19/01/2022

"Tres Kiebres" alertó a la Policía de la masacre de Ipala

  • Por Jessica Gramajo
29 de junio de 2021, 15:52
Seis personas fueron asesinadas en una finca ubicada en la aldea El Amatillo, del municipio de Ipala, en Chiquimula. (Foto: Morales Me Llega)

Seis personas fueron asesinadas en una finca ubicada en la aldea El Amatillo, del municipio de Ipala, en Chiquimula. (Foto: Morales Me Llega)

Seis personas fueron asesinadas dentro de una finca, entre ellos el propietario. Vecinos aseguran que se trata de una pleito de herencia. La Policía fue alertada por el alcalde de Ipala, Esduin Jerson Javier Javier, conocido como Tres Kiebres.

VER TAMBIÉN: Capturan a "La Flaca": la sicaria de 19 años y 10 asesinatos

Todo inició la mañana del viernes 25 de junio. Mientras algunos celebraban el Día del Maestro, don Reynaldo, como era conocido en su comunidad, fue a su finca para ordeñar a sus vacas, sin saber que él y cinco personas más, serían víctimas de varios asesinos.

Don Reynaldo se encontraba en un corral, mientras que su hijo, Gerson David Salazar Méndez, de 26 años, fue a otro, el cual esta ubicado a unos cinco minutos de distancia.

Se escucharon varios balazos, pero no era algo inusual. Según los trabajadores, a don David Reynaldo Salazar Escobar, de 58 años, le gustaba disparar al aire o practicaba tiro con botellas, así que los disparos no alertaron a nadie.

Sin embargo, cuando marcharon para ir a darle de comer a los animales no podían entender lo que sucedía, pensaron que se trataba de una pesadilla, pero no fue así. El patrón estaba muerto.

tres kiebres, alcalde de ipala, masacre chiquimula
David Reynaldo Salazar Escobar, de 58 años, fue asesinado cuando ordeñaba las vacas de su finca. (Foto: La Voz del Pueblo)

De inmediato corrió hacia el otro corral para avisarle al hijo de la víctima y cuando llegó su sorpresa fue aún más grande. También estaba fallecido. Buscó al resto de personas que ingresaron con don Reynaldo y todos habían sido asesinados.

El hecho ocurrió en una finca ubicada en la aldea Amatillo, del municipio de Ipala, en Chiquimula, tres de los asesinados eran familiares y los otros, trabajadores.

Llamada de alerta

Siendo las 6 de la mañana a la Policía Nacional Civil (PNC) recibió una llamada. Era el alcalde de Ipala, Esduin Jerson Javier Javier, más conocido como Tres Kiebres, quien informó sobre la masacre.

Los agentes tardaron casi una hora para llegar al lugar, en donde encontraron los cuerpos de don Reynaldo, y de dos trabajadores identificados como Fermín Cervantes Suchité, de 28 años; y Armando Cervantes Roque, de 32.

En el otro corral, ubicado aproximadamente a un kilómetro, localizaron los cuerpos del hijo de don Reynaldo y el de su hermano, Luis Danilo Salazar Escobar, de 56; así como el de una persona de 60 años, identificada solo como Santos.

tres kiebres, alcalde de ipala, masacre chiquimula

Después de una revisión exhaustiva, solamente localizaron ocho casquillo de calibre ignorado, así como una funda "posiblemente de arma de fuego", dice el parte policial.

¿Por qué llamó el alcalde?

La llamada de alerta a la PNC fue hecha por Tres Kiebres, acusado por la Fiscalía de Delitos contra la Narcoactividad de haber participado en el asesinato de tres personas y lo vinculan con la banda de sicariato y narcotráfico conocida como Los Ipala, pero hasta el momento la investigación no avanza.

Según Javier Javier, él realizó la llamada para alertar a la Policía, porque los trabajadores de la finca tenían miedo de hacerlo.

"Ellos me llamaron. Todos tienen miedo de llamar a la Policía en un caso de esos. Si yo que llamé que soy alcalde, ya andan diciendo como si fuera un delito", manifestó.

El alcalde de Ipala dijo desconocer qué ocurrió en el lugar. "A mi solo me avisó un muchacho que se llama Juan Berganza, que iba para su tomatal y me dijo: 'Alcalde hay una mala noticia, hay unos muertos aquí y procedí a llamar a la Policía", justificó.

tres kiebres, alcalde de ipala, masacre chiquimula
Al lugar acudieron agentes de la PNC e investigadores del MP. (Foto: Morales Me Llega)

Hipótesis

Hasta el momento el caso se encuentra en investigación. Sin embargo, familiares aseguran que don Reynaldo había sido víctima de amenazas de muerte. No precisaron de quiénes, pero dijeron que fue luego de visitar Petén por algunas semanas y que tenía pocos días de haber regresado.

Otros indicaron que al parecer se trata de un pleito generado por herencia, pero desconocen a ciencia cierta qué fue lo que sucedió.

Antes del ataque, vecinos observaron que a la finca llegaron varias motocicletas y varios vehículos, pero no le prestaron importancia.

"Ojalá que el MP pida las grabaciones de las cámaras, tanto de la entrada de Ipala, como de la entrada de Agua Blanca, para que puedan ver ellos qué carros salieron a esa hora", manifestó el alcalde Javier Javier.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar