09/08/2020

  • Mundo

La historia del emotivo abrazo entre un enfermero y su paciente

  • Con información de El Mundo
26 de julio de 2020, 10:07
Perdió más de 27 kilos y ya no pudo caminar. Pasó bajo sedación durante 55 días y 111 días después salió del hospital. (Foto: Sara Martínez Morales ).

Perdió más de 27 kilos y ya no pudo caminar. Pasó bajo sedación durante 55 días y 111 días después salió del hospital. (Foto: Sara Martínez Morales ).

Desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus alrededor del mundo, han surgido muchas emotivas historias entre el personal médico y sus pacientes.

Este es el caso de Juan Miguel, un hombre de 53 años que logró superar al coronavirus, luego de 111 días internado en el hospital.

Su hija, María Martínez, decidió compartir su historia, no para dar a conocer cómo su padre venció la enfermedad, sino para mostrar a la persona “que le ayudó a superarlo”. 

POR SI NO LO VISTE:

Juan Miguel, sin ningún padecimiento previo, se contagió de Covid-19 el 24 de marzo, uno de los meses que el virus atacó con más fuerza en España. En tan solo 10 días, el país declaró estado de alarma por los niveles altos de contagio.

"Marc pidió a mi padre que se pusiera en pie para despedirse de él y así fundirse en un sentido abrazo”. (Foto: Sara Martínez).
"Marc pidió a mi padre que se pusiera en pie para despedirse de él y así fundirse en un sentido abrazo”. (Foto: Sara Martínez).

María llevó rápidamente a su papá a urgencias y ese sería su último abrazo. Juan Miguel fue atendido en el hospital de Bellvitge, donde le confirmaron que tenía una “neumonía bilateral” por coronavirus. Al día siguiente, ingresó a la Unidad de Ciudados Intensivos (UCI) y cinco días después lo intubaron.

En el proceso, perdió más de 27 kilos de peso (más de 60 libras) y ya no pudo caminar. Sin embargo, logró su recuperación gracias al apoyo y esfuerzo del enfermero a cargo, Marc. Según su hija, él estuvo en todo momento con Juan Miguel, y más cuando tuvo que pasar durante 55 días bajo sedación.

LEE ESTO:

Este domingo, 26 de julio, luego de 111 días, el paciente deja el hospital para comenzar con su recuperación en casa. Debido a que estuvo mucho tiempo sin movimiento de sus extremidades, debe comenzar una terapia física intensiva. 

María compartió la historia de su padre y una fotografía donde se ve a Marc, su enfermero, abrazándolo luego de darle el alta, a pesar de las medidas de distanciamiento social que se piden.

"El abrazo que muestra la foto es entre mi padre y el enfermero Marc, que estuvo curándole y cuidándole, y al que queremos dar las gracias de todo corazón", expresó.

Comentar
cerrar