• Voces

¿Qué pasa cuando ELLA gana más...?

  • Por Daniel Herbruger
Cada vez hay más mujeres que tienen la capacidad de superar el ingreso de su pareja. (Foto: Servicios)

Cada vez hay más mujeres que tienen la capacidad de superar el ingreso de su pareja. (Foto: Servicios)

La respuesta es que todo es diferente porque esa no es la forma en que los roles de género tradicionales se han establecido en la sociedad. 

Si bien aún existe la disparidad de ingresos basada en género en un mismo puesto de trabajo, cada vez hay más mujeres que están llevando dinero a casa y que pueden llegar a tener sueldos más altos que sus parejas hombres. 

Este avance trae consigo retos ya que existen estudios que muestran que la infidelidad y el estrés financiero entre parejas tienden a ser más altos cuando ella gana más que él.

Aquí te comparto consejos encontrados en el libro "When She Makes More"  o "Cuando ella gana más" de la presentadora financiera de televisión de origen iraní, Farnoosh Torabi:

1. Comiencen la conversación 

Nadie habla del tema pero a todos les incomoda, desde los padres hasta la pareja. Al principio admiran a las mujeres exitosas y están contentos de su avance profesional. Sin embargo, cuando llega el momento de dividir roles tradicionales y la mujer es la que invita a la cena en público o él se queda en casa cuidando bebés, hay un silencio incómodo. Rómpanlo y aborden el tema. 

2. No le asignen género al dinero

Dejen de pensar quién gana más ya que según la autora, el clasificar el dinero como nuestro versus tuyo y mío, reduce la fricción entre las parejas donde la mujer gana más. Si el dinero se considera como "nuestro", tienden a dejar de comparar la cantidad del aporte de cada uno y enfocarse en la calidad.

3. No, no hay "super mujeres"

Cuando la mujer lleva el ingreso principal al hogar, hay quienes también esperan que sean estelares amas de casa, encargadas de los quehaceres domésticos, y esto termina causando resentimiento.  Llegar a casa luego de un arduo día de trabajo para gestionar el hogar es algo que pocos hombres aceptan cuando son ellos los responsables del ingreso principal. Si la mujer gana más, debe descansar y reconocer que no puede ser exitosa en todo, a pesar de que Sheryl Sandberg, CEO de Facebook, diga que sí.

4. El gris es un buen color

Según Faroosh, un grave error entre las mujeres de alto calibre es que posponen el encontrar pareja porque sienten que les puede coartar su profesión. Sin embargo, la autora recuerda que una relación rara vez ocurre de forma mágica y nunca va a haber un momento perfecto para solo enfocarse en una sola cosa: o pareja o carrera. No es una decisión de blanco o negro ya que si bien los patrones culturales suelen indicar que son los hombres quienes suelen ganar más, la realidad es que una mujer que ha logrado metas importantes gracias a su disciplina y esfuerzo, no debería quedarse sin pareja por esa misma razón.

5. ¡Hombres, pónganse a ordenar!

Según un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles, un hogar con desorden y cosas tiradas por todos lados aumenta la hormona del estrés reflejada en la saliva de las personas. Los hombres con parejas exitosas bien pueden asumir un rol mayor en el hogar.

6. El modelo de las parejas gay

Las parejas homosexuales demuestran que cuando no hay asignación de responsabilidades basada en género, éstas pueden asignarse libremente, fundamentándose en qué es mejor para la pareja y no roles y expectativas que datan de las sociedades nómadas o de recolectores/cazadores, donde el hombre solía ser el responsable de salir a cazar y conseguir la comida. 

Hoy muchas mujeres son las principales proveedoras del hogar, son ellas las que ponen la comida sobre la mesa...

Más de Daniel Herbruger:

08 de febrero de 2018, 19:02

Comentar
cerrar