*Causa ajena al COVID-19

  • Seguridad

La queja de Roxana Baldetti y la súplica para el PDH

  • Por Evelyn De León
27 de agosto de 2018, 13:08
La exvicepresidenta Roxana Baldetti estalló en ira cuando el juez no le concedió la palabra y comenzó a llamar la atención del PDH. (Foto: Wilder López/Soy502)

La exvicepresidenta Roxana Baldetti estalló en ira cuando el juez no le concedió la palabra y comenzó a llamar la atención del PDH. (Foto: Wilder López/Soy502)

Roxana Baldetti volvió a pedir la palabra de manera insistente en el juicio en su contra por el caso del "agua mágica".

En esta ocasión, dijo que su pronunciamiento sería para aprovechar la presencia del Procurador de Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, quien permaneció por algunos minutos en la sala. 

Jordán Rodas acudió al juicio donde se juzga a Roxana Baldetti.
Jordán Rodas acudió al juicio donde se juzga a Roxana Baldetti.

En la audiencia, los abogados constataban las pruebas documentales, por lo que no había ningún testigo en el estrado. Entonces, se empezó a escuchar la voz de la exvicepresidenta, quien dijo: "Señor juez, deme la palabra". 

El presidente del Tribunal de Mayor Riesgo C, Pablo Xitumul, le explicó a Baldetti que existía un orden y que debía respetarse. Ella insistió: "Con todo respeto, le estoy pidiendo la palabra". 

Debido a que Xitumul no aceptó y le dijo que le daría la palabra al final, la exfuncionaria optó por hablar más fuerte y decirle al PDH: "¡Oiga, señor Jordán Rodas, cómo nos trata a todos los que estamos en la carceleta el juez que está aquí!"

La queja de Baldetti es que hombres y mujeres permanecen en la misma y única carceleta del tribunal.

El PDH expresó a su salida de la audiencia que podría emitir una recomendación por el tema de que hombres y mujeres privadas de libertad comparten el mismo espacio. La situación, dijo, es que eso no depende del tribunal, sino de la Corte Suprema de Justicia, que está a cargo de la infraestructura.  

El caso del "agua mágica" es el primer juicio contra Roxana Baldetti. Además, se juzga a otras doce personas, entre ellas su hermano, Mario Baldetti Elías.

Comentar
cerrar