Principales Indicadores Económicos

¿Por qué suenan 21 cañonazos al rendir subordinación al Presidente?

  • Por Jessica Gramajo
15 de enero de 2024, 11:50
El Ejército lanzó 21 cañonazos como saludo al presidente Bernardo Arévalo y la vicepresidenta Karin Herrera. (Foto: Soy502)

El Ejército lanzó 21 cañonazos como saludo al presidente Bernardo Arévalo y la vicepresidenta Karin Herrera. (Foto: Soy502)

El Ejército de Guatemala reconoció este lunes 15 de enero a Bernardo Arévalo como su Comandante en Jefe.

OTRAS NOTICIAS: Bernardo Arévalo asume como presidente de Guatemala

Con 21 cañonazos de salva, el Ejército de Guatemala dio un "saludo" al presidente Bernardo Arévalo y a la vicepresidenta Karin Herrera, tras asumir como Comandante en Jefe, pero ¿por qué lo hacen?

Se trata de un saludo protocolar con 21 salvas de artillería, que se origina en el Siglo XIV, cuando los cañones solo podían dispararse una vez.

En ese entonces, saludaban disparando siete cañones al mismo tiempo, dejando sin posibilidades de ataque a un segundo grupo, y estos solían responder desde el puerto con igual número de detonaciones.

Además, ante la inexistencia de medios seguros de comunicación y la falta de esta en la mar, se utilizaba el disparo de los cañones para mostrar una actitud amistosa cuando se acercaba un navío desconocido, principalmente en tiempos de guerra.

De esa manera, se podía establecer si el barco que se aproximaba era enemigo y de una vez se dejaba imposibilitado ante un posible ataque.

Avance tecnológico

Luego, con la inclusión de las baterías terrestres, la armería podía disparar ya no solo un cañón, sino que lanzaba tres tiros, por lo que el saludo pasó de siete a 21.

No obstante, en el plano militar, el tres y el siete son números "cabalísticos" y "sagrados".

Con el tiempo, el saludo de 21 cañonazos se comenzó a utilizar de manera internacional y a consideración de los usos y costumbres de cada país.

Las salvas también solían utilizarse en alta mar como saludo entre buques que se encontraban o cruzaban en alta mar, tras largas travesías, en donde solían compartir mercadería, alimentos y noticias.

Mientras esta tradición crecía, lanzar cañonazos comenzó a utilizarse para saludar a Jefes de Estado que arribaban a un puerto extranjero. Para ello se lanzaban entre 21 y 101 salvas.

También se utilizaba, pero con menor número de salvas, para saludar a flotas o barcos de guerra visitantes y para personalidades de menor jerarquía.

Ahora, el Ejército de Guatemala utiliza esta tradición como saludo al Presidente Constitucional al tomar posesión del mando como Comandante General.

Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar