29/09/2020

  • Mundo

Peste negra: Síntomas, transmisión y tratamiento

  • Con información de El País y El Financiero
04 de julio de 2020, 10:07
Mongolia declaró cuarentena ante la confirmación de casos de peste negra (Imagen Ilustrativa: Freepik)

Mongolia declaró cuarentena ante la confirmación de casos de peste negra (Imagen Ilustrativa: Freepik)

La peste negra, conocida también como peste bubónica o muerte negra, puso en alerta a Mongolia, país en el cual se declaró cuarentena tras confirmar dos contagios y más de 500 personas que tuvieron un segundo contacto con dichos casos. Tras esta medida, los expertos dieron mayor información acerca de esta enfermedad y su tratamiento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como una zoonosis bacteriana que se encuentra en animales pequeños como las pulgas, y que se transmite al ser humano por la picadura, por contacto directo y, en muy pocos casos, por ingestión de materiales infecciosos.

Hay dos formas clínicas principales de peste: bubónica y neumónica. La peste bubónica, caracterizada por la tumefacción dolorosa de los ganglios linfáticos, denominados bubones, es la más frecuente.
OMS

El País y El Financiero compartieron información relevante de esta peste. Así te lo explicaremos:

  • Formas clínicas de una peste
  • Síntomas
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Prevención

Formas clínicas de una peste:

Según la OMS estas son las dos formas clínicas principales de contagio:

Bubónica: Se transmite a través de animales, en el caso específico de la peste negra es por picadura de pulgas. Se caracteriza por la inflamación dolorosa de los ganglios linfáticos y es la más frecuente. El peligro es que puede evolucionar y afectar los pulmones, causando gravedad.

Neumónica: Se transmite a través de la tos, esto aplica en la peste negra. Esta forma clínica es la más viral y el período de incubación es de 24 horas.

Síntomas 

Esto dice la Organización Mundial de la Salud sobre los principales síntomas, en cualquiera de las dos formas clínicas ya mencionadas, bubónica y neumónica:

  • Fiebre súbita
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores generalizados
  • Debilidad
  • Náuseas
  • Vómitos

En un artículo publicado en 2012, la National Geographic se refirió a la peste negra como la epidemia más mortífera de la historia.

Diagnóstico

Para confirmar un contagio de peste bubónica o neumónica, es necesario realizar pruebas de laboratorio con muestras de sangre, bubón -tumefacción de un ganglio linfático-, pus o secreción proveniente de la nariz, garganta o bronquios. La prueba más utilizada es un test rápido con tiras reactivas que, hoy en día, se utiliza en África y Sudamérica. 

Tratamiento

Si la peste es identificada a tiempo, el paciente puede ser medicado con antibióticos. La probabilidad de recuperación de la peste negra es alta si se atiende en las primeras 24 horas de su diagnóstico. Esto en cualquiera de los dos tipos: bubónica y neumónica.

Sin embargo, después de 18 a 24 horas de contagio, si no existe atención médica inmediata, puede ser mortal, afirma la OMS.

En ausencia de tratamiento, puede provocar la muerte en poco tiempo.
OMS

Prevención

Para evitar el contagio de la peste negra, la información por parte de las autoridades es vital. Deben advertir a la población tomar precauciones por picaduras de pulgas y manipulación de cadáveres de animales. Además, se debe evitar cualquier contacto con personas infectadas. 

ASÍ TE LO CONTAMOS:

Comentar
cerrar