12/06/2021

  • Historias502

La guatemalteca que denunció abuso sexual contra su hija y terminó presa en EE.UU.

  • Por Jessica Gramajo
11 de mayo de 2021, 17:05
La guatemalteca, que migró hacia EE.UU. terminó presa al denunciar un abuso sexual en contra de una de sus hijas. (Foto: Charge)

La guatemalteca, que migró hacia EE.UU. terminó presa al denunciar un abuso sexual en contra de una de sus hijas. (Foto: Charge)

Tratar de buscar ayuda, se convirtió en una pesadilla para Sara Méndez Morales, una guatemalteca que vive de manera irregular en Estados Unidos.

OTRAS NOTICIAS: Joven de 22 años murió succionada por una máquina tejedora en el trabajo

Méndez Morales era agricultora en Guatemala. Como muchas niñas, empezó a trabajar desde los seis años en el campo, pero se convirtió en una víctima de abuso sexual y trata de personas, y terminó en EE.UU. en 2007, donde logró recuperar parte de su vida.

La joven de 34 años, es madre de dos niñas y sufre de cáncer, pero eso no la detuvo para seguir trabajando.

Todos los días salía de su casa y dejaba a sus hijas de 4 y 12 años. Jamás imaginó que al regresar se encontraría con una de sus peores pesadillas: su niña más grande estaba siendo abusada por su pareja.

La joven guatemalteca fue víctima de abuso sexual y trata de personas, hasta que terminó en EE.UU. (Foto: FLTimes)
La joven guatemalteca fue víctima de abuso sexual y trata de personas, hasta que terminó en EE.UU. (Foto: FLTimes)

Comenzó la pesadilla

La madre trató de denunciarlo, pero el hombre la golpeó hasta desmayarla, quebró su teléfono celular y la encerró en una habitación durante tres días. Su vida se volvió un martirio.

Era golpeada y amenazada constantemente por su pareja, pero no pudo retenerla más, debido a que Sara tenía cita con el médico. Aprovechó su quimioterapia y contó todo en busca de ayuda. 

Sin embargo, todo se volvió en su contra, cuando la policía estadounidense la arrestó por poner en peligro a su hija.

Su pareja desapareció y regresó a Guatemala, según el último reporte migratorio de las autoridades de EE.UU. Todo eso sucedió en 2019.

La mujer sentía que nadie la escuchaba, porque a nadie le importaba lo que ella les decía y ya no había esperanza. Así que un abogado le recomendó declararse culpable, pero no le explicó cuáles serían las consecuencias, así que ella aceptó.

Fue encarcelada

En agosto del 2020, completó su sentencia, pero al haber ingresado de manera irregular a EE.UU., el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) impidió su libertad y la encarceló en un centro para migrantes en el condado de Butler, pese a que un juez de Ohio recomendó que continuara en ese país, porque en Guatemala su vida estaba en riesgo.

Muchos se han unido para rescatarla. Se creó una petición que ya lleva 12,849 firmas electrónicas, con la que se busca la liberación de la guatemalteca.

migración irregular, guatemalteca, abuso sexual

Además, organizaciones de mujeres, de migrantes y abogados, buscan la manera de que la joven pueda lograr su libertar y finalmente pueda reunirse con sus hijas.

"Es tan desgarrador. La situación de Sara es muy extrema", lamentó Sara Liebler, activista de Immigrant Visitation.

Comentar
cerrar