27/02/2021

  • Mundo

Sacerdote lleva perros a misa para que la gente los adopte

  • Por Soy502
11 de noviembre de 2019, 11:11
El sacerdote acude a las misas con varios perros y espera que sus feligreses se compadezcan de ellos y puedan adoptarlos. (Foto: Clarín)

El sacerdote acude a las misas con varios perros y espera que sus feligreses se compadezcan de ellos y puedan adoptarlos. (Foto: Clarín)

El padre João Paulo Araujo Gomes lleva todos los domingos a sus misas, en la Parroquia de Sant’Ana Gravatá, en Brasil, a todo perro abandonado que encuentra, con el fin de que los feligreses los adopten y les den un hogar.

Hasta que eso pasa, el propio sacerdote da refugio a los perros en la casa parroquial, los lleva al veterinario para cuidar de su salud, los alimenta y baña, y los domingos los presenta en misa.

El padre João está feliz de su tarea con los perros callejeros: "Siempre podrán entrar, dormir, comer, beber agua y encontrar refugio y protección, porque esta casa es de Dios y ellos son de Dios", dijo.

El sacerdote rescata a los perros de las calles y les ofrece una segunda oportunidad para ser felices. (Foto: Facebook Padre João Paulo)
El sacerdote rescata a los perros de las calles y les ofrece una segunda oportunidad para ser felices. (Foto: Facebook Padre João Paulo)

Gracias a esta acción, el número de canes abandonados en las calles de Gravatá, se redujo visiblemente, ya que docenas de ellos han encontrado hogares.

Los perros se encariñan con el sacerdote y juegan con él mientras oficia la misa. (Foto: Clarín)
Los perros se encariñan con el sacerdote y juegan con él mientras oficia la misa. (Foto: Clarín)

El padre lleva varios años rescatando perros callejeros y dándoles la posibilidad que encuentren un hogar y es muy querido en las redes sociales por su tarea.

Su labor ha contribuido a bajar la tasa de perros abandonados en su comunidad. (Foto: Clarín)
Su labor ha contribuido a bajar la tasa de perros abandonados en su comunidad. (Foto: Clarín)

"Hay algunos perritos que tienen problemas de salud graves. Por suerte los traigo a la parroquia y son adoptados. Actualmente tres de ellos se quedaron conmigo. Hoy son mis hijos", agregó el sacerdote.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

*Tomado de Clarín

Comentar
cerrar