• Comunidad

El volcán de Fuego es más letal que el de Hawái, esta es la razón

  • Por Soy502
La erupción del volcán de Fuego provocó la muerte de decenas de personas y dejó miles de damnificados. (Foto: Wilder López/Soy502)

La erupción del volcán de Fuego provocó la muerte de decenas de personas y dejó miles de damnificados. (Foto: Wilder López/Soy502)

Recientemente el volcán Kilauea de Hawái entró en erupción y obligó a la evacuación de cientos de residentes de lugares aledaños. A pesar de la catastrófica escena causada por el coloso hawaiano, la erupción del volcán de Fuego resultó más letal.

La erupción del volcán que se erige al sur de Guatemala difiere totalmente de la del Kilauea y existe una razón científica que lo explica todo. El de Hawái es un volcán en escudo que se caracteriza porque sus ríos de lava se mueven lentamente, mientras que el de Fuego es un estratovolcán propenso a arrojar ríos de lava, ceniza y humo de manera rápida.

  • POR SI NO LO LEÍSTE:

El magma pegajoso atrapa el aire suficiente como para desarrollar presión hasta que la erupción explosiva ocurra. En extrañas circunstancias, puede formar un cráter nuevo, pero la erupción en el volcán de Fuego provino de su ya existente cráter principal. Lo peor del impacto del volcán, lahares y los flujos piroclásticos, son reacciones en cadena que siguieron a la erupción.

Los magmas son bastante diferentes. El magma en Kilauea es más liquido, lo que significa que los gases pueden escapar fácilmente. En el volcán de Fuego, el magma es más pegajoso y viscoso
Janine Krippner
, vulcanóloga de la universidad de Concord.

Según Janine Krippner, vulcanóloga de la universidad estadounidense de Concord: "Después de la erupción, roca suelta y restos de lava fueron depositados en los costados del volcán. Los flujos piroclásticos se forman cuando las cenizas y las rocas crean avalanchas calientes que descienden a gran velocidad".

Los flujos piroclásticos son extremadamente calientes y letales
Janine Krippner
, vulcanóloga de la universidad de Concord.

Según una publicación de National Geographic, después de que estos flujos piroclásticos se dispersan, la roca suelta queda detrás y dado el clima de Guatemala, el país experimenta precipitaciones fuertes y frecuentes. Cuando este fenómeno se mezcla con los restos de volcán, la lluvia puede formar peligrosos flujos de lodo denominados lahares.

Con pocas precipitaciones, los lahares se mueven como concreto húmedo; pero luego de intensas lluvias, pueden convertirse en grandes flujos de agua que inundan valles
National Geographic

La región que rodea el volcán también experimenta baja calidad de aire, algo común de las erupciones volcánicas. "El volcán de Fuego es uno de los tres estratovolcanes de la región. Aunque todos se encuentran en un área geológicamente activa, no hay evidencia de que una erupción en uno de los volcanes pudiera desencadenar en una erupción de otro volcán", señala Krippner.

  • LEE TAMBIÉN:

Aunque el de Fuego es uno de los volcanes más activos de la región, una erupción de esta magnitud no se había visto desde 1902, cuando su actividad mató a cientos de personas. Otra gran erupción tuvo lugar en 1974 y dañó cultivos cercanos, aunque no causó muertes.

  • ADEMÁS:

Detienen a la esposa del narcotraficante más poderoso de México

*Con información de National Geographic

05 de junio de 2018, 02:06

Comentar
cerrar