores
(Foto: Facebook)

Los paramédicos llegaron pero ya nada pudieron hacer. En tanto, el Ministerio Público (MP) acordonó la escena. En el lugar encontraron un arma de fuego, la cual, se presume estaba debajo de un vehículo y la habrían utilizado los sicarios.

mamba, Deyberg Hamilton Castillo santizo, centro comercial, miraflores

Deyberg Hamilton Castillo Santizo había fallecido de ocho balazos, todos en el área del tórax y uno de ellos le había propinado justo en el corazón.

"Nos preguntaron de donde salió el arma, lo desconocemos. Todo lo que sé y lo que ocurrió antes, ya lo sabe el MP. Yo he colaborado en todo", dijo.

Hipótesis

El caso ya está siendo investigado por la Fiscalía de Delitos contra la Vida y la Integridad de las Personas, quienes realizaron las "pesquisas necesarias para esclarecer el hecho de violencia que ocurrió en el interior del parqueo de un centro comercial en la zona 11", informó el MP a Soy502.

Según el ente investigador, "el personal fiscal procesó el escenario criminal, incautando diversos indicios que se encuentran bajo análisis y de los cuales se esperan los informes correspondientes".

Al mismo tiempo, en el lugar del crimen "se recabaron las declaraciones testimoniales respectivas, así como cámaras de seguridad a través de las cuales se permita individualizar a los responsables", detallaron.

Y, aunque se manejan diversas hipótesis en relación a las circunstancias que motivaron la muerte de Castillo Santizo, "una de ellas es la extorsión", pero "conformen avancen las diligencias que se encuentran en desarrollo, se ampliará la información", reveló el MP.

Vida política

Además de ser copropietaria de Mamba, Adriana Castillo tiene aspiraciones políticas. Después de trabajar en la Municipalidad de Guatemala y en la Secretaría de Comunicaciones Social de la Presidencia, ahora se postulará como Concejal Sexta por el partido Todos, que promoverá a Carlos Sandoval como alcalde de la ciudad.

"Dijeron que yo era financista de Carlos. No, no lo soy, para abrir El Marino en zona 10 y luego convertirlo en Club Mamba by Marino, adquirimos muchas deudas que aún estamos pagando", manifestó la joven.

Pese a lo ocurrido, Adriana seguirá su camino político. "No voy a dejar nada atrás, sé que eso querría mi hermano", señaló.

mamba, Deyberg Hamilton Castillo santizo, centro comercial, miraflores
(Foto: Wilder López/Soy502)

En tanto, Sandoval, quien fue vocero de la Municipalidad la mayor parte con Álvaro Arzú; y luego secretario de Comunicación Social de la Presidencia en los primeros meses de la Administración de Alejandro Giammattei, aseguró que la joven empresaria continuará como candidata en la Corporación Municipal que lo acompaña.

"Es parte de mi equipo. Ella no es mi financista. Ha aportado pero ha sido mínimo y en sus posibilidades, por ejemplo, unos Q200 en panes para alguna actividad. Ella está conmigo por su trabajo, por mérito, por su capacidad y va a seguir conmigo", subrayó.

El cierre de un sueño

Después de todo lo ocurrido, Adriana y sus papá tomaron la decisión de cerrar el Club Mamba.

"Vamos a trabajar aún enero, el 31 será el último día. A partir de febrero, Mamba cerrará sus puertas. Estoy vendiendo todo, si alguien está interesado", finalizó.

mamba, Deyberg Hamilton Castillo santizo, centro comercial, miraflores
(Foto: Wilder López/Soy502)

NOTA: Esta investigación se amplió a las 19: horas, luego de la respuesta del MP.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar