• Voces

¿Dónde queda Richistán? El país de jets, yates y caridad

  • Por Daniel Herbruger

Seguramente has escuchado de Afganistán y Pakistán pero probablemente nunca de Richistán.

A pesar que “istán” es una palabra en persa que significa tierra, Richistán no es una república localizada en algún territorio geográfico; es un grupo de personas que han alcanzado niveles de riqueza en tiempo y edades que la historia de la humanidad jamás ha visto gracias a la tecnología y a los mercados financieros.

Según Robert Frank, en su libro Richistán, es una república donde sus millones de residentes viven en todo el mundo. Compran zapatos a sus hijos de 5 años por $800, viajan en jet privados y yates que tienden a aumentar de valor debido a que la demanda por ellos es tan alta que hay quienes pagan más por uno usado porque no quieren esperar.

Ya no manejan BMW o Mercedes, porque esos carros han sido relegados para los mercados comunes y corrientes; manejan Bentley y Rolls Royce.

Aquí te comparto 5 lecciones para tu vida de este país que aún no ha sido reconocido por la Naciones Unidas pero si ha sido celebrado por todos los mercados que les proveen servicios y por las caridades que reciben sus donaciones.

1. La inflación también afecta a los ricos

Hay cuatro niveles de ciudadanos. Están los de clase baja que tienen menos de 30 millones, los de clase media que tienen más de 30 millones pero menos de 100 millones, los de clase alta que tienen más de 100 millones y los ultra altos que tienen más de mil millones de dólares.

Cabe mencionar que los del nivel más bajo tienden a ser ejecutivos de alto nivel pero empleados en el negocio de alguien más.

El nivel de gasto que tienen en productos de lujo ha hecho que estos tengan una inflación tres veces más alta que la que la persona promedio enfrenta.

¿De qué forma haz alterado tú tu propia inflación de gastos?

2. Planean a muy largo plazo

De acuerdo con el autor, estas personas ven que su visión del dinero es radicalmente alterada y se dan cuenta que es virtualmente imposible acabárselo antes de morir y por ello planean sus inversiones a 100 años plazo.

¿Qué legado quieres dejar en tu familia que dure 100 años?

3. El que menos tienen gasta más que el que más tiene

Los del nivel bajo se gastan casi todo su ingreso queriendo parecerse a los del nivel medio para arriba. ¡Tanto así que el 20% de los del nivel bajo se gastan el 100% de sus ingresos!

La forma en que ellos viven crea un deseo aspiraciones en la población general y si tu siempre te asocias con los que tienen más que tú, asegurarte que tengas los pies y tu fuerza de voluntad en la tierra. No trates de parecerte al que tiene más si no tienes lo que el tiene; te va a costar caro…

4. Aprenden del dinero

Debido a que muchos poseen riqueza nueva creada en un corto plazo, estos jóvenes millonarios enfrentan dramas familiares porque como tu y yo, nunca crecieron entendiendo su relación con el dinero. Para ello participan en retiros financieros con frecuencia.

¿Cuándo fue la última vez que leíste un libro de dinero o tomaste una conferencia?

5. La generosidad es cosa de estatus…

Si bien los políticos y el discurso popular vivifica a los ricos, la data dice que dan más de 30 mil millones de dólares al año.

Claro muchos aprovechan las ventajas impositivas de donar dinero pero resulta que en esta república aprenden a mostrar su estatus por qué tanto dinero pueden donar y qué tantos eventos caritativos pueden participar en.

¿Qué pasaría si fuera común dentro de tu círculo familiar y de amigos que el símbolo de estatus fuera qué tan generoso eres?

17 de abril de 2018, 20:04

Comentar
cerrar