• Historia

Brasil 2014 el Mundial que conquistó la "todopoderosa" Alemania

  • Por Soy502
Alemania fue el campeón de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. (Foto: AFP)

Alemania fue el campeón de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. (Foto: AFP)

La Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 fue la vigésima edición de la Copa Mundial de Fútbol. Se realizó entre el 12 de junio y el 13 de julio de 2014, siendo la segunda vez que tuvo lugar en dicho país, tras el campeonato de 1950. El campeón fue Alemania que eliminó a Brasil y venció a Argentina en la gran final.

En ese Mundial hubo de todo. Equipos revelación que sorprendieron con un juego fantástico, remontadas imposibles, partidos con gran fútbol en su mayoría, infinidad de goles, exhibiciones individuales y colectivas, el partido más inolvidable de la historia y emoción, muchísima emoción.

El campeón, aplastado: El Mundial comenzó con sorpresa. Quizás más bien con decepción. España llegó como campeón fue humillada en su primer partido ante Holanda por un contundente 1-5.

Sorpresas, decepciones y adiós a Cristiano

La primera fase brindó grupos, en su gran mayoría, plenos de emoción. Y si uno destacó, fue el C. El denominado como grupo de la muerte por la presencia de Italia, Inglaterra y Uruguay, tuvo un invitado inesperado: Costa Rica. Los ticos sorprendieron con su juego alegre y ofensivo, derrotaron a sus dos primeros rivales y se llevaron la primera posición del grupo.

Italianos e ingleses se sumaron como decepciones del Mundial y quedaron fuera.

El mejor fútbol fue protagonizado por Colombia: De la mano del joven James Rodríguez y rodeado de jugadores del talento y el trabajo de Cuadrado, Carlos Sánchez, Teo Martínez, Zuñiga, Armero o Jackson Rodríguez, y unido a la experiencia de Yepes y Zapata, el combinado sudamericano sorprendió a todos e hizo soñar a todo un país. Una de las grandes decepciones fue la selección de Portugal.

Tampoco fue este el Mundial de Cristiano Ronaldo. El jugador luso llegó a Brasil lesionado, jugó renqueante los tres partidos y dijo adiós al torneo con un solo gol y la frustración de no tener compañeros que le ayudaran a pasar de grupo mientras él recuperaba su mejor forma.

El resto de favoritos no falló y Brasil, Alemania, Argentina, Holanda o Francia pasaron a la siguiente fase sin muchas dificultades.

La mascota de Brasil 2014 se llama Fuleco. El nombre hace referencia a la combinación entre las palabras fútbol y ecología.
La mascota de Brasil 2014 se llama Fuleco. El nombre hace referencia a la combinación entre las palabras fútbol y ecología.

Prórrogas y más prórrogas

Hasta cinco prórrogas se pudieron ver en los ocho partidos de octavos de final del Mundial. La igualdad fue la tónica predominante en todos los partidos, pero tanto en esta ronda como en los octavos de final hubo un denominador común: el equipo 'grande' siempre acabó pasando de ronda.

Argelia dio una imagen sensacional, Costa Rica solo cedió en la tanda de penaltis, el larguero impidió el milagro de Chile ante el anfitrión, México se fue a casa en solo cinco minutos cuando lo tenía todo hecho, Suiza cedió ante Argentina en el tiempo extra y Colombia cayó con orgullo ante Brasil.

El balón de Brasil 2014 se llamó Brazuka.
El balón de Brasil 2014 se llamó Brazuka.

Mineirazo inolvidable

Cada tanto fue como una puñalada en pleno corazón de Brasil. Los goles llovieron sin descanso ante la mirada perpleja del público local, que veía como no solo Alemania les alejaba del sueño de levantar la copa en su casa, sino que también le propinaba la mayor humillación de la historia del fútbol. 0-5 en solo 30 minutos, 1-7 al final y la sensación de que los germanos podían haber marcado alguno más si hubieran querido.

La otra semifinal se vendió como el duelo entre Messi y Robben, pero el conservador planteamiento de ambos equipos hizo que ninguna de las dos estrellas pudiera brillar y que se viera uno de los peores partidos del Mundial. El miedo a perder fue mayor en todo momento que el deseo de ganar y el partido acabó como se intuía desde el principio: desde los lanzamientos de penalti. Argentina pasó y Holanda se quedó, una vez más, muy cerca de la gloria pero sin estrella.

Una final más igualada de lo esperado: Pese a que Alemania era clara favorita, la final fue más igualada de los esperado e incluso Argentina mereció, al menos, no perder. La victoria germana hizo justicia al que fue el mejor equipo del torneo.

Las estrellas 

Leo Messi: Sorprendentemente, fue nombrado mejor jugador del torneo. El argentino hizo un buen torneo, pero fue de más a menos y no brilló de cuartos en adelante. Ha acabado con cuatro goles, todos ellos en la primera fase.

Thomas Müller: El mejor jugador del equipo campeón. Su movilidad arriba ha vuelto locas a todas las defensas a las que se ha enfrentado y acaba el torneo con cinco goles y cuatro asistencias. Mereció ser elegido MVP del Mundial.

James Rodríguez: Sin duda, la gran revelación del Mundial. Pocos conocían a este talentoso mediapunta, pero lo cierto es que su talento era bien conocido en Portugal y en Francia y le llevó a ser contratado por el Real Madrid, aunque ahora esté en el Bayern Múnich. 

14 de mayo de 2018, 14:05

Comentar
cerrar