*Causa ajena al COVID-19

  • Guate

Un paseo por las entrañas de la tierra

  • Por Fredy Hernández
26 de septiembre de 2018, 23:09

Dista a 20 kilómetros de la isla de Flores en la aldea La Cobanerita, en San Benito Petén. El camino es irregular, así que necesitarás un vehículo todo terreno para llegar.

Lleva zapatos adecuados para caminar en montaña, o de running por lo rocoso del terreno. El calzado de suela lisa te haría resbalar. ¿Estás listo para adentrarte? Aquí te describimos cómo es el caluroso y húmedo paseo por las cuevas del mismo nombre de la aldea La Cobanerita.

El recorrido

Comienza el viaje por las cuevas de la Pintura, llamada así por las pinturas rupestres que ahí se aprecian en rojo, amarillo y negro de hace miles de años. Por supuesto, las formaciones rocosas del complejo son monumentales.

Así luce la entrada a la cueva de la Pintura. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Así luce la entrada a la cueva de la Pintura. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Rubén Arias, uno de los guías de la comunidad, te llevará hacia un espacio cercano a la salida donde regularmente se observan tecolotes. Pero eso apenas es una probadita, pon atención a las historias que escucharás en la oscuridad, como la del rey maya que utilizaba este espacio como un santuario al que solo los elegidos podían ingresar.

Rubén Arias es guía y representante de la Comisión de Turismo de la aldea La Cobanerita. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Rubén Arias es guía y representante de la Comisión de Turismo de la aldea La Cobanerita. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

“La leyenda es un poco cruel. El rey elegía a las personas que podían ingresar a la cueva, pero si una mujer entraba, casi de inmediato era sacrificada”, cuenta Rubén  Arias, un guía certificado por el Inguat. En el interior hay vestigios de cerámica que utilizaban para sus ritos.

El recorrido en la cueva de la Pintura empieza con los vestigios en las paredes de la caverna y las formaciones milenarias del agua. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
El recorrido en la cueva de la Pintura empieza con los vestigios en las paredes de la caverna y las formaciones milenarias del agua. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Importante: no cargues muchas cosas en la espalda por la estrechez de las cuevas, en algunos tramos debes agacharte. El primer recorrido dura entre 20 y 30 minutos.

En algunos puntos debes esforzarte para pasar entre las conexiones de la cueva. (Foto: Inguat)
En algunos puntos debes esforzarte para pasar entre las conexiones de la cueva. (Foto: Inguat)

Segunda cueva, la del Tecolote. Una formación natural más pequeña, pero no menos atractiva. Los visitantes deberán ser sigilosos para observar lechuzas que huyen al escuchar la presencia de los visitantes.

En ocasiones regresan a un árbol cercano desde donde te observa detenidamente.

Podrás recorrer las cuevas del Mono y del Sapo, llega temprano así podrás realizar el recorrido antes de la hora del almuerzo.

La lechuza vigila a los visitantes desde la copa de uno de los árboles que rodean su cueva. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
La lechuza vigila a los visitantes desde la copa de uno de los árboles que rodean su cueva. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Para reservar

Indica a los encargados si almorzarás para que con tiempo de preparen los alimentos. Puedes elegir entre un menú de caldo de gallina criolla o pollo frito a Q50 con fresco natural o puedes comprar una gaseosa por Q5 más. Tienen un ranchito en el que cuentan con mesas y bancas para que puedas platicar sobre la expedición con tus acompañantes o los comunitarios.

Debes ver la manera en la que elaboran las tortillas, totalmente diferente a lo que conoces. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Debes ver la manera en la que elaboran las tortillas, totalmente diferente a lo que conoces. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

El equipo

Los comunitarios te proporcionan casco y una linterna por Q20. Lleva agua, dulces y algunas golosinas. Recuerda guardar los envoltorios y las botellas desechables para no ensuciar este refugio de diversas especies.

Aplícate repelente y viste pantalones de lona, por si resbalas eso te evitará raspones.

Se considera que estos vestigios han estado guardados por miles de años en el interior de la cueva. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Se considera que estos vestigios han estado guardados por miles de años en el interior de la cueva. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Nuevo producto

Mónica Samayoa, touroperadora de Tikal Adventures, dice que las Cuevas de la Cobanerita poco visitadas.

“Aún está bajo estudio, pero consideramos que en poco tiempo puede ser un buen sitio para la aventura. Con nuestra experiencia, consideramos que puede llegar a costar $75, que incluye el transporte desde Flores, entradas, guía, agua e hidratantes y el almuerzo en la comunidad”, explica Samayoa.

Rubén Arias, el guía, señala que las personas pueden llegar por su cuenta en grupos de preferencia de hasta 10 visitantes y pueden contactarse a los teléfonos 4643-5419 y al 3014-8459 para coordinas las visitas.  

Los fotógrafos se apasionan al tratar de conseguir las mejores fotografías de la lechuza. (Foto: Inguat)
Los fotógrafos se apasionan al tratar de conseguir las mejores fotografías de la lechuza. (Foto: Inguat)

Precios

Lo ideal es llegar en grupos de 5 a 20 personas. El precio de ingreso a las cuevas Nooch Naj Cultunich o de la Cobanerita es de Q15 para nacionales, y Q80 para extranjero. Te proporcionarán el equipo de seguridad el cual deberás rentar por Q20, además de pagar Q150 por el guía, para todo el grupo.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar