26/09/2020

  • Mundo

Migración de EEUU detuvo a niño guatemalteco con severa fractura

  • Con información de La Opinión
07 de febrero de 2020, 18:02
Niño guatemalteco de cinco años fue detenido por ICE, pese a tener fractura de cráneo, según reportes de medios de comunicación en Estados Unidos. (Foto: AFP)

Niño guatemalteco de cinco años fue detenido por ICE, pese a tener fractura de cráneo, según reportes de medios de comunicación en Estados Unidos. (Foto: AFP)

Un niño guatemalteco de cinco años, con el cráneo fracturado, fue detenido por autoridades migratorias en una cita rutinaria a finales de enero junto a sus padres y su hermano. La familia ahora acusa de negligencia al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y exige su pronta liberación.

Pese a las dolencia del pequeño Mateo, fue trasladado en avión a un centro de detención ubicado en Texas junto a sus familiares, quienes aseguraron que el menor se quejó de fuerte dolor, las autoridades se negaron a revisarlo.

ICE aseguró en un comunicado que la madre Milda Rodríguez les informara sobre el estado de salud de Mateo.

Al menos seis menores han muerto bajo custodia de las autoridades migratorias desde que Donald Trump es presidente de Estados Unidos
cifras de
la agencia AP

Según los familiares, el pasado 22 de diciembre el niño cayó de un carrito de supermercado mientras jugaba con su hermano de un año. No fue llevado de inmediato al médico, si no hasta que el menor se quejó de fuerte dolor de cabeza.

Tras los exámenes correspondientes se reveló que tenía sangre regada en el cerebro (hematoma epidural) y una fractura en el cráneo, según el reporte médico al que tuvo acceso Noticias Telemundo.

La familia de Mateo aseguró que no pudo asistir a las citas con un neurólogo y un neurocirujano, ya que fueron detenidos en un control rutinario y aunque informaron a  un oficial de ICE sobre condición del niño, este ignoró el pedido.

La agencia migratoria respondió a Telemundo que el 4 de febrero empleados de salud del centro de detención visitaron al pequeño. ICE también dijo que tanto el 23 como el 27 de enero se realizaron exámenes rutinarios al menor, que “no revelaron ningún problema médico aparente”.

Sin embargo, ICE transportó el niño a un hospital en San Antonio, Texas, para que le hagan más exámenes porque la madre mencionó que el menor se orinaba en la cama desde el accidente. La agencia migratoria dice que un MRI en el hospital no encontró señales de hematoma epidural, a diferencia del reporte médico hecho antes de la detención.

El miércoles 5 de febrero el pequeño fue dado de alta y volvió al centro de detención para familias inmigrantes.

La familia lleva 17 días en custodia de ICE y se acerca al máximo de 20 días que, por mandato legal, el gobierno de Estados Unidos puede tener a las familias en detención.

Mateo y su familia, que pedían asilo por amenazas en su país, tienen ya órdenes de deportación.

*Lee la nota completa en La Opinión

Comentar
cerrar