CORONAVIRUS en Guatemala

  • Vida

Si haces esto, puedes acortar la vida de tu perro

  • Por Soy502
07 de enero de 2019, 17:01
Muchas de tus decisiones podrían estar haciendo mal a tu mascota. (Foto: AFP) 

Muchas de tus decisiones podrían estar haciendo mal a tu mascota. (Foto: AFP) 

Qué tipo de comida, qué cantidades, qué temperaturas pueden soportar o qué grado de ejercicio físico necesitan tus mascotas. 

Estos factores deben equilibrarse con nuestro ritmo de vida: el tiempo, las salidas de la familia, el espacio y hasta la configuración de tu vivienda. 

Aquí te dejamos unos datos a tomar en cuenta para que tu rutina no afecte la salud de tu perro: 

Dejar que coma demasiado: 

La obesidad es más frecuente en los perros, regularmente se produce por exceso de comida. También ocurre cuando das alimentos que no son buenos para tus mascotas, como las sobras. 

Estos alimentos resultan dañinos para el organismo de los animales y pueden provocar diabetes o cáncer. Por ello, es importante asegurarse que nuestra mascota tome la cantidad de concentrado adecuada y que no reciba por parte de sus dueños sobras u otros alimentos que no sean los adecuados. 

 

 

No proporcionarle el suficiente ejercicio físico: 

Un perro activo es un perro física y mentalmente sano, aunque es cierto que no todos los perros requieren la misma cantidad de ejercicio. El origen de cada raza de perro determina su carácter, musculatura y necesidades físicas. 

Por ejemplo, un perro cazador necesita ejercicio para perder grasa, dinamizar su musculatura y optimizar el sistema circulatorio; necesita correr y jugar. No hacer su actividad física podría llevarlo a enfermedades coronarias y acortar así su vida. 

Los perros más grandes suelen requerir más ejercicio físico. A los más pequeños les pasa lo contrario. Si abusamos del ejercicio en perros que no lo demandan, también se pone en peligro su organismo, esto puede provocarles un colapso. 

Los perros dan el 200% de sus posibilidades si su dueño se lo exige porque la prioridad para ellos no es su propio bienestar, sino permanecer a tu lado. 

Si pretendes dar largos paseos y arrastrar a tu perro (de raza pequeña y doméstica) probablemente te siga, pero su organismo puede resentirse y este desgaste puede provocarle problemas físicos. 

 

 

Olvidar su limpieza: 

Algunos pelajes son capaces de quitarse la suciedad al instante, ya que ellos saben cómo quitarse la suciedad al frotarse pero no es suficiente. 

La higiene en un perro es vital, bañarlo es muy necesario ya que los perros caminan al ras del sueño, lo olfatean todo, se rebozan sobre cualquier suelo y son un imán para los microbios, el polvo, barro y bacterias, entre otros agentes contaminantes.

Un perro con una higiene pobre no desarrollará más inmunidad de la que ya tiene, así que su vida puede verse limitada. Las infecciones de oídos, ojos o piel, pueden ser un grave problema para su calidad de vida. 

 

 

TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar