04/08/2021

Huehuetenango prohíbe ventas informales en las calles

  • Por Jessica Gramajo
14 de abril de 2020, 20:22
Vendedores informales serán reubicados para promover el distanciamiento social. (Foto: Huehue Leaks)

Vendedores informales serán reubicados para promover el distanciamiento social. (Foto: Huehue Leaks)

Los vendedores informales de Huehuetenango ya no podrán comercializar en las calles. La medida fue tomada por el alcalde de ese municipio, Gustavo Cano, quien aseguró que servirá para evitar el contagio y propagación del coronavirus.

Sin embargo, las autoridades municipales informaron que, de manera temporal, todos los vendedores informales serán ubicados en el estadio Kaibil Balam, donde se tomarán medidas de salubridad para todo el que desea comprar los productos.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Canos aseguró que la medida se toma con el único objeto de no dañar la economía de los vendedores y para proteger a la población del contagio del Covid-19, evitando la aglomeración de las personas.

La medida será tomada a partir del próximo jueves y durará tres meses, pero puede ser ampliado según el comportamiento de la pandemia en el país. El alcalde indicó que, para protección de los compradores se instalará un túnel de desinfección al ingreso del lugar. 

La medida no fue bien recibida por los vendedores, quienes desde el momento del anuncio manifestaron su rechazo, todo fue captado por La Noticia Digital 1301.

Armeni González, epidemióloga del Área de Salud de Huehuetenango trató de explicar a los vendedores el riesgo de contagio. Incluso, les informó que el departamento de Huehuetenango sólo cuenta con 20 respiradores y "se requieren más de mil, la situación se va a complicar, por la vida de sus hijos, por la vida de ustedes, deben entender".

"Si la pandemia se propaga, no vamos a poder atenderlos, entiendan por favor que sólo queremos proteger su salud", trataba de explicar González, pero los gritos de rechazo se lo impedían.

Pedro Cuyuch, representante del comercio informal trató de negociar con los vendedores. "Si no hacemos algo, nos van a poner toque de queda de 24 horas", amenazó. Mientras trataba de explicar que sólo existían dos posiciones: "Trabajar en el estadio o no trabajar".

"Esto no lo dijimos nosotros, esto no lo dijo el alcalde, eso no lo dijo nadie, es el Área de Salud, que está protegiendo la vida de todos nosotros... tienen la opción de vender en el estadio durante tres meses... no es desalojo, no les están quitando nada, es un traslado de tres meses. Si no quiere ir a vender allá, nadie los está obligando, pero no podrán salir a la calle", manifestó Cuyuch.

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar