05/07/2022

Esto pasó con el hombre que falleció tras recibir el corazón de un cerdo

  • Con información de El País.
06 de mayo de 2022, 15:07
(Foto: Oficial)

(Foto: Oficial)

El primer y el único hombre que vivió dos meses con un corazón de cerdo latiendo en su pecho murió por un citomegalovirus porcino, un virus animal que podría haber contribuido a su fallecimiento el 8 de marzo de 2022.

EN CONTEXTO: Muere el primer paciente que recibió un trasplante de corazón de cerdo

El estadounidense David Bennett, de 57 años, recibió el transplante de un corazón de cerdo (la primera persona en pasar por el procedimiento) sin imaginar que estaría infectado, aunque la operación fue un éxito, su salud comenzó a deteriorarse al mes y medio hasta que murió por causas desconocidas.

El cirujano a cargo de la operación, Bartley Griffith, reveló la detección del citomegalovirus en una charla organizada por la Sociedad Estadounidense de Trasplantes el 20 de abril.

“Estamos empezando a saber por qué falleció. Quizá [el virus] fue el factor o podría ser el factor que desencadenó todo”, explicó según la revista estadounidense MIT Technology Review.

Bennett recibió un corazón del animal a través de la empresa Revivicor, con sede en Blacksburg (Estados Unidos), estos estarían modificados genéticamente para facilitar la aceptación del órgano porcino por las defensas del cuerpo humano y permitir su encaje en el pecho de una persona.

(Foto: Oficial)
(Foto: Oficial)

“En estos experimentos siempre se había puesto el énfasis en evitar los retrovirus endógenos porcinos, que eran los que habían causado más miedo desde finales del siglo pasado. Que haya pasado desapercibida la presencia de este virus me parece muy sorprendente, sobre todo en unos animales que han sido criados en condiciones prácticamente de laboratorio”, dijo el nefrólogo Rafael Matesanz, fundador de la exitosa Organización Nacional de Trasplantes de España.

Que haya pasado desapercibida la presencia de este virus me parece muy sorprendente", dijo Rafael Matesanz, fundador de la Organización Nacional de Trasplantes

Según Rafael Matesanz David Bennett sufría una gravísima insuficiencia cardiaca pero no era necesario trasplantarle con urgencia un corazón de cerdo sin garantía.

“Este hombre no estaba en situación desesperada, no lo estaba de ninguna manera. Ese es el problema fundamental”, opinó Matesanz, un referente internacional en trasplantes de órganos.

“Se ha hecho un experimento con una persona que, por sus características, se podría haber beneficiado de un trasplante humano. Es una muerte muy lamentable y, probablemente, se podría haber evitado”, zanja.

El cirujano Bartley Griffith, del Centro Médico de la Universidad de Maryland (Estados Unidos), se defendió en la charla del 20 de abril.

“Para nosotros era un paciente, no un experimento. Todo lo que quería era vivir. De hecho, era un tipo muy divertido. De camino a recibir el trasplante del corazón de cerdo, me miró y me dijo: “¿Estás seguro de que no puedo recibir un corazón humano?”.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar