11/08/2020

  • Economía

7 de cada 10 podrían caer en pobreza durante la pandemia

  • Por Dina Fernández
08 de junio de 2020, 18:06
La Conferencia Episcopal pide al Gobierno agilizar la entrega de los programas sociales a las personas más desprotegidas. (Foto: AFP)

La Conferencia Episcopal pide al Gobierno agilizar la entrega de los programas sociales a las personas más desprotegidas. (Foto: AFP)

Los analistas del Banco Mundial prevén que la pandemia de Covid-19 reducirá los ingresos de millones de personas en el mundo, sumiéndolas en la pobreza, indica el informe Perspectivas Económicas Mundiales, recién publicado por el organismo financiero.

La cantidad de personas que puedan perder sus medios de vida dependerá del manejo correcto o deficiente de la emergencia sanitaria y sus secuelas económicas. En Guatemala, que es considerado internacionalmente un país de ingreso medio, los expertos del Banco Mundial calculan que 49% de la población es pobre, pues vive con menos de 5.5 dólares al día.

En Guatemala

En el peor escenario, si Guatemala no adopta las medidas de mitigación adecuadas y se pierde el 60% de los empleos formales, la pobreza podría incrementarse hasta en 24 puntos porcentuales, sumiendo en la precariedad  a 73% de la población, es decir a siete de cada diez guatemaltecos. En el caso en que los efectos de la pandemia fueran menos severos y eliminaran el 30% de los empleos, la pobreza aumentaría en 12 puntos porcentuales, si el gobierno no logra maniobrar acertadamente.

Estimaciones del impacto de la pandemia de Covid-19 en la pobreza en Guatemala, a corto plazo.
Estimaciones del impacto de la pandemia de Covid-19 en la pobreza en Guatemala, a corto plazo.

Ahora bien, si se da el escenario más drámatico y se pierden 60% de los empleos formales, pero el gobierno sí logra responder con medidas de mitigación apropiadas, el Banco Mundial considera que la pobreza se incrementaría en 16 puntos porcentuales. Si los efectos de la pandemia son menos severos, y se pierde el  30% de los empleos y además se toman las decisiones correctas, la pobreza podría incrementarse de tres a seis puntos porcentuales, pasando de 49% a 52% o 55% de la población.

La pérdida de empleos formales por la crisis del Covid-19 aumentará la pobreza en Guatemala (Fuente: Banco Mundial)
La pérdida de empleos formales por la crisis del Covid-19 aumentará la pobreza en Guatemala (Fuente: Banco Mundial)

Mitigación deficiente

"Mucha gente la va a pasar muy mal", dijo el economista del Instituto de Investigaciones Económico Sociales de la Universidad Rafael Landívar, Erick Coyoy, al explicar que el 70% de los guatemaltecos tienen un empleo informal. Para apoyar a este importante sector de la población, el gobierno implementó el Bono Familia, que debería dotar a las familias vulnerables con mil quetzales al mes por tres meses. "El problema sería que el brote de Covid-19 dure más que eso. ¿Qué va a pasar con esas familias después, quién las va a apoyar?", cuestionó el investigador.

El economista agregó que los mecanismos diseñados para los trabajadores suspendidos del sector privado formal tampoco son los ideales. "El Fondo de Protección del Empleo le proporciona a cada trabajador 75 quetzales diarios, es decir menos que el salario mínimo, y estas personas por lo general ganan más que eso", comentó. A ello hay que añadir que no se ha publicado el reglamento para créditos a pequeños y medianos empresarios, a cargo del Crédito Hipotecario Nacional, con lo cual este sector también queda desprotegido.

Para Coyoy, la única luz de esperanza en el horizonte viene de los datos de desempleo de Estados Unidos, que en mayo mostraron un comportamiento mejor que el esperado. "Si Estados Unidos empieza a salir del bache este año, puede que en Centroamérica no nos vaya tan mal", acotó.

La supervivencia, en riesgo

Para la economista Vivian Guzmán más allá de un probable aumento de la pobreza, en un país como Guatemala, es la supervivencia misma la que está en riesgo para miles de personas. 

Esta investigadora destaca que la última medición específica de pobreza en el país data de la última Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, ENCOVI, que en 2014, señalaba que 59% de los guatemaltecos vivían en la pobreza. "Sabemos que desde entonces la mayoría de indicadores sociales mostraba ya un deterioro", enfatiza Guzmán, quien espera que golpe de la pandemia para Guatemala sea muy duro. "Ningún país se va a salvar de las secuelas del Covid-19, pero aquí tenemos otros detonantes como el hambre, la desnutrición crónica y la aguda. Esto viene a complicar un cuadro histórico que no hemos podido resolver", señala.

Dada la falta de mecanismos de protección social, la recuperación económica resulta muy incierta. "Incluso para el turismo el panorama es complejo, pues el sector no se va a reactivar hasta que el tema sanitario esté controlado", vaticina Guzmán. "Aquí tenemos dos crisis simultáneas: la de la salud y la de la economía. Es muy difícil calcular cuál va a ser la profundidad de la segunda mientras no se controle la primera", concluyó.

Apostar por el futuro

El representante del Banco Mundial en Guatemala, Marco Scuriatti, declaró que para mitigar el impacto de la pandemia, resulta crucial fortalecer el sistema de salud y proteger el sustento de las personas. El funcionario enfatizó asimismo la necesidad de hacer una apuesta lúcida por el futuro. "Esto significa sentar las bases para una recuperación económica que sea fuerte, pero que también sea incluyente y sostenible. Esto puede lograrse a través de invertir en salud, nutrición y educación; aumentar la productividad y la inclusión económica y laboral de poblaciones vulnerables; fortalecer la sostenibilidad fiscal y la resiliencia ante desastres; ayudar a cerrar la brecha digital global y aprovechar al máximo la actual revolución del desarrollo digital, y fomentar nuevas fuentes de crecimiento verde y azul, es decir, sostenible", concluyó.

Comentar
cerrar