18/09/2020

  • Economía

Brecha de género: ¿por qué las mujeres no estudian o trabajan?

  • Por Angélica Medinilla
23 de enero de 2020, 05:01
La principal respuesta de las guatemaltecas encuestadas fue que no trabajaron porque se encargan de los quehaceres del hogar (Foto: alfalife)

La principal respuesta de las guatemaltecas encuestadas fue que no trabajaron porque se encargan de los quehaceres del hogar (Foto: alfalife)

El censo revela la desigualdad que aún existe entre mujeres y hombres en Guatemala. Las encuestas realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) mostraron que muchas mujeres no estudian o trabajan por dedicarse a los quehaceres del hogar y cuidar a miembros de sus familias.

Cinco millones de mujeres respondieron que no trabajaron en la semana anterior al Censo de 2018. Esta cifra representa el 66% de las mujeres encuestadas, mientras que un 34% de hombres indicó no haber laborado.

Cuando les preguntaron las razones por las que no habían trabajado, la principal respuesta de las guatemaltecas encuestadas fue que se encargaron de los quehaceres del hogar.

En contraparte, la principal razón de los hombres por la que no trabajaron es que se dedicaron exclusivamente a sus estudios y la segunda respuesta más frecuente es que se dedican a otra actividad remunerada.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Educación

Por otro lado, no existe una gran brecha en la asistencia escolar de ambos géneros. De los encuestados por el Censo, 14.64% de las mujeres y un 15.31% de los hombres declaró que estaba asistiendo a la escuela.

Las guatemaltecas respondieron en un 37% que no estaban asistiendo a la escuela contra un 33% de los hombres.

En ambos géneros, las principales razones para no estudiar es la falta de dinero o que tienen que trabajar. Sin embargo, otras de las respuestas más frecuente de las mujeres son que se casaron o unieron y que deben encargarse de los quehaceres del hogar.

  • LEE ADEMÁS:

Brecha entre hombres y mujeres

Estuardo Díaz, de la organización Empresarios por la Educación, explica que en casi todos los indicadores de educación se puede ver una brecha de género entre hombres y mujeres.

"Hay una menor cantidad de niñas que terminan el ciclo escolar o que aprueban sus estudios. También hay diferencia en el tiempo de permanencia en la escuela, porque se casan o tienen hijos a temprana edad", indicó.

Díaz cree que esta desigualdad, que empieza desde niñas, luego se traslada a la etapa adulta cuando las mujeres reciben un salario menor a los hombres y existe un brecha salarial.

Además, la desigualdad afecta la economía familiar debido a que las mujeres se dedican a los quehaceres del hogar o cuidado de personas en lugar de buscar su superación educativa y profesional.

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar