15/06/2021

  • Gente

Peleas, rivalidades y golpes, la vida secreta de “Beverly Hills 90210”

  • Con información de Infobae
10 de octubre de 2020, 15:10
La serie marcó una época en la televisión de Estados Unidos y en otros países donde se emitió. (Foto: Excélsior)

La serie marcó una época en la televisión de Estados Unidos y en otros países donde se emitió. (Foto: Excélsior)

Una de las series más populares de la década de 1990 fue “Beverly 90210”, que en principio tendría otro nombre, pero su creador decidió darle finalmente al nombre de la ciudad de EE.UU. y agregarle el código postal.

Aunque no empezó de la mejor manera, con una audiencia muy pobre, en los últimos capítulos tuvo un gran rating, sobre todo cuando Dylan y Brenda tendrían su primera noche juntos.

Se convirtió en el programa más popular entre los jóvenes y no solo en Estados Unidos, también en Latinoamérica hubo toda una generación marcada por las aventuras de Brenda, Brandon, Donna, Kelly, Dylan, David, Steve y Andrea.

Pero ninguno de sus integrantes estaba preparado para la fama repentina.

“En unas semanas pasamos de ser solo otro elenco genérico de cualquier drama en horario estelar a ser superestrellas”, escribió la actriz, Jennie Garth, en sus memorias de 2013.

La fama llegó muy temprano para los actores, lo que provocó disputas y hasta peleas.
La fama llegó muy temprano para los actores, lo que provocó disputas y hasta peleas.

“No creo que ninguno de nosotros estuviera preparado para el estrellato que se nos impuso de esta manera”, señaló Garth.

Doherty, la diva

La fama y la juventud de los actores solo fueron el combustible para encender legendarias peleas. Las principales fueron protagonizas por la propia Jennie (Kelly) y Shannen Doherty (Brenda).

“A ella realmente no le importaba nada”, escribió en sus memorias Jason Priestley (Brandon) acerca de Doherty, la actriz que interpretó a Brenda, su hermana en la pantalla chica. 

Doherty estuvo en la serie de 1990 a 1994, y su salida se dio en medio de fuertes acusaciones por su comportamiento de “diva”. 

Quizás fue con Jennie con quien Doherty tuvo las peleas más fuertes. “Fui catapultada (a la fama) cuando era adolescente y realmente sin tener un folleto de instrucciones de cómo lidiar con eso. Estábamos encerradas de 14 a 16 horas al día. Había momentos en que nos amábamos y otros en donde queríamos sacarnos los ojos”, reveló Garth.

La salida de Brenda

La tensión llegó al punto que incluso pudo haber golpes, luego de que Doherty le subiera la falda a Garth mientras filmaban una escena. “Me rompí y le grité, algo como: ‘Ven. ¡Adelante, perra! ¡Hablemos de esto afuera!’”, contó Garth.

Para ese momento, Shannen había hecho enojar a la producción tras su decisión de cortarse el pelo a mitad de la grabación de la cuarta temporada, lo que suponía un reto para la continuidad de las escenas, así que los escritores decidieron sacar a Brenda, de Beverly Hills, y enviarla a Londres en busca de una carrera como actriz.

Jason Prestley y Shannen Doherty, protagonistas de la serie.
Jason Prestley y Shannen Doherty, protagonistas de la serie.

“No es que yo fuese un día y dijera: ‘Me voy’. Dejar la serie fue un proceso muy largo. Aaron se cansó tanto de mí como yo me cansé de la serie, y creo que fue porque la notoriedad era demasiada. La gente empezó a odiar al personaje y yo no pude soportar aquel maltrato. Nadie separaba a la actriz del personaje. Me harté de la gente y asumí que yo era tan malcriada y tan mala como Brenda. Fue todo muy doloroso”, recordó Shannen años después.

Relaciones

Pero si el asunto de las peleas había escapado del foro desde hace tiempo, sí hubo muchas sospechas de los episodios de pasión al interior de su elenco.

Y Jason Priestley solo lo confirmó en sus memorias, publicadas en mayo de 2014. “Varias combinaciones de personas se acostaron entre sí a lo largo de los años”, escribió en el libro, sin contar más detalles de los protagonistas de aquellos encuentros. 

De lo que sí habló Priestley en el libro, fue de su romance de cinco años con Christine Elise, una actriz recurrente en el elenco, que no gozó de la simpatía de las estrellas del show, al que definió como una “relación adulta en toda la regla”.

La serie volvió a ser noticia hace unos días cuando Jessica Alba reveló que los actores originales no querían ni siquiera que los miraran a los ojos. Alba participó como actriz invitada en 1998, interpretando a una adolescente embarazada.

"En el set de 90210, ni siquiera pude hacer contacto visual con ninguno de los miembros del elenco, lo cual fue realmente extraño cuando intentas hacer una escena con ellos", contó a la web Hot Ones. “Sí, fue como de ‘No puedes hacer contacto visual con ninguno de los miembros del elenco o serás expulsada del set’”.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar