22/06/2021

  • Mundo

Segmento del cohete chino se desintegró sobre el océano Índico

  • Por AFP
09 de mayo de 2021, 08:05
Varios países mostraron su preocupación por la zona en la que podrían caer los fragmentos del cohete. (Foto: AFP)

Varios países mostraron su preocupación por la zona en la que podrían caer los fragmentos del cohete. (Foto: AFP)

Un gran segmento del cohete que regresó este domingo a la atmósfera se desintegró sobre el océano Índico, anunció la agencia espacial china, tras una serie de especulaciones sobre dónde caería el objeto de 18 toneladas.

EN CONTEXTO: En Chile temen que el cohete chino que se precipita a la Tierra cause destrozos

"Según la supervisión y el análisis, a las 10:24 (02:24 GMT) del 9 de mayo de 2021 la primera etapa del cohete portador Larga Marcha 5B ha vuelto a entrar en la atmósfera", informó la Oficina de Ingeniería Espacial china en un comunicado, proporcionando las coordenadas de un punto situado en el océano Índico, cerca de las Maldivas.

Precisó que la mayor parte de este segmento se desintegró y quedó destruido al entrar en la atmósfera.

Las autoridades chinas habían afirmado que la vuelta, fuera de control, del segmento del cohete Larga Marcha-5B, que puso en órbita el primer módulo de su estación espacial el 29 de abril, presentaba poco peligro.

Space-Track, basándose en datos militares estadounidenses, también confirmó la entrada del objeto en la atmósfera.

"Todos los que siguen el regreso de #LargaMarcha5B pueden relajarse. El cohete ha caído", tuiteó.

La caída del segmento corresponde a las previsiones de algunos expertosm que decían que había muchas probabilidades de que cayera al mar porque el planeta está formado por un 70% de agua.

Pero la vuelta descontrolada de un objeto de este tamaño generó preocupación sobre posibles daños y víctimas, a pesar de la escasa probabilidad.

El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, aseguró esta semana que su país no tenía ninguna intención de destruir el cohete. Perom insinuó que China no planificó con suficiente cuidado su lanzamiento.

Las autoridades espaciales estadounidenses y europeas seguían de cerca la situación e intentaban determinar cuándo y dónde podría caer.

Casos similares

En 2020, desechos de otro cohete Long March se estrellaron sobre aldeas de Costa de Marfil, provocando daños, pero sin dejar heridos. 

El laboratorio espacial Tiangong-1 se desintegró al reingresar a la atmósfera en 2018, dos años después de dejar de funcionar, aunque las autoridades chinas negaron haber perdido el control de la nave.

China ha invertido miles de millones de dólares en su programa espacial, desde hace varias décadas.

Comentar
cerrar