20/09/2020

  • Comunidad

Epidemiólogo: "20% de la población tendrá acceso a la vacuna"

  • Por Dina Fernández
13 de agosto de 2020, 06:08
La OMS recomienda que los trabajadores sanitarios y personas de riesgo (mayores de 65 años y con comorbilidades) tengan acceso a la vacuna contra el Covid-19, cuando ésta esté disponible. (Foto: agencias)

La OMS recomienda que los trabajadores sanitarios y personas de riesgo (mayores de 65 años y con comorbilidades) tengan acceso a la vacuna contra el Covid-19, cuando ésta esté disponible. (Foto: agencias)

Con la experiencia de haber formado parte del equipo que atendió el brote de ébola en África, el epidemiólogo francés Marc Rondy asesora al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) para la inmunización y vigilancia de Covid-19.

 

 

Soy502 habló con este especialista de la OPS/OMS sobre el manejo de la pandemia en Guatemala y las expectativas a futuro: 

1. ¿Por qué ha sido tan difícil incrementar las pruebas en Guatemala?

El epidemiólogo explicó que la prueba de referencia, la más precisa, es la de PCR. El problema es que para hacer estas pruebas se requiere de personal capacitado, así como insumos y maquinaria de laboratorio que escasean en el país.

Por esta razón, hace dos meses se introdujeron las pruebas de antígeno, que se realizan por hisopado nasal pero permiten resultados más rápidos, aunque menos precisos. Hacer estas pruebas requiere organizar una red para distribuirlas en todo el país, incluso en los municipios lejanos. 

2. En esta fase de la epidemia, ¿es suficiente hacer 5,000 pruebas diarias?

Según el asesor del MSPAS, la estrategia de pruebas en Guatemala cambió durante el brote. Al principio, se testeó a los casos confirmados y sus contactos porque había pocos y existía aún la capacidad de romper las cadenas de transmisión. Al incrementar el número de contagios y escasear las pruebas, se hizo necesario priorizar.

En lugares con transmisión comunitaria, las pruebas deben enfocarse en los casos graves, los trabajadores de salud y las personas que se encuentran en lugares cerrados, dijo Rondy. En lugares sin transmisión comunitaria, hay que hacer muchas pruebas, incluso a los casos leves y fortalecer el rastreo de contactos.

El epidemiólogo enfatizó que será clave dar seguimiento a las actualizaciones del tablero de Covid-19 y prestar atención a los municipios alejados, donde es más difícil hacer pruebas. “La ausencia de confirmación no quiere decir que no haya casos confirmados, podría simplemente decir que no hay pruebas”, aseguró.

3. ¿Qué necesita hacer el MSPAS a corto plazo para mitigar el avance de la pandemia en el país?

Como primer punto, indicó el experto de la OPS/OMS, es necesario incrementar la cantidad de pruebas en zonas sin evidencia de transmisión comunitaria, para romper las cadenas de transmisión lo antes posible. Además, seguir con una estrategia robusta de rastreo de contactos que involucre a las comunidades y las vincule con los servicios de salud. Según el francés, esta vigilancia ya se hace en muchas comunidades del país.

Por otro lado, mitigar los riesgos de casos graves y defunciones. Para ello hay que fortalecer la atención primaria de salud para darle seguimiento a los pacientes y referirlos a los hospitales si se agrava su condición, explicó el epidemiólogo.

4. ¿Cuál debería ser la estrategia de rastreo de la pandemia?

Rondy informó que el MSPAS contempla dos estrategias distintas: una a nivel urbano y otra para el área rural. La urbana se hará a través de call centers que se encargarán de llamar cada día a los pacientes para darles seguimiento. La rural contará con la participación de contactos comunitarios que van a visitar a los pacientes y sus contactos de forma diaria.

5. ¿Cómo va el desarrollo de una vacuna contra el Covid-19?

El especialista dijo que hasta el 31 de julio, hay 27 vacunas contra el Covid-19 en evaluación clínica, que ya se están probando en humanos y 139 en evaluación preclínica, que se están probando in vitro. Dentro de las 27 vacunas en evaluación clínica hay 6 que están en fase 3, la última fase de pruebas antes de que una vacuna pueda ser distribuida a la población.

Rondy explicó que usualmente el desarrollo de una nueva vacuna toma 10 años, por lo que el reto de crear una contra el Covid-19 en 12 a 18 meses, es decir para mayo de 2021, es enorme.

El francés considera que gracias a una colaboración científica sin precedentes, la vacuna se conseguirá en ese tiempo, pero aclara que la vacuna inicial no será la definitiva. “Pienso que vamos a tener varias versiones de vacunas usando varias tecnologías”, especificó. La vacuna preliminar “nos va a dar parte de la respuesta pero no va a ser la única respuesta para enfrentar el Covid, por lo menos al inicio”, enfatizó.

El epidemiólogo dice que la vacuna contra el Covid-19 que probablemente estará disponible en 2021 será la primera de varias generaciones de vacunas. (Foto: agencias)
El epidemiólogo dice que la vacuna contra el Covid-19 que probablemente estará disponible en 2021 será la primera de varias generaciones de vacunas. (Foto: agencias)

6. Cuando exista la vacuna, ¿cuál debería ser la estrategia de priorización de acceso en Guatemala?

La OMS y la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI, por sus siglas en inglés) están trabajando en un mecanismo que sea equitativo y solidario para que todo el mundo pueda tener acceso, afirmó Rondy. Como primer paso, los países tienen que expresar interés en acceder a las vacunas, algo que Guatemala ya hizo.

El epidemiólogo comentó que se calcula que cada país tendrá acceso inicial al equivalente del 20% de su población. Según recomendaciones de la OMS, los primeros que tendrán acceso son los trabajadores de salud, pues son ellos quienes garantizan la continuidad de los servicios de salud esenciales. Luego, vendrán los grupos que permitirán reducir la morbilidad grave de Covid y la mortalidad en grupos de alto riesgo: los mayores de 65 años y con afecciones de salud subyacentes, comorbilidades tipo hipertensión, diabetes, etc.

7. De aquí a seis meses, ¿cuáles podrían ser los indicadores de un manejo adecuado o exitoso de la pandemia? 

Para el especialista francés, habrá que poner atención en la cantidad de pruebas por cien mil habitantes, y esta métrica asociarla a un descenso en la proporción de casos positivos. Asimismo, un rastreo eficaz de los contactos, monitorear el exceso de mortalidad por todas las causas, el acceso a las camas hospitalarias, la letalidad del Covid-19 en hospitales, es decir los casos que fallecen y la disponibilidad de equipo de protección personal para el personal sanitario.

El epidemiólogo fue muy enfático al indicar que será importante medir cuál es el impacto de la pandemia en otros programas de salud, especialmente los de vacunación. Recordó que él trabajó en la respuesta al ébola en África y ahí, la mortalidad asociada a un brote de sarampión posterior al ébola fue más letal que el ébola mismo, ello por la disrupción causada por el ébola en los servicios de salud. Por eso indicó, es importante “mantener ojos” en todos los programas “VIH, tuberculosis, dengue, malaria o zika”, para asegurarse de que ninguno se salga de control por la pandemia del nuevo coronavirus.  

Comentar
cerrar