25/10/2021

Acusan a Giammattei por falta de cumplimiento de Acuerdos de Paz

  • Por AFP
31 de enero de 2021, 14:41
Giammattei desarticuló las instituciones creadas para atender a las víctimas del conflicto y dar seguimiento a los compromisos de Paz. (Foto: Wilder López/Soy502)

Giammattei desarticuló las instituciones creadas para atender a las víctimas del conflicto y dar seguimiento a los compromisos de Paz. (Foto: Wilder López/Soy502)

Organizaciones indígenas de Guatemala conmemoraron este domingo, los 41 años de la quema de la embajada de España, que dejó 37 muertos, en 1980, y denunciaron un retroceso en el cumplimiento de los Acuerdos de Paz, que pusieron fin al conflicto armado interno.

Representantes de las organizaciones acusaron al presidente, Alejandro Giammattei, de desarticular las instituciones creadas para atender a las víctimas y dar seguimiento a los compromisos de Paz, después de la guerra interna (1960-1996), que dejó 200,000 muertos y miles de desaparecidos, según un informe de la ONU.

"Alejandro Giammattei, durante el primer año (de gestión en 2020), priorizó el cierre de entidades vinculadas al cumplimiento de los Acuerdos de Paz, lo que de alguna forma ha pasado desapercibido en medio de la pandemia de Covid-19", señaló María Josefa Max, del Comité de Unidad Campesina (CUC).

Lo anterior se debe a que Giammattei dio inicio, a mediados del año pasado, al traslado de las funciones de la Secretaría de la Paz y el Programa Nacional de Resarcimiento a otras instituciones de Gobierno, y creó la Comisión Presidencial de Paz y Derechos Humanos (Copadeh).

"La Copadeh es una farsa. Es una institución que no tiene contenidos ni tiene un plan programático en relación al cumplimento de los Acuerdos de Paz", declaró por su lado, Miguel Itzep, miembro de la Plataforma Nacional de Víctimas, frente al lugar donde funcionaba la embajada española. 

La quema

El 31 de enero de 1980, fuerzas estatales asaltaron la misión diplomática española, que había sido ocupada por dirigentes mayas y estudiantes que denunciaban vejámenes.

Para desalojarlos, militares y policías irrumpieron en la embajada, desatando un incendio donde murieron Vicente Menchú, padre de la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, el cónsul español, Jaime Ruiz del Árbol, el exvicepresidente de Guatemala, Eduardo Cáceres, y el excanciller, Adolfo Molina.

En la incursión sobrevivió el entonces embajador español, Máximo Cajal, fallecido en 2014. Mientras que el único de los ocupantes indígenas rescatado con vida, Gregorio Yujá, fue posteriormente secuestrado del hospital y su cadáver fue lanzado en la Universidad de San Carlos.

En 2015, un tribunal condenó a 90 años de prisión a Pedro García Arredondo, exjefe de la desaparecida Policía Nacional, por esa matanza.

Este domingo, durante la conmemoración de la masacre, se levantó un altar de flores, velas y fuego. Además, las organizaciones también denunciaron que persisten los asesinatos, persecución y criminalización de líderes indígenas, principalmente, de quienes se oponen a proyectos mineros en sus comunidades.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar