18/05/2021

  • Investigación502

Socorristas ponen en riesgo su salud para sofocar el incendio del basurero

  • Por Jessica Gramajo
12 de febrero de 2021, 05:02

Durante más de seis días, varios bomberos y socorristas del Ejército y de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) han arriesgado su vida y expuesto su salud en su lucha por sofocar el incendio del vertedero ubicado en Bárcenas, Villa Nueva.

EN CONTEXTO: Pese a incendio, recolectores acudirán al vertedero de Amsa

___

La emergencia en el basurero inició a mediados de diciembre, hubo un conato de incendio que fue sofocado de inmediato. La historia se repitió en las primeras semanas de enero, pero el gran incendio inició el sábado 6 de febrero y ya pasaron seis días y no han logrado liquidarlo.

A diario han trabajado más de 90 personas para apagar el incendio, que ya comenzó a provocar daños en las vías respiratorias de los vecinos que viven en los alrededores. El humo no solo limita la visibilidad, sino que complica hasta respirar.

Según la Conred, hasta el momento, el incendio está controlado en un 100% y se encuentra en fase de liquidación del 85%. Mientras que el coronel Manuel López, aseguró que el fuego no ha salido del lugar, porque cuenta con barreras naturales, el viento a veces renueva el incendio, el problema es que la basura genera gas metano.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Los olores son fétidos. El humo es insoportable. Estar en el lugar no es fácil. Pese a llevar mascarillas antigases, es sofocante, los ojos arden y la garganta se reseca. El equipo de Soy502 estuvo en el lugar y los efectos del humo se dejaron sentir, no solo en las vías respiratorias, sino que en la piel, en la ropa y el pelo.

En tanto, los bomberos llegan al área todos los días desde las primeras horas de la mañana, hasta que se esconde el sol. El incendio es diferente a cualquier otro que la mayoría haya cubierto. No por extenso, sino por la cantidad de gases tóxicos que se generan en el basurero.

Respirar se les ha hecho difícil, el equipo que utilizan ha quedado rebasado ante la gran cantidad de humo. El trabajo que realizan sofoca y perder el aliento en estos momentos complica su labor.

Con los ojos hinchados, la piel roja y una gran sofocación, Douglas Antonio Hernández, de Bomberos Sin Fronteras, lleva cuatro días tratando de apagar el fuego y no ha sido fácil. “Lo que nos ha impedido laborar son los gases que produce el humo porque son bastante tóxicos. No deja trabajar mucho tiempo, porque reseca la garganta, hay picazón”, narró.

vertedero de villa nueva, amsa, amatitlán, bárcenas, incendio, incendio declarado, gremial de recolectores de basura, basureros, guatemala, soy502
Douglas Antonio Hernández, de Bomberos Sin Fronteras, lleva cuatro días en los trabajos para tratar de sofocar el fuego. (Foto: Wilder López/Soy502)

Además, explicó que el viento les ha dificultado avanzar, porque mientras ellos apagan un área, el viento enciende otra. “Este es un incendio mudo o sordo (que está abajo), por lo que hay que remover la gran cantidad de basura para sofocarlo. Trabajamos con maquinaria pesada, pero antes hay que mojar el área, para que la maquinaria no se descontrole y no se arruine”, detalló.

“Por la intensidad del humo ya no se ve, no hay visibilidad y lo único que se respira es el humo. Aún cuando tengamos mascarillas equipadas, afecta, porque el humo es incontrolable. Se siente bastante la resequedad de la garganta, me siento muy mareado por lo que se ha inhalado... hay muchos gases tóxicos”, manifestó.

Mira aquí el videoreportaje que preparamos para ti:

 

 

Desechos inflamables

La humareda está siendo provocada por el plástico y las llantas depositadas en el lugar, así como por la descomposición de los desechos orgánicos, proceso que produce una mezcla de gas que se forma principalmente de metano y dióxido de carbono, pero también suele contener hidrógeno, benceno, tulueno y otras sustancias tóxicas y peligrosas.

El vertedero es administrado por la Autoridad del Lago de Amatitlán (Amsa) tiene una extensión aproximada de 1.5 kilómetros cuadrados. Está ordenado en cinco celdas donde se deposita la basura de 32 municipalidades. Todo agarró fuego.

También se ha contado con apoyo aéreo, un picop, una cisterna, tres retroexcavadoras, dos excavadoras, tres buldozer, tres tractores oruga, tres camiones de volteo, una ambulancia y una motobomba.

vertedero de villa nueva, amsa, amatitlán, bárcenas, incendio, incendio declarado, gremial de recolectores de basura, basureros, guatemala, soy502
El incendio es calificado como "sordo" o "mudo" porque el fuego se localiza abajo de toda la basura. (Foto: Wilder López/Soy502)

Todos en el lugar están trabajando. La actividad no se detiene. Mientras que unos mojan la basura para enfriarla, otro equipo la remueve para evitar que vuelva a arder. Luego de ello se coloca tierra.

Arlet Ramos, bombera Municipal Departamental de San Miguel Petapa, explicó a Soy502 que “ha sido difícil, porque complica respirar. El humo es bastante tóxico... en los incendios forestales o estructurales se recibe bastante humo, pero este es más tóxico. El cansancio es extremo, llevamos varios días de trabajo, pero dependemos del clima para avanzar”.

“Es sofocante. Los compañeros están trabajando y a pesar de los olores, el humo, la suciedad, tratamos de hacer lo posible por apagarlo, porque está afectando el ambiente y los lugares aledaños a este vertedero”, manifestó Ramos.

vertedero de villa nueva, amsa, amatitlán, bárcenas, incendio, incendio declarado, gremial de recolectores de basura, basureros, guatemala, soy502
Arlet Ramos, bombera Municipal Departamental de San Miguel Petapa, asegura que han tenido que luchar contra varios factores externos como el ambiente, el humo y los olores fétidos. (Foto: Wilder López/Soy502)

Julio Mijangos, de Bomberos Unidos Sin Fronteras, compartió la misma experiencia. Ver es difícil por el humo, pero respirar ha sido aún más complicado. “Debido a la cantidad de humo generado por el siniestro, cuesta ver dónde se está trabajando... la cantidad de humo genera infecciones y molestias en las vías respiratorias, todos los que estamos acá, hemos salido damnificados”, dijo.

Además de las complicaciones descritas, una de las principales dificultades que han presentado es que el fuego está bajo toda la basura, hecho que los obliga a remover los desechos, para poder avanzar.

“El fuego está abajo, no es superficial, está abajo del montón de basura, por eso es necesario maquinaria, para que remueva una cantidad grande de basura y nosotros entramos a sofocarlo, a enfriarlo y apagarlo con agua. Es así como hemos podido avanzar”, explicó.

vertedero de villa nueva, amsa, amatitlán, bárcenas, incendio, incendio declarado, gremial de recolectores de basura, basureros, guatemala, soy502
Julio Mijangos, de Bomberos Unidos Sin Fronteras, asegura que se les ha dificultado ver, debido a la cantidad de humo en el lugar. (Foto: Wilder López/Soy502)

Socorristas en riesgo

Para el médico y bombero, Esvin Bravo, los bomberos están en riesgo, porque en las imágenes que se han observado, no está utilizando el equipo adecuado para proteger la salud de los socorristas.

“Debieran de tener un equipo de aire comprimido que impida que ellos inhalen lo que está en el ambiente y que llegue a sus vías respiratorias... pueden tener problemas pulmonares a largo plazo como bronquitis, neumonía química, dificultad respiratoria, problemas con los senos paranasales. Si tienen mascarillas industriales, está bien, pero si sólo tienen las que se usan para evitar el Covid-19, están en riesgo”, manifestó.

Para Bravo, el problema es que el incendio es diferente y este tiene mucho gas metano, inflamables e irritantes, por lo que recomendó que el personal trabaje de manera rotativa.

vertedero de villa nueva, amsa, amatitlán, bárcenas, incendio, incendio declarado, gremial de recolectores de basura, basureros, guatemala, soy502
Mientras varios bomberos rocían agua, otro levanta la basura para intentar sofocar el fuego que está abajo de la basura. (Foto: Wilder López/Soy502)

Cuentan con protección

Cecilio Chacaj, de Bomberos Municipales Departamentales, aseguró a Soy502 que hasta el momento ninguno de los bomberos que están en el área han manifestado ninguna enfermedad, pero reconoció que eso puede llegar al paso de los días. “Lo que ha ayudado es que al ser un área abierta y se trabaja de forma superficial los gases no son tan fuertes... y están usando equipo antigases”, dijo.

Aunque reconoció que “no se puede utilizar equipos de respiración autónoma que suelen usarse en incendios estructurales porque las horas de trabajo son bastante largas y los cilindros de aire comprimido tienen una duración de 20 minutos. Imagínese en un día cuántos tendríamos que usar”.

Chacaj explicó que otra ventaja es que no todos han estado los seis días que se llevan tratando de sofocar el fuego, sino que se han realizado turnos. “Se trata que no sean los mismos elementos, para que la exposición no sea a largo tiempo, además del agotamiento por el calor del incendio y del sol, más el uso del equipo produce cansancio”, dijo.

Proponen evacuar

Además de los bomberos, la población que vive en áreas aledañas al basurero están comenzando a padecer dificultades en las vías respiratorias. Según indicaron varios vecinos de Bárcenas en una reunión con diputados de la bancada Semilla, llevan más de dos meses de recibir humo y nadie se ha pronunciado para solucionar el problema.

“Nos hemos visto obligados a salir de nuestras casas para ver a dónde va el aire y buscar el que esté libre de humo, porque dentro de nuestras casas es sofocante... los niños están enfermando y las autoridades no nos están atendiendo. Lo que hicieron fue corrernos con la policía”, manifestó uno de los vecinos, quienes realizaron una manifestación el 9 de febrero.

Para Bravo, lo mejor es que las personas que viven en los alrededores y que tengan enfermedades concomitantes realicen una evacuación preventiva y temporal de sus hogares, porque podrían tener complicaciones de salud.

vertedero de villa nueva, amsa, amatitlán, bárcenas, incendio, incendio declarado, gremial de recolectores de basura, basureros, guatemala, soy502
El 9 de febrero, vecinos de Bárcenas, Villa Nueva, realizaron una manifestación para exigir una solución debido a los gases que emanan del vertedero de Amsa. (Foto: Cortesía)

“Si cierran las ventanas de sus viviendas están disminuyendo su cantidad de oxígeno, sin olvidar respirar el humo 24 horas durante varios días podría haber complicaciones. Aquí hay dos cosas, o evacuan temporalmente o se sofoca el incendio, pero tomar un medicamento para que le de tos, eso no se hace”, dijo.

Mientras que el doctor Carlos Guerra, director del Área de Salud Guatemala Sur, indicó que se “pusieron dos unidades móviles en conjunto con la Municipalidad de Villa Nueva en Plan Grande y Nuevo Amanecer, que son las comunidades más afectadas y los servicios de salud del municipio están trabajando las 24 horas para atender a la población”.

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar