15/08/2022

Descubre los encantos de Totonicapán y Xela en fin de año

  • Por Fredy Hernández
17 de diciembre de 2021, 05:00

Estos departamentos en el occidente cuentan con sitios que disfrutarán los amantes del frío, la naturaleza y la aventura.

TURISMO: Las Escobas: cascadas y bosque tropical en el corazón de Izabal

Chajil Siwan

Este es un parque ecológico que se encuentra a pocos kilómetros de la cabecera departamental de Totonicapán en la ruta hacia Santa Cruz del Quiché.

“Es un bosque de tierra alta, de coníferas y encinos. Uno de sus objetivos es proteger el pinabete que es una especie endémica de la región y está catalogada como una especie en peligro de extinción”, explica Eli Ramírez, guía de turismo.

El lugar cuenta con dos senderos, uno largo y otro corto, por donde los visitantes pueden conocer sobre la flora y fauna que se puede apreciar en el lugar, principalmente el Guardabarrancos o Chajil Siwan en k’iche.

Además, es el hogar para el chipe rosado, el pavo de cacho, el trogón, colibríes, zorros entre otras especies.

También cuenta con puentes colgantes, canopy, columpios gigantes y juegos para los niños, así como un área de restaurante.

El parque cuenta con varias estaciones que puedes recorrer en su interior. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
El parque cuenta con varias estaciones que puedes recorrer en su interior. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

El costo de ingreso es Q10 para nacionales y Q15 para extranjeros. Debido a ser un bosque alto, el clima regularmente es frío por lo que es necesario que cuentes con un buen abrigo.

El horario de atención es de lunes a domingo de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde.

Riscos de Momostenango

Los Riscos de Momostenango está catalogada como un área protegida de formaciones de arenisca que por sus formas curiosas recibieron la categoría de Parque nacional en 1955.

El sitio se encuentra tan solo unos metros del centro de la plaza central de Momostenango y por sus formaciones atrae a los visitantes, principalmente durante los fines de semana, Semana Santa, Navidad y Fin de Año.

El área ocupa una superficie de 2.4 kilómetros cuadrados, incluyendo las formaciones de arenisca y los bosques circundantes.

Es administrado por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) por el Acuerdo Gubernativo 26-05-55.

Además de los riscos, puedes adentrarte al bosque que lo rodea. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Además de los riscos, puedes adentrarte al bosque que lo rodea. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

El sitio está abierto al público a cualquier hora, por lo que solo necesitas del deseo de conocer este peculiar espacio.


Misticismo

En San Andrés Xecul podrás admirar el frontispicio de la iglesia católica de la localidad, la cual es una de las más coloridas del país.

De acuerdo con Eli Ramírez, guía de turismo, en esta fachada existen rasgos de las creencias mayas como los personajes del Popol Vuh, representados con sutileza durante su construcción.

Algunas de las representaciones son una representación sutil del Juego de Pelota del Popol Vuh. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Algunas de las representaciones son una representación sutil del Juego de Pelota del Popol Vuh. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

La historia de la iglesia de San Andrés Xecul se remonta a mediados del siglo XVII; su diseño particular es uno de los mejores que tiene el país de Guatemala y una muestra de la cultura de sincretismo religioso que existe en el municipio.


Comida ancestral

En Quetzaltenango existe un restaurante en el que podrás conocer secretos de la comida ancestral de la región como el Quichom.

En el restaurante Rkil Wa, Rosario Álvarez te transportará hacia los tiempos ancestrales donde comparte recetas de comidas que son poco conocidas por los guatemaltecos.

Entre ellas el Quichom, una comida elaborada a base de chiles secos, principalmente el chile pasa, tomates, miltomates, cebolla y de preferencia carne de cerdo, aunque se puede utilizar pollo.

El Quichom se acompaña con arroz, tamalitos, por lo general es picante pero puede prepararse para las personas que no lo toleran. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
El Quichom se acompaña con arroz, tamalitos, por lo general es picante pero puede prepararse para las personas que no lo toleran. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

No solo se trata de comer, sino también de preparar el platillo que disfrutarás, por lo que la experiencia es completa.

El restaurante se encuentra dentro del Centro Intercultural de Quetzaltenango, pero si deseas uno de estos encuentros gastronómicos puedes seguirlo en Facebook para enterarte de sus actividades especiales.

Montañismo

Pero si te encanta el montañismo, puedes visitar el volcán y laguna Chicabal, ubicado en San Martín Sacatepéquez, a una hora de la cabecera departamental de Quetzaltenango.

Pero en esta época podrás tener una mejor panorámica. Puedes acceder de dos maneras: desde el estacionamiento principal hasta el cráter y mirador del volcán que toma cerca de dos horas caminando o con un “Torito”, un carro 4x4 para ascender en menos de 20 minutos.

La renta del Torito es de Q75 por vía para un grupo de hasta seis personas. 

Luego podrás descender por 500 gradas hasta la laguna, que es un centro ceremonial por lo que no puedes introducirte a la laguna.

El descenso parece fácil, pero debes ser cuidadoso en cada paso para llegar a la laguna. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
El descenso parece fácil, pero debes ser cuidadoso en cada paso para llegar a la laguna. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Desde el mirador podrás ver los volcanes Tacaná y Tajumulco por un lado, y el Santa María y Santiaguito desde otra posición.

 

 

El ingreso cuesta Q5 para niños; adultos, Q15; internacionales, Q50; y también puedes acampar pagando Q15 por persona.

Recuerda que al visitar todos estos destinos debes ser responsable, no dejar basura en los lugares que visitar, contratar un guía local y seguir todas las indicaciones para ser un visitante congruente con la naturaleza.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar