19/08/2022

Los riesgos de ser un “bebedor moderado” de alcohol

  • Con información de CNN en Español
26 de junio de 2022, 19:12
El consumir poco alcohol también puede presentar fuertes daños, según un estudio. (Foto: Archivo/Soy502)

El consumir poco alcohol también puede presentar fuertes daños, según un estudio. (Foto: Archivo/Soy502)

El estudio revela que ser un “bebedor ligero” no es tan sano como lo crees, por eso toma en cuenta estos datos.

OTRAS NOTICIAS: ¿Beber alcohol puede reducir efectividad de vacunas Covid-19? 

Beber una copita, tomar ligeramente una vez a la semana o tomar cocteles en lugar de emborracharte como lo hacen muchas personas, en especial los fines de semana, también podría ser perjudicial para tu salud.

"Esto hace que muchos bebedores asuman erróneamente que un nivel medio de consumo moderado es seguro, independientemente del patrón de consumo", explicó Rudolf Moos, profesor de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

Según el autor del estudio reciente que descubrió que muchos bebedores moderados de más de 30 años terminan dándose un atracón el fin de semana, definido como cinco o más copas seguidas o en un periodo corto de tiempo.

Las personas que bebían en exceso eran unas cinco veces más propensas a experimentar múltiples problemas con el alcohol, como "hacerse daño, tener problemas emocionales o psicológicos a causa del alcohol, tener que consumir más alcohol para conseguir el mismo efecto y experimentar los efectos del alcohol en el trabajo, la escuela o el cuidado de los niños", agregó el coautor del estudio Charles Holahan, profesor de Psicología de la Universidad de Texas en Austin.

(Foto: Mejor con Salud-Diario As)
(Foto: Mejor con Salud-Diario As)

Consumo en exceso


Varias investigaciones sobre el consumo compulsivo de alcohol se enfocan en las generaciones más jóvenes, normalmente adolescentes y estudiantes universitarios.

El consumo de varias bebidas en un periodo corto está muy extendido en este segmento de la población. Pero las estadísticas muestran que muchos adultos mayores de 30 años se dan atracones, y que el problema va en aumento, en especial entre las mujeres y los adultos mayores de 65 años.

Pero los niveles de consumo masivo de alcohol entre los adultos pueden escapar al "escrutinio de la salud pública, porque se produce entre individuos que beben a un nivel medio moderado", dijo Holahan.

"Las mujeres son especialmente sensibles a los efectos del alcohol, según el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo (NIAAA, en inglés). Los problemas relacionados con el alcohol aparecen antes y a niveles de consumo más bajos que en los hombres", según el NIAAA.

(Foto ilustrativa:The Good Brigade)
(Foto ilustrativa:The Good Brigade)

Daños


Las mujeres el es grupo poblacional que tiende a sufrir daños cerebrales y enfermedades cardíacas relacionadas con el alcohol que los hombres, y los estudios muestran que las mujeres que toman una copa al día aumentan su riesgo de cáncer de mama entre un 5% y un 9% en comparación con las mujeres que se abstienen.

Para hombres y mujeres mayores de 65 años, el aumento "es especialmente preocupante porque muchos adultos mayores utilizan medicamentos que pueden interactuar con el alcohol, tienen problemas de salud que pueden verse agravados por el alcohol y pueden ser más susceptibles de sufrir caídas y otras lesiones accidentales relacionadas con el alcohol", destacó la NIAAA.

Desapercibido


El estudio de la revista académica American Journal of Preventative Medicine, utilizó datos de una encuesta realizada en el marco del estudio “Desarrollo de la mediana edad en Estados Unidos”, que ha seguido a una muestra nacional de estadounidenses de entre 25 y 74 años desde 1995.

La muestra analizó a casi 1,300 bebedores a lo largo de nueve años y descubrió que la mayoría de los casos de borracheras, y de múltiples problemas con el alcohol, se daban entre individuos con un consumo moderado medio.

"Un bebedor moderado medio de, por ejemplo, una bebida al día, podría alcanzar esa media con una copa diaria con la cena o siete copas el sábado por la noche", señaló Holahan.

Aunque ese comportamiento no llevaría forzosamente al alcoholismo, el estudio descubrió que beber una media de más de una bebida al día en el caso de las mujeres y de dos bebidas al día en el caso de los hombres, o cinco o más bebidas en la misma ocasión, estaba relacionado con problemas de alcoholismo nueve años después.

¿Tienes un problema?


Según los expertos, un signo notorio es cuando la bebida empieza a interferir en tu capacidad para llevar a cabo tu vida cotidiana.

"El trastorno por consumo de alcohol se define como el uso compulsivo de alcohol a pesar de las consecuencias negativas de su uso, como el impacto en sus relaciones, su capacidad para funcionar en su trabajo o en cualquier papel que tenga en su comunidad", resaltó Sarah Wakeman, directora médica de la Iniciativa de Trastornos por Consumo de Sustancias en el Mass General Brigham.

Otra señal de alerta es si te sirves grandes tragos sin darte cuenta. Las directrices actuales de la Asociación Estadounidense del Corazón recomiendan no más de dos bebidas estándar al día para los hombres y una para las mujeres y los mayores de 65 años.

Una bebida estándar son 12 onzas o 354 mililitros de cerveza normal, 4 onzas o 118 mililitros de vino normal; o 1.5 onzas 44 mililitros de licor, según las normas estadounidenses.

*Con información de CNN en Español. 

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar