*Causa ajena al COVID-19

  • Política

Crisis en la basura: el pleito que provocará un caos ambiental

  • Por Jessica Gramajo
13 de noviembre de 2019, 04:11

¿Sabes qué pasa con tu basura después que se la lleva el camión recolector? Miles de tonelada de desechos son depositados en los diferentes vertederos, basureros y rellenos sanitarios. Uno de ellos está ubicado en Bárcenas, Villa Nueva, allí descargan la basura de 14 municipios. Sin embargo, una disputa entre dos instituciones llegó a un punto tan álgido que podría provocar que nadie recoja tus desperdicios.

Casi nadie se percató, pero el recién pasado jueves 17 de octubre, decenas de camiones no pudieron descargar la basura. Una fila de dos kilómetros de vehículos recolectores esperaban que les abrieran las puertas del vertedero y les permitieran depositar los desechos. El problema llevaba más de 24 horas y nadie hacía nada por resolverlo.

  • TE PUEDE INTERESAR:

No es la primera vez que los recolectores enfrentan el mismo problema. Pero ese jueves los ánimos se caldearon y amenazaban con descargar las toneladas de basura en el ingreso de Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca de Lago de Amatitlán (Amsa), entidad encargada del manejo del vertedero. La disputa del momento se solucionó, pero los recolectores temen que si no se busca una solución real, el problemas irá creciendo hasta desbordarse.

"Llevamos más de 24 horas aquí, algunos de los muchachos están esperando desde las 4 de la mañana de ayer -miércoles 16 de octubre- la mayoría no le ha dado tiempo ni de ir a comer, si no resuelven nada vamos a tirar la basura aquí", aseguró Miguel Ángel Carrera, presidente de la Asociación de Recolectores de Villa Nueva, organización que se creó recientemente debido a los problemas que han tenido que enfrentar.

Los camiones recolectores de basura estaban haciendo cola para ingresar al vertedero, ocupaban unos dos kilómetros. (Foto: David Patzán/Soy502)
Los camiones recolectores de basura estaban haciendo cola para ingresar al vertedero, ocupaban unos dos kilómetros. (Foto: David Patzán/Soy502)

El problema no es nuevo, lleva años. Todo inició, cuando la Municipalidad de Villa Nueva firmó un convenio con la Amsa, el primero se comprometió a dotar de maquinaria para apilar las más de 500 toneladas de basura que ingresan a diario y los segundos le darían un manejo con enfoque ambiental al lugar. Al principio todo iba bien, pero las disputas políticas, han provocado incumplimientos en los compromisos adquiridos, lo que ha llegado al punto del colapso.

El primer convenio se firmó en 2015 y tenía una duración de dos años. El objetivo era apoyar a Amsa con el manejo del vertedero, debido a que la entidad no contaba con recursos económicos para los gastos operarios del lugar, y se planteó como un mecanismo para evitar la contaminación.

El relleno sanitario está ubicado en el kilómetro 22.5 jurisdicción de Barberena, Villa Nueva. (Foto: Captura de pantalla/Amsa)
El relleno sanitario está ubicado en el kilómetro 22.5 jurisdicción de Barberena, Villa Nueva. (Foto: Captura de pantalla/Amsa)

Amsa debe velar por el manejo técnico del vertedero, debía apoyar para buscar los mecanismos para eliminar el subsidio en el servicio y procurar el cierre del lugar. Les dieron dos años para hacerlo. Al eliminar el subsidio, la Municipalidad de Villa Nueva ahorraría recursos, por lo que asumió el compromiso de contratar la maquinaria, vehículos y cualquier insumo necesario dentro del vertedero.

* Abajo encontrarás el video del reportaje: "Crisis en la basura: el pleito que provocará un caos ambiental"

A la entidad del Gobierno Central también se le otorgó la facultad de establecer un precio "justo" para los vehículos que depositen desechos en el lugar. En este momento los recolectores pagan una cuota de 60 quetzales por camión y los vehículos pequeños 30.

El convenio concluyó en 2018, pero se ha aplazado en dos oportunidades más. El último convenio se firmó en mayo de este año, pero después de las Elecciones Generales, al parecer ya no fue tan atractivo para la Municipalidad cumplir sus compromisos, dicen varios trabajadores de Amsa.

El problema es que en el lugar se deposita la basura que generan los habitantes de Villa Nueva, Amatitlán, Mixco, San Miguel Petapa, Santa Catarina Pinula, San Lucas Sacatepéquez y Milpas Altas. También dan permiso a otros municipios para llegar al lugar cuando no tienen a dónde ir. Más de 300 camiones ingresan a diario, pero si no hay maquinaria para acomodar los módulos o celdas de basura, no tienen a dónde ir.

El municipio de Villa Nueva es el que más deshechos deposita en el relleno sanitario de Villa Nueva. (Foto: Captura de pantalla)
El municipio de Villa Nueva es el que más deshechos deposita en el relleno sanitario de Villa Nueva. (Foto: Captura de pantalla)

Uno de los guajeros que trabajan en el lugar consideró que el problema del relleno no se trata solo del movimiento de la basura, "sí es el más grave, pero el permitir que ingresen camiones de tantos lugares pone en riesgo a los que trabajamos aquí, pues hemos encontrado hasta restos humanos, hace poco fue un bebé y nadie hizo nada, no se llamó a la policía, ni al Ministerio Público, al bebé lo tiraron como basura y se quedó como basura, es triste verdad".

Guajeros que trabajan en el vertedero de Barberena encontraron los restos de un bebé que fue lanzado a la basura. (Foto: Soy502)
Guajeros que trabajan en el vertedero de Barberena encontraron los restos de un bebé que fue lanzado a la basura. (Foto: Soy502)

No había maquinaria

Otro problema que enfrentan es el ingreso. Los personeros de Amsa establecen el área donde los recolectores deben depositar la basura, pero muchas veces el camino no es el más apropiado, lo que ha provocado daños considerables a los vehículos. "A ellos no les importa si se nos arruina el camión, si nos oponemos nos dicen que nos vayamos, eso no es justo", se quejó Carrera.

"Dicen que la maquinaria no cumple y que por eso no nos dejan entrar, lo mismo pasó para el 15 de septiembre... Amsa le echa la culpa a la Muni, en la Muni nos mandan para Amsa... siempre es lo mismo, el problema no es sólo para nosotros. Amsa y la Municipalidad de Villa Nueva van a ser los responsables de lo que vaya a pasar de aquí para adelante", manifestó el presidente de la Asociación de Recolectores.

Omar Orellana, subdirector Ejecutivo de Amsa, explicó que el último problema se suscitó debido a que la Municipalidad de Villa Nueva cambió el contrato de maquinaria lo que provocó un atraso de dos días que generó la acumulación de basura. Además, la nueva empresa que prestará el servicio está conociendo el terreno y el proceso. "Los señores no entienden esta situación y decidieron hacer una huelga, pero en ningún momento el vertedero está colapsado... es un problema de mala comunicación", minimizó.

Para darle un manejo adecuado a la basura del vertedero de Barberena se requiere, por lo menos, seis máquinas, pero sólo se cuenta con una excavadora y un camión. (Foto: Wilder López/Soy502)
Para darle un manejo adecuado a la basura del vertedero de Barberena se requiere, por lo menos, seis máquinas, pero sólo se cuenta con una excavadora y un camión. (Foto: Wilder López/Soy502)

El funcionario reconoció que las lluvias dañaron los terrenos del lugar, pero "no ha sido culpa de Amsa... que sólo tiene el convenio para el manejo, nosotros nos encargamos del manejo técnico y la Municipalidad es la la responsable de la maquinaria". Para que funcione bien se requiere de dos excavadoras, una máquina para compactar y cuatro camiones "mínimo" para mover los desechos, pero sólo está funcionando una excavadora y un camión.

Los recolectores contaron que el problema entre la Municipalidad y la empresa que prestaba el servicio se suscitó debido a la falta de pago. "Les debían como cuatro meses y la empresa decidió irse", dijeron.

Sin embargo, Edwin Escobar, alcalde de Villa Nueva, aseguró que el contrato se terminó, por lo que se debió hacer una nueva licitación para la contratación del servicio. Pero, en Guatecompras no se localizó ningún evento para dicho propósito.

¿Y los recursos?

Escobar reconoció que la contratación de la maquinaria es responsabilidad de la Municipalidad, pero negó que estén habiendo retrasos. Además, consideró que el convenio es injusto debido a que Amsa es el que cobra por el servicio y se desconoce en qué invierte los recursos que recibe.

De acuerdo con el alcalde de Villa Nueva, en 2018 se recibieron 365 mil toneladas de basura y la Municipalidad invirtió 9.3 millones de quetzales, para este año se prevé un incremento de un 10% de toneladas de residuos y un gasto de casi 10 millones en la contratación de maquinaria y personal de supervisión.

Orellana aceptó que Amsa tiene bajo su responsabilidad el cobro a los vehículos que ingresan a depositar los desechos. Los camiones pagan 60 quetzales y los picops o carros pequeños, pagan 30. 

"Ese pago va para el manejo del vertedero, pero si hacemos cuentas no se llega a cubrir ni siquiera la mitad del presupuesto que se necesita para el manejo adecuado del vertedero. Técnicamente se necesita un promedio de 8 a 10 millones de quetzales al año para la maquinaria, pero actualmente nos ingresa un promedio de 300 mil quetzales al año... si fuera iniciativa privada estaría en quiebra", dijo el funcionario, pero no es Amsa el que paga la maquinaria.

* Mira aquí el video:

Además, trabajadores de la entidad que tiene a su cargo el manejo técnico, explicaron que los recursos que recaudan se van a sus fondos privativos, y, este año, no han ejecutado nada con esos recursos.

Los representantes de ambas instituciones trataron de culparse entre sí. Mientras tanto, el 27 de junio de 2017 la Municipalidad de Villa Nueva compró dos fincas ubicadas en el kilómetro 24.5 para la construcción de un nuevo relleno sanitario. Por ambas pagó 15 millones de quetzales a la empresa Benselar.

La Municipalidad de Villa Nueva compró dos fincas para la construcción de un nuevo relleno sanitario. (Foto: Captura de pantalla/Guatecompras)
La Municipalidad de Villa Nueva compró dos fincas para la construcción de un nuevo relleno sanitario. (Foto: Captura de pantalla/Guatecompras)

El proyecto está en suspenso. El alcalde de Villa Nueva aseguró que tiene toda la documentación para entregarla a las autoridades que asumirán el próximo 15 de enero. Sin embargo, "hasta el momento no han puesto un pie en la Muni, desconozco las razones, quisiéramos hacer un proceso de transición ordenado, pero no se ha podido", dijo.

Mientras las autoridades de Gobierno están entre un estira y encoge, los recolectores sólo piden una solución. "Somos unos héroes anónimos. Estamos levantados en horas de la madrugada sacando lo que ya no quiere la gente. Trabajamos bajo la lluvia, bajo el sol, no tenemos feriados, sacamos la basura hasta en Navidad ¿Será que ya pensaron qué pasaría si nosotros dejamos de pasar una semana? Solo queremos que nos dejen trabajar y que podamos hacerlo bien", subrayó Carrera.

  • NO DEJES DE LEER:

 

Comentar
cerrar