04/10/2022

Ricardo Arjona cuenta que quiso ser músico desde ¿1855?

  • Por Fredy Hernández
18 de febrero de 2022, 12:55
El guatemalteco sorprendió con la historia de cómo surgió su pasión por la música. (Foto: Ricky López Bruni)

El guatemalteco sorprendió con la historia de cómo surgió su pasión por la música. (Foto: Ricky López Bruni)

A través de un documento que compartió en redes sociales, el artista relata cómo surgió su historia que según indica, empezó en 1855.

MÚSICA: Ricardo Arjona hizo vibrar a sus fans en A Coruña

Ricardo Arjona sorprendió a sus admiradores al compartir un documento que llama su biografía actualizada, donde hace un recorrido por la historia de su familia que comenzó con Juan Arjona en Cádiz, España a mediados de 1855.

Luego Juan Arjona murió a los 37 años, pero nació de nuevo como Ricardo Arjona Fassen en 1891, pero su madre Ana Figueroa falleció en las labores de parto. A principios de 1900 él y sus hermanos se trasladaron hacia Guatemala con precarias condiciones.

“Viví en Tecpán Guatemala, y puse una panadería. Aurora era mi esposa y con ella concebí varios hijos, uno de ellos Ricardo. Cuando Ricardo Arjona Moscoso cumplió 6 años, a mí me dio por morirme y no me quedó más que empacar mis cosas y buscarme un lugar en el cuerpo de mi hijo para perdurar unos años más”, explica el documento.

Ricardo Arjona Moscoso se trata del padre del artista nacional y que relata a través del escrito cómo llegó a un internado de maestro, cómo conoció a Mimi Morales, cómo se enamoraron y se casaron mientras daban clases en San Agustín Acasaguastlán, El Progreso.

El padre de Ricardo Arjona le transmitió el gusto por la música tras regalarle una guitarra.
El padre de Ricardo Arjona le transmitió el gusto por la música tras regalarle una guitarra.

“Aprendí a vivir con la ausencia de mi único hijo varón que se fuer a México buscando un sueño que nadie le entendió por ser tan grande. (…) Un tumor cerebral me hizo empezar a ver el mundo distinto, a entender menos las cosas y a valorar más los minutos y los afectos. A Ricardo le dejé mi guitarra, los primeros acordes, la grandeza de la lectura y las canciones con dolor. El día que me fui me aseguré de que estuviéramos todos juntos y de que hoy Ricardo supiera que le tocaba a él seguir mi historia”.

“Hoy soy el tercer hijo de Ricardo y Mimi (ahora habla el artista en la carta). Nací en un pueblo que se llama Jocotenango donde mi padre fue maestro por algunos años. No tuve una historia importante, nuca destaqué en la escuela, salvo por mis desórdenes de conducta y uno que otro gol en la liga escolar. A los 8 años mi padre me regaló una guitarra y me reencontré con Juan, mi bisabuelo español que quiso ser músico hasta que la tuberculosis le arrebató la vida”.

“Los colores de mis antepasados y de mi propia vida, tienden a complicar el abanico de lo que hoy quiero ver. Las cosas se me han puesto básicas y prefiero un buen atardecer a un auto deportivo. Básico, como Blanco y Negro de las cosas, fue grabar en el legendario estudio Abbey Road donde tantas obras maestras vieron la luz”.

“¿Afuera? No sé bien qué es lo que pasa. No sé bien que es lo que suena, pero sé perfectamente que me importa un carajo. Blanco y Negro es el mejor disco de mi vida y sin duda el mejor trabajo de los Arjona desde aquel 1855 cuando nací”, concluye el documento.

La publicación ha generado diversas reacciones en las redes sociales y sus admiradores han quedado sorpredidos con esta historia que dio a conocer el artista nacional.

 

 

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar