• Ciencia

Lago era un atractivo turístico, hoy está completamente seco

  • Por AFP
20 de marzo de 2019, 17:03
Los turistas llegaban a veranear a este lugar. Foto: AFP

Los turistas llegaban a veranear a este lugar. Foto: AFP

Huesos de caballos y vacas se esparcen por el lecho seco y polvoriento de la laguna Aculeo, por décadas una de las principales atracciones turísticas del centro de Chile y hoy desaparecida, víctima de la sequía por el cambio climático y el excesivo consumo de su agua.

Los vecinos del otrora gigantesco estanque, ubicado a 70 kilómetros al suroeste de Santiago, ven con tristeza el desierto actual.

Foto: AFP
Foto: AFP

"Hace 10 años que estamos en sequía y se nos fue la laguna. ¡Se nos fue el turismo, murió el camping, los negocios, todo!", afirma a la AFP Marcos Contreras, trabajador del camping Pintué, en cuyos predios varias lanchas envejecen bajo el intenso calor del verano austral tras ser abandonadas por sus dueños.

Y es que los veranos en la laguna Aculeo eran memorables. Los más de 10 mil habitantes de la zona esperaban con ansias las oleadas de turistas que llegaban cada año a vacacionar o practicar deportes náuticos.

Los visitantes colmaban los hoteles, campings y restaurantes apostados en las riveras de la laguna, que llegó a tener una extensión de casi 12 kilómetros cuadrados y unos seis metros de profundidad.

Imágenes del antes y después. Foto: AFP
Imágenes del antes y después. Foto: AFP

Ahora solo existe una extensa y polvorienta planicie en la que se aprecian los restos de antiguos muelles de madera, algunos botes abandonados y arbustos completamente secos.

Menos lluvias

El nivel del agua comenzó a descender de forma paulatina en 2011, hasta que en mayo pasado la laguna se secó totalmente.

No hay una única explicación para determinar qué pasó con el agua de Aculeo. Pero la drástica disminución de las lluvias, su principal fuente de alimento, ha sido determinante.

  • MIRA TAMBIÉN:

Si en la década de 1980 llovía un promedio de 350 mm anuales en la zona central de Chile, en 2018 las precipitaciones se redujeron a la mitad, y se cree que en los próximos años la cantidad de lluvia seguirá bajando producto de los efectos del cambio climático.

Cerca del 70% de la población chilena vive en zonas de sequía o donde la cantidad de lluvia ha disminuido. 

Factor humano

Parece increíble que aquí había una playa. Foto: AFP
Parece increíble que aquí había una playa. Foto: AFP

La agricultura propia de esta zona rural demanda mayor cantidad de agua para riego, lo cual llevó a una sobreexplotación de las aguas de la laguna. Algunos frutos se mantuvieron pese a la sequedad del ambiente, entre ellos plantíos de aguacate, que requiere gran cantidad de líquido para crecer.

Y, en paralelo, una urbanización descontrolada. El dinámico turismo que reinaba cuando el lago estaba vivo llevó a muchos a comprar terrenos para construir casas de veraneo o negocios, un crecimiento que careció de regulaciones y multiplicó la demanda de agua hasta provocar escasez.

Comentar
cerrar