CORONAVIRUS en Guatemala

  • Política

Pese a que ya cerró, Jimmy Morales se sigue quejando de la CICIG

  • Por Jessica Gramajo
12 de septiembre de 2019, 04:09
El presidente Jimmy Morales ofreció un discurso en el Congreso durante la conmemoración de un año más de Independencia. (Foto: AGN)

El presidente Jimmy Morales ofreció un discurso en el Congreso durante la conmemoración de un año más de Independencia. (Foto: AGN)

El presidente Jimmy Morales participó en la sesión solemne del Congreso para conmemorar un año más de Independencia y utilizó su discurso para atacar a sus detractores.

El mandatario no nombró a nadie, pero detalló momentos y actividades en las que evidenció que sus palabras iban contra la ex fiscal general Thelma Aldana, contra el extitular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, Iván Velásquez, y el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, quien se encontraba dentro del Hemiciclo.

  • TE PUEDE INTERESAR:

"Nuestros altares como nación son nuestros valores, como la libertad o como nuestro marco legal. Nadie, nacional o extranjero, puede convertirse en verdugo y profanar nuestra libertad o nuestras leyes y quien quiera hacerlo será expulsado o castigado como lo mandan nuestras leyes. Bueno, algunos prefieren huir y se convierten en prófugos, pero cuando vuelvan serán juzgados y castigados", manifestó Morales.

Luego el mandatario utilizó el estribillo del Himno Nacional: "Si mañana tu suelo sagrado lo amenaza invasión extranjera...", para asegurar: "Esta estrofa me parece un ‘dèjá vu’, como que lo he vivido antes. Recientemente terminó un capítulo en nuestra historia que dejará muchas enseñanzas y tendremos que empezarlas a contar al mundo entero, porque tenemos que sacar las lecciones aprendidas de lo vivido...".

Maquinaria perversa

Morales prosiguió en su discurso: "El experimento de sujetar nuestras leyes a un acuerdo internacional, al cual no podíamos oponernos, ni siquiera podíamos emitir pensamiento, ¿y dónde queda la libre emisión del pensamiento? Porque detrás había una maquinaria perversa que se volcaba en contra de aquel que osara pensar diferente, y peor aún si quería emitir su pensamiento, una maquinaria que iba contra jueces y magistrados y lo calificaba juez o magistrado de la impunidad…, ¿en dónde quedó la independencia judicial?".

Esa parte la utilizó Morales para quejarse de lo que se denominó como "Pacto de Corruptos". Según el mandatario, se calificaba de corrupto o de pertenecer a esta instancia si se pensaba diferente o se opinaba contra "entidades internacionales" que no nombró, pero era evidente que hablaba de la CICIG.

Según el mandatario, se trató de una "maquinaria perversa" que estaba compuesta por medios de comunicación "que en otras épocas presumían de libertad, pero que ahora se volvieron esclavos que lamen el yugo", porque se publican noticias sensacionalistas o por no publicar lo que calificó como "abusos de esa autoridad impuesta de forma experimental en Guatemala".

También criticó al titular de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, quien se encontraba presente en la sesión solemne y optó por levantar la mano y sonreír.

La horda

Como "horda" calificó Morales a los ciudadanos que se manifestaron hace dos años durante las fiestas de Independencia, ya que días antes el mandatario había declarado "non grato" al extitular de la CICIG, Iván Velásquez, y fue en ese momento en el que emprendió una lucha para deshacerse de la CICIG.

“Claro que hay libertad de manifestación y hemos sido sumamente tolerantes y respetuoso, hemos privilegiado el diálogo, ¿pero hasta dónde?", explicó.

Según Morales, por la manifestación ciudadana se optó suspender "por seguridad" el desfile patrio.

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar