• Seguridad

¿Has compartido un "nude" ajeno?, cometiste un delito

  • Por Soy502
La violación a la intimidad sexual puede repercutir en penas de dos a cuatro años de prisión. (Foto: Wilder López/Soy502)

La violación a la intimidad sexual puede repercutir en penas de dos a cuatro años de prisión. (Foto: Wilder López/Soy502)

Pedirle a alguien que envíe una fotografía sin ropa parece ser una práctica cada vez más común entre usuarios en las redes sociales, al grado que etiquetas como #SendNudes (envía desnudos) han logrado posicionarse en plataformas como Twitter. 

Sin embargo, el intercambio de fotografías o videos íntimos viene de la mano del riesgo de que alguien los comparta y terminen siendo parte de un sitio pornográfico, un página de Facebook o hasta de un DVD.

  • RECUERDA...

La filtración de imágenes de figuras públicas en situaciones sexuales se ha vuelto un tema recurrente en los titulares de los sitios de espectáculos. En Guatemala, en mayo de 2015, le ocurrió a una presentadora de la televisión nacional, quien calificó la experiencia como uno de los "momentos más difíciles de su vida".

La conductora también condenó el actuar de quienes divulgaron las imágenes por medio de las redes sociales con propósitos tan subjetivos como la suma de seguidores. Sin embargo, lo que no sabían quienes se encargaron de hacer públicas las fotografías de la afectada es que incurrieron en un delito.

Tras la reforma del Código Penal, por medio del Decreto 9-2009, el Artículo 190 de la normativa establece la violación a la intimidad sexual como un delito que puede significar penas de dos a cuatro años.

El abogado penalista Byron Carrillo explica que, una vez que se afecte la dignidad de una persona por medio de la divulgación de contenido privado, se cae en el delito referido.

  • TAMBIÉN...

Círculo cercano

"Como estaba enamorada no dudé en compartir todo tipo de fotografías con mi novio", dice una mujer, a quien se le llamara Patricia. Ella vivió una experiencia de estas.

Patricia comenta que cuando era veinteañera tuvo una pareja con la que experimentó el intercambio de fotografías íntimas. Sin embargo, cuando la relación acabó y ella pidió que se borrara el registro, él se opuso y amenazó con compartir el contenido en las redes sociales.

La pareja de Patricia aseguraba que las fotos le pertenecían, ella temía que fueran vistas por sus familiares y amigos, eso le generó problemas para dormir. Desconocía que la divulgación del material fuera un delito.

Dora López Siliézar, de la Fiscalía de Sección de la Mujer, indica que se trata de un delito poco denunciado. Según la experta, puede responder al desconocimiento del tipo penal o bien a la "vergüenza" de afirmar que se tomó ese tipo de fotografías o videos.

  • SOBRE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER...

López Siliézar detalla que de las cerca de 60 mil denuncias que ingresan cada año por violencia contra la mujer, el delito comprendido en el Artículo 190 constituye cerca del 0.05%. Entre 2016 y 2017, el MP recibió en todo el país 794 denuncias por violación a la intimidad sexual.

Tal como le ocurrió a Patricia, lo más frecuente en este tipo de denuncias es que una expareja busque la venganza a través de la publicación de contenido que, incluso, puede llegar a ser un montaje.

De esa cuenta, el 95% de los victimarios es conocido o pertenece al círculo cercano de los afectados, de acuerdo con la fiscal de sección adjunta.

Como ejemplos, López Siliézar recuerda el caso de una mujer, en el interior del país, que fue llevada por su pareja a un hotel donde grabó, sin consentimiento de ella, el acto sexual. La afectada descubrió lo que su compañero sentimental hizo cuando advirtió que ella aparecía en un disco de material pornográfico que se vendía en el mercado de la localidad. 

  • EL CASO DEL MESERO...

El 5% restante se trata de desconocidos que acceden al contenido íntimo de una persona por medio del robo de un dispositivo electrónico, o como ocurrió el pasado 21 de enero, cuando un mesero colocó un teléfono móvil en un baño de mujeres con la intención de grabar. 

¿Qué hacer?

La fiscal recuerda que el acceso a las redes sociales y a teléfonos inteligentes fomenta este tipo de prácticas, por lo que hace un llamado a evitar compartir este tipo de material. 

López Siliézar recomienda que si alguien compartió contenido íntimo de una persona, lo primero que hay que hacer es denunciarlo ante las autoridades, para que con apoyo de la Unidad de Delitos Informáticos de la Policía Nacional Civil se logre respaldarlo y así lograr justicia. 

Como en todo delito, la denuncia y eventual captura del quien incurre en violencia contra la intimidad sexual evitará que más personas se vean afectadas
Dora López Siliézar
, de la Fiscalía de sección de la Mujer.

27 de febrero de 2018, 05:02

Comentar
cerrar