29/11/2021

Las Escobas: cascadas y bosque tropical en el corazón de Izabal

  • Por Fredy Hernández
26 de noviembre de 2021, 05:00

El bosque tropical de Las Escobas, ubicado en el corazón de Izabal, es el lugar idóneo para los turistas que buscan aventura en el Caribe Verde de Guatemala.

OTRAS NOTICIAS: Conoce la Abeja Gigante y el primer Museo de la Miel de Guatemala

Los senderos del bosque tropical Las Escobas, ubicado en Puerto Barrios, sorprende a los visitantes por su biodiversidad y su clima que contrasta con el intenso calor que se percibe en centro del municipio.

Alida Mejía, administradora de los destinos turísticos de Fundaeco, explica que este el parque de Las Escobas es uno de los mayores atractivos para los visitantes, especialmente con la llegada nuevamente de cruceros.

“Este destino ubicado en el Cerro San Gil se empezó a utilizar para educación ambiental, para investigaciones biológicas y ahora se está trabajando con visitantes nacionales y extranjeros”, explica Mejía.

Los senderos de Las Escobas

El lugar cuenta con espacios para recorridos a pie, investigación biológica, observación de aves o para simplemente alejarse de la cotidianidad y sumergirse a un día rodeado de la naturaleza y disfrutar de un chapuzón en sus pozas que son abastecidas por dos cascadas.

Para los amantes del senderismo es un lugar ideal pues su circuito tiene una longitud de 1,400 metros.

El recorrido por su sendero es fresco debido a la gran cantidad de árboles que rodean el parque. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
El recorrido por su sendero es fresco debido a la gran cantidad de árboles que rodean el parque. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

La administradora resalta que el proyecto ha servido para involucrar a la comunidad, ya que varias mujeres de la zona son las que se encargan de la preparación de la comida de los visitantes, mientras que varios jóvenes se han capacitado para ser guías con lo que los turistas tienen una mejor experiencia en la apreciación de la biodiversidad del parque.

Cerro San Gil y el medio ambiente

Alida Mejía resalta que además de brindar estos servicios, el parque también se caracteriza por impulsar la reforestación, investigación y apoyo a la comunidad con un proyecto social de apoyo a las mujeres de la zona.

Además, por encontrarse en una zona clave, el Cerro San Gil y Las Escobas se convierte en un refugio para las aves migratorias.

“Esta área es el corredor donde las aves migratorias tienen el paso hacia América del Sur y América del Norte. Entonces tenemos un trabajo que se viene haciendo anualmente que es de noviembre a marzo que es el bandeo y conteo de aves, pero para el aviturista puede venir cualquier fecha del año porque siempre encontrará aves que contemplar”, destaca Mejía.

Un búho de cejas largas observa desde las alturas a los visitantes que recorren los senderos. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Un búho de cejas largas observa desde las alturas a los visitantes que recorren los senderos. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Para ello, el parque cuenta con espacios especiales, así como guías que conocen los mejores puntos para hacer el avistamiento de aves. Se recomienda hacerlo en las primeras horas de la mañana cuando salen en busca de alimentos.

Fotografía de aves

Asimismo, el parque cuenta con un espacio para macrofotografía, donde se coloca miel para que las aves sean atraídas y los fotógrafos puedan aprovechar para captarlas.

“En la zona se pueden observar más de 450 especies de aves, entre las que más se pueden observar están la oropéndola, urraca, tucán, colibrí, búho, entre otras”, resalta Mejía.

La reserva protegida del Cerro San Gil cuenta con más de 47 mil hectáreas que protege principalmente fuentes de agua.

(Foto: Fredy Hernández/Soy502)
El sitio cuenta con un serpentario y que permite tomar fotos cercanas de estas especies. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

El costo de la entrada es de Q15 para adultos y Q10 niños nacionales, mientras que el ingreso para extranjeros es de 14 dólares para adultos y 7 dólares para niños.

“La diferencia radica en que queremos que el visitante nacional aprecie la naturaleza y educarlos para que ellos reconozcan la importancia de la conservación. Podemos disfrutar de la naturaleza, siempre y cuando la cuidemos” puntualiza.

Conservación

Para mantener la protección de la zona, autoridades de Guatemala y Honduras presentaron los documentos con los que buscan la creación legal del Corredor Biológico Sostenible Cuyamel-Omoa-Punta de Manabique.

El corredor biológico es una herramienta de conservación que se caracteriza por conectar áreas de interés enfocadas en sistemas de dispersión o migración de especies y procesos biológicos esenciales.

El Corredor Biológico está ubicado entre dos áreas protegidas legalmente declaradas y sitios Ramsar, que son el Refugio de Vida Silvestre Punta de Manabique en Guatemala y el Refugio de Vida Silvestre Cuyamel y Parque Nacional Omoa, en Honduras.

Ambos son de interés a nivel internacional. Esta es una iniciativa de conservación liderada en Guatemala, por la Secretaría Ejecutiva del CONAP a través de la Unidad Técnica Punta de Manabique, la Dirección Regional Nororiente y la Organización Cuerpos de Conservación de Omoa en Honduras.

Autoridades diplomáticas de ambas naciones deberán conocerlo y emitir su opinión para que pueda tener validez legal. 

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar