29/01/2023

Sufrió dos infartos cerebrales y cumplió su promesa si sobrevivía

  • Con información de BBC.
29 de noviembre de 2022, 11:24
La joven se recuperó luego de dos infartos cerebro vasculares y de quedar en coma. (Foto: Oficial)

La joven se recuperó luego de dos infartos cerebro vasculares y de quedar en coma. (Foto: Oficial)

Los médicos no podían diagnosticarla, pasó 25 días en cuidados intensivos y logró recuperarse.

OTRAS NOTICIAS:¿Quién es Christian Estrada?, la pareja de Ferka que robó a su hijo

La abogada Lísia Daniella Lustoza Ferro jamás imaginó que a sus 30 años la vida le cambiaría y la dejaría al borde de la muerte, a sus 30 años sufrió un ataque isquémico transitorio (AIT) por su estilo de vida.

La joven activa, deportista y exitosa en su profesión tuvo dos accidentes cerebrovasculares isquémicos (ACV) que la dejaron sin moverse, resultando en Cuidados Intensivos (UCI) por 25 días, donde se comunicó solo con los ojos, parpadeando.

"La Lísia de antes era adicta al trabajo, tenía a mi cargo dos estudios de abogados, lo que me obligaba a manejar mucho y eso se sumaba a la rutina de audiencias, atención al público y muchos plazos por cumplir", contó afirmando que está segura que su rutina laboral fue la razón de lo ocurrido. 

¿Cómo sucedió?

En julio de 2019 Lísia estaba a punto de tomar vacaciones cuando comenzó sentir una tortícolis muy fuerte, a esto le siguió un zumbido en el oído y luego apenas podía levantarse y moverse, al consultar con especialistas e ir al hospital no le encontraban nada.  

"Un médico decía que era una reacción a los medicamentos que había tomado, otros que los síntomas estaban relacionados con la tortícolis, otros decían que era porque estaba muy delgada y tenía el cuerpo debilitado, y así" explicó.

Luego perdió el control de su mano izquierda y a ello le siguió un hormigueo en la cara y dificultades para hablar hasta que el 8 de agosto de 2019, lista para su viaje, su pierna se debilitó y al examinarse le comentaron que había sufrido un accidente cerebrovascular isquémico (infarto cerebral), entró en coma y tuvo su segundo derrame. Dos días después despertó tetrapléjica. "No podía ni llorar, solo podía escuchar a esas enfermeras a mi alrededor", recuerda.

Un mes después se fue a casa en camilla, no podía sostenerse en una silla de ruedas, se alimentaba a través de un tubo y usaba un pañal, se comunicaba por señas y estuvo expuesta a mucho dolor que le provocaba que salieran lágrimas.

(Foto: Oficial)
(Foto: Oficial)

Como había sufrido dos infartos los médicos le dijeron que las posibilidades de que quedara tetrapléjica eran altas, su mejor amiga la visitó y creó un medio de comunicarse:

"Llegó y tuvo la idea milagrosa de crear el abecedario en un cartel para que yo pudiera comunicarme parpadeando, empezó a venir todos los días con este cartel", cuenta agregando que averiguó que se podía recuperar por un libro que había leído. 

Poco a poco comenzó a mejorar, a hablar, a comer e incluso tuvo que aprender a caminar de nuevo. "Ella fue un milagro: el caso de rehabilitación más rápido que he tenido hasta la fecha", contó Stéphanie Neiva Gayoso Hagestedt, fisioterapeuta especialista en cuidados intensivos, quien la ayudó durante un proceso de un año.

En este milagroso capítulo de su vida, Lísia Daniella se hizo una promesa: escribiría un libro contando su historia y haría una hazaña deportiva: "Me di cuenta de que lo que realmente importaba era mi familia y mis amigos, Me recuperé y corrí medio maratón".

"Mi libro se llama 'Cómo así AVC' y se publicó el año pasado. El título se definió precisamente porque esa era exactamente la pregunta que me hice cuando me enteré de lo que me había pasado", relató. 

(Foto: Oficial)
(Foto: Oficial)

Marcelo Valadares, neurocirujano, médico del Hospital Israelita Albert Einstein (SP) e investigador de la Disciplina de Neurocirugía de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Estatal de Campinas (Unicamp), dijo que este tipo de recuperación no es común ni frecuente.

"Puede que las circunstancias la hayan llevado al punto en que solo podía comunicarse a través de los ojos, pero no se espera que una persona se quede semanas con una secuela así y se recupere por completo, pero nada es imposible, sabemos que nuestro cuerpo es una caja de sorpresas... Hoy lloro cuando veo el video de esta media maratón y se lo muestro a otros pacientes para animarlos", dijo. 

Lisia se recuperó por completo y cambió su vida, dejó de priorizar su trabajo y se centró en ella  " Empecé a ver con más cariño a las personas que estaban y siguen estando conmigo, y a sacar tiempo para estar realmente con ellos".

"Ahora, además de abogada, soy escritora y deportista aficionada" y contó mientras viva, nunca olvidará su experiencia y celebrará su nueva oportunidad.

(Foto: Oficial)
(Foto: Oficial)

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar