25/06/2021

  • Ciencia

Un experto contesta a tus preguntas sobre el COVID-19

  • Por Dina Fernández
30 de marzo de 2020, 17:03

Los usuarios de Soy502 hicieron sus preguntas sobre la nueva neumonía, COVID19, y el doctor Edwin Asturias respondió.

El doctor Asturias es un médico guatemalteco, graduado de la USAC que actualmente se desempeña como profesor de Enfermedades Infecciosas y Epidemiología en la Universidad de Colorado, en Estados Unidos. 

Es fundador del Centro Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública y fue coordinador del Plan Pandemia para Guatemala en 2007.

Es un reconocido investigador de vacunas y enfermedades infecciosas, tarea que desarrolla con la Universidad de Colorado y la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Aquí las dudas resueltas:

1) Sobre los síntomas

  ¿Cuáles son los principales síntomas de COVID-19?

Solo una de cada tres personas que se infectan va a desarrollar síntomas. Los más comunes son fiebre, sensación de malestar y fatiga, tos y a veces congestión nasal. Hay características especiales, como pérdida del olfato y el gusto.

¿Cuándo aparecen los síntomas?

De tres a siete días después de la infección en la mayoría de pacientes, pero algunos pueden tardar un poco más, del día 10 al 12.

¿Los síntomas aparecen todos juntos o poco a poco?

Entre los sintomáticos, de 80 a 90% va a tener fiebre, pero solo el 60% va a tener tos. Las combinaciones de síntomas van a depender de cada persona.

Si un día tuve fiebre pero al día siguiente amanecí mejor, ¿significa que NO tengo coronavirus?

No, no se puede descartar con esos síntomas básicos. Algunos van a tener fiebre un día y va a desaparecer. Otros tos, un par de días y va a desaparecer. El rango de síntomas es muy variable.

Si una persona está acatarrada con mucha secreción nasal, ¿se puede descartar?

No. Puede estar con congestión nasal y tener COVID-19.

¿Alguien infectado podría ser asintomático todo el tiempo?

Sí, hay personas que no tienen síntomas, otras que solo tienen síntomas subclínicos, por ejemplo una pequeña molestia. Eso hace que este virus sea muy contagioso, porque hay quienes lo acarrean sin saberlo.

2) Sobre el contagio 

 Si alguien sospecha estar contagiado, ¿qué debe hacer?

Aislarse en casa durante al menos 14 días para evitar ser foco de transmisión.

¿Cómo se puede diferenciar el coronavirus de una alergia, una gripe u otra afección respiratoria?

Las personas que padecen alergias suelen tener síntomas más constantes y los saben reconocer. Por ejemplo, si alguien tiene una alergia que se manifiesta con tos y congestión pero de pronto aparece con fiebre o con una tos persistente y opresión en el pecho, eso no es una alergia, eso es probablemente una infección viral, puede ser COVID-19.

Algo importante es que en Guatemala la estacionalidad de la influenza es de abril a julio, así que es posible que en esta epidemia vayamos a ver una combinación de COVID-19 e influenza. En el estado de Washington hemos visto que la posibilidad de coinfección, es decir infección simultánea de influenza y Covid-19, que va del 10 al 20%. Es posible tener los dos virus al mismo tiempo.

¿Cómo son las formas de contagio?

Un virus respiratorio se contagia por las partículas de la tos o los estornudos, esa es la forma más eficiente de contagio. Si le da la mano a una persona que tosió y lleva el virus en la mano, si toma la carretilla del supermercado o el agarrador del bus y alguien infectado los tocó antes, usted lleva el virus en la mano y lo puede llevar luego a su cara, a las mucosas de nariz, ojos o boca. Por eso es tan importante lavarse las manos y no tocarse la cara.

¿Cuánto tiempo vive el virus en el aire?

Alrededor de dos horas. Después empieza a caer al piso u otra superficie donde el aire estaba circulando. Cuánto pueda permanecer va a depender de la superficie donde caiga. En metal, vidrio, plástico, puede durar varios días.

Si estoy frente a alguien que tose o estornuda, ¿me puedo contagiar?

Sí, por eso es la importancia del distanciamiento social. Porque si estamos de dos a tres metros de esa persona, es más difícil que las partículas donde está el virus lleguen a nosotros. Pero si estamos cerca, es más probable acercarnos a esa nube de contagio.

Si estoy en cuarentena en casa sin contacto con contagiados, ¿puedo contraer el coronavirus?

No, a menos que alguien lo traiga a la casa. Eso va a depender de quién llega a la casa, y de nuevo, esa persona puede estar sin ningún síntoma y traer el coronavirus. Así que cuando hablamos de la cuarentena es importante entender que debemos estar lo más aislados posible, hacer reuniones pequeñas, porque entre menos personas veamos, menos probable es contagiarnos.

3) Prevención: ¿qué funciona mejor? 

¿Es eficaz taparse la boca con mascarilla para evitar contagios?

No necesariamente. El personal de salud sí es importante que las lleve, porque está en contacto con muchos pacientes. Para las personas comunes, lo más importante es que eviten salir a la calle, que se laven las manos y eviten tocarse la cara. El uso de mascarilla puede llevarnos a un comportamiento contrario: por llevar mascarilla podemos creer que estamos en menor riesgo y ya no nos lavamos tanto las manos o no tenemos el cuidado de no llevarlas a la cara o nos acercamos a las personas.

El presidente lo recomendó, ¿por qué?

Al presidente Giammattei sí le recomiendo usar la mascarilla. Él tiene una posición de liderazgo muy importante y una condición crónica que lo puede poner en riesgo. En las personas con riesgo alto, como los mayores de 60 años, diabéticos, hipertensos, etc, se justifica el uso de una mascarilla. Pero en China la gente usa mascarilla constantemente y a pesar de eso, vimos que la transmisión fue extremadamente alta. Eso evidencia que el uso de mascarilla no previene suficientemente el contagio.

¿Cómo puedo mejorar mi sistema inmunológico?

Una dieta sana y hacer ejercicio es lo más importante. Si uno come más sano y está activo, el sistema inmunológico puede combatir mejor cualquier infección. Coma bien fruta y muchos vegetales, eso su cuerpo siempre lo va a agradecer.

Si salgo a la calle, ¿qué debo hacer antes de entrar a casa?

Hay muchas personas que quieren quitarse la ropa y bañarse. Realmente es poca la cantidad de virus que se puede acarrear en la ropa. Las manos, de nuevo, son el principal conductor del virus. El lavado de manos es la clave. Si usted quiere cambiarse la ropa, bañarse, está bien. Pero es más importante qué actitud tuvo usted cuando estuvo fuera de la casa. ¿Siguió el distanciamiento social? ¿Hizo su lavado de manos frecuente? ¿Trató de no estar en contacto con personas sintomáticas? Eso es lo más importante para no llevar el virus a la casa.

¿Qué cuidados debo tener para ir al supermercado?

Minimizar las visitas a los lugares de compra, que sea una vez a la semana, que sea un listado completo y se haga de forma eficiente. Y evitar estar cerca de las otras personas.

¿Cuáles son las medidas más eficaces en la casa y la oficina para evitar el contagio?

La distancia social, estar a dos o tres metros de los demás. Lavarse las manos. Si alguien tiene congestión nasal o síntomas respiratorios no debe ni asomarse al trabajo. Obviamente que se limpien y desinfecten las área de contagio: agarradores de puerta, instrumentos de trabajo, teléfonos, etc.

Si necesito ir a un centro de salud/doctor/hospital, ¿es seguro ir o mejor aplazar la cita?

Si no tiene una visita de urgencia, trate de evitarlo. En Colorado estamos trabajando para hacer autoservicio de vacunas. Usted llega, le ponen la vacuna al niño y se va. Hay que probar también con telemedicina: es mejor que su médico lo atienda por teléfono.

¿Se puede beber alcohol o fumar durante la pandemia?

Fumar definitivamente no. Sabemos que las personas que fuman tienen un alto riesgo de que el coronavirus sea mucho más serio para ellos. De igual manera, si usted es alcohólico, también está en riesgo de una infección más seria. Los médicos preferimos que las personas no beban alcohol con frecuencia, pero si es parte de su rutina tomar una cerveza o una copa de vino, una o dos onzas de algún licor más fuerte, no hay una contraindicación.

4) Alguien cercano o yo es positivo: ¿Qué hago?

 Si me toca cuidar a alguien en casa, ¿qué es lo principal que debo hacer?

Que la persona que va a cuidar al enfermo evite el contagio. Los primeros datos del Centro de Control de Enfermedades en el estado de Washington revelan que si uno es cuidadoso en casa con un enfermo, el riesgo de contagio es del 10 al 20%. Eso significa que hay que lavarse las manos, tener a la persona aislada en una habitación, usar mascarilla cuando uno entra a atenderla, mantener los cubiertos, platos y vasos del enfermo aparte, así como lavarlos por separado. Podemos, con medidas serias, evitar el contagio.

¿Qué remedios caseros son buenos para las personas que se han infectado?

La hidratación es vital, tomar abundante líquido: agua, tés, atoles. Hay que mantener a la persona bien hidratada.

De los medicamentos de los que se ha hablado, ¿cuáles son los más efectivos?

Todavía no hay un medicamento específico para combatir el virus. Hay algunos medicamentos que han salido, como la hidroxicloroquina, azitromicina y algunos anti virales para el tratamiento de otros virus, como el sida. Lo que sabemos por ahora es que en experimentos iniciales, algunos de estos medicamentos inhiben que el virus se multiplique. Hay un pequeño estudio en Francia, mostrando que el uso de cloroquina azitromicina probablemente tiene una ventaja en los pacientes que necesitaron oxígeno y fueron hospitalizados por neumonía. Mejoraron más rápidamente, pero todavía estamos esperando datos más serios. Estamos viendo en Estados Unidos y Latinoamérica, casos de personas que sin prescripción médica han tomado hidroxicloroquina. Este medicamento tiene muchas complicaciones: puede provocar náusea, vómitos, dolores de cabeza y sobre todo, una arritmia en el corazón, así como problemas hepáticos y renales. Es muy peligroso, en Estados Unidos se han reportado muertes de personas auto medicadas con hidroxicloroquina.

¿Y qué analgésico se puede tomar? ¿Está contraindicado el ibuprofeno?

Mucha de la preocupación con el ibuprofeno o el diclofenaco, que son de la misma familia, viene de dos cosas importantes: son más potentes que el acetaminofén para combatir la fiebre pero a veces pueden inhibir un poco el sistema de defensa o afectar un poco los riñones. Para evitar esos problemas es que preferimos el acetaminofén o el paracetamol. Obviamente, si usted tiene otra afección como una artritis reumatoide y usa ibuprofeno o naproxeno, nuestra recomendación es que no deje de tomar estos medicamentos que son importantes para su salud.

¿En qué momento hay que ir a un hospital?

No vaya si tiene un poco de fiebre, tos o congestión nasal. Hay que ir a la emergencia si le está costando respirar o siente opresión en el pecho, porque ahí podría ser que haya una neumonía. Tenemos que estar atentos con nuestros abuelitos y gente mayor, porque ellos pueden entrar en estas dificultades respiratorias muy rápidamente.

¿Por qué las personas mayores o con otras afecciones son de alto riesgo?

Por la debilidad de su sistema inmune. Cuando pasamos de 60 años, nuestro sistema de defensa comienza a bajar, por eso sufrimos más de cáncer, por eso una neumonía o una influenza pueden ser más serias. Igual pasa con las personas que padecen diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares: su sistema de defensa no puede enfrentar al virus de la misma manera y hay mayor riesgo de complicaciones.

¿Y los jóvenes son inmunes?

No. Los datos que tenemos ahora de Nueva York o del Estado de Washington es que alrededor del 40% de las hospitalizaciones que estamos teniendo son de personas menores de 50 años. El 20% de las muertes están ocurriendo en personas menores de 50 años. Las personas menores de 60 años también pueden tener complicaciones serias.

¿En cuánto tiempo se cura una persona de COVID-19?

Eso depende de la seriedad de la infección. Los casos más serios pueden pasar hasta dos semanas en el hospital. Pero en el 80% de los casos, esto va a ser una enfermedad leve. Uno o dos días de fiebre, tres o cuatro días de tos y luego los síntomas van a aliviarse. Hay que recordar que uno es mucho más contagioso en la época de síntomas, si hay fiebre o tos, pero uno se queda contagioso una semana, o dos, después de que ha terminado la infección. Lo recomendable es tratar de mantenerse en casa aislado después de que terminó la infección.

¿Qué condiciones presentan las personas que se han recuperado de COVID-19?

No hay tanta información como quisiéramos, pero por experiencia con el primo de este virus, el SARS, en 2003, sabemos que algunas personas que tuvieron una infección seria tuvieron problemas de riñón después. En fumadores o personas que tenían un problema pulmonar previo, puede que el virus los deje con una capacidad pulmonar más limitada por unos meses. Inclusive hay reportes recientes de que los trabajadores de salud puedan presentar problemas de salud mental, por estar expuestos al estrés enorme de esta pandemia.

Una vez curados, ¿hay posibilidad de recaída?

Por ahora, lo que sabemos de otros virus parecidos es que al recuperarse, se pueden desarrollar defensas y no recaer en un año o dos. En los casos en que se señala que la persona volvió a tomar el virus, lo más probable es que tengan otro virus, no COVID-19.

5) Dudas generales sobre la pandemia

 ¿En cuánto tiempo se estima que podría pasar este brote?

No sabemos con certeza pero el comportamiento de este virus es como si la influenza hubiera aparecido por primera vez. Lo que sabemos es que en la mayoría de infecciones o virus como estos,  necesitamos que se infecte alrededor del 60% de la población para que exista la inmunidad o la protección comunitaria: suficientes individuos que ya sufrieron la enfermedad para que el virus no se pueda transmitir tan fácilmente de una persona a otra. Esto va a tardar en ocurrir de seis a 12 meses. Es probable que veamos infecciones menos frecuentes conforme pase el tiempo y por eso lo que estamos tratando de hacer es evitar esa escalada rápida de casos que hemos visto en Italia o España, que han causado tanta muerte en población susceptible.

¿Qué son los rebrotes de la enfermedad y cuándo se esperan?

Cuando las personas se vuelven a reconcentrar. Eso lo vimos en la pandemia de influenza de 2009. Apareció en abril, tuvo un pico importante en abril, mayo y junio, y después desapareció porque en México y Estados Unidos las escuelas salieron de vacaciones. Cuando regresaron en septiembre, vimos una segunda onda de la enfermedad. Después de haber mantenido a la gente controlada por seis a ocho semanas, la liberación de ese tráfico y la congregación nos va a llevar a una segunda onda, pero esperamos que no sea tan grande y no desborde al sistema de salud

¿Es necesario hacer pruebas masivas?

Las pruebas son muy importantes. La cuarentena debe acompañarse de una investigación muy activa de los casos: identificar a las personas contagiadas y controlar a sus contactos. Eso es lo que permite además que los países puedan seguir adelante, que sigan operando industrias y trabajadores, pero evitar que las personas infectadas sigan contagiando a los demás.

¿Son suficientes las pruebas que se han hecho en Guatemala?

Definitivamente no, incluso en Estados Unidos estamos sufriendo de pocas pruebas, pero Guatemala necesita probablemente de diez veces las pruebas que tenemos en este momento. Sé que hay limitaciones importantes pero tenemos laboratorios moleculares que podrían echar la mano. El Ministerio de Salud necesita que otras instituciones activen sus laboratorios moleculares para hacer más pruebas. Aquí en los Estados Unidos los hospitales estamos apoyando al Departamento de Salud.

¿Hay laboratorios que puedan hacerlo, aparte del Laboratorio Nacional, el IGSS y la USAC?

Por supuesto que sí, la Universidad del Valle cuenta con una sede del CDC, tiene una experiencia enorme en pruebas moleculares. La Mariano Gálvez tiene un laboratorio primordial para medicina molecular de patógenos. Yo creo que vamos a necesitar a cada uno de ellos en este proceso, no hay institución que se dé abasto por sí misma en esta epidemia.

¿Qué capacidad tiene el país para tratar enfermos en cuidados intensivos?

Sabemos que el sistema público tiene 10,200 camas, que no son suficientes. Según mis cálculos, vamos a necesitar alrededor de 50 mil camas si la epidemia continúa al paso que va. Obviamente para eso el presidente está poniendo el hospital del Parque de la Industria y los otros centros que habrá en el resto del país. Los hospitales privados son muy pequeños y no van a tener la capacidad de atender. Sus intensivos son pequeños.

Esto nos va a hacer reflexionar mucho sobre el sistema de salud que debemos tener, porque no podemos depender de un sistema tan desnutrido para atender una epidemia de esta dimensión.

¿Y cuántos ventiladores hay?

No lo sé pero seguramente son insuficientes. Sé que hay iniciativas de jóvenes, ingenieros y bio ingenieros trabajando en la posibilidad de crear ventiladores nuevos y eso puede ayudar. Es probable que Estados Unidos y China puedan apoyar en la provisión de pero necesitamos que estos datos salgan del Ministerio de Salud para que sepamos cómo ayudarlos.

¿El sistema privado con cuántos ventiladores cuenta?

Los principales hospitales privados tendrán de 10 a 20 ventiladores cada uno; los más pequeños tienen una cantidad más reducida. Se cuenta con las máquinas de anestesia que a veces pueden transformarse en ventiladores para personas que no tienen una infección tan seria, pero de nuevo, el sistema privado dudo que cuente con los ventiladores suficientes.

¿Y cuántos ventiladores necesitaríamos?

Si logramos aplanar la curva y logramos que en lugar de 50 mil camas necesitemos 20 mil, y sabemos que uno de cada tres hospitalizados va a estar en cuidado crítico, eso nos habla del número de ventiladores que necesitamos: de 5 mil a 10 mil ventiladores.

Comentar
cerrar