• Vida

La ciencia lo confirma: ¡Los perros pueden sonreír y carcajearse!

  • Por Soy502
21 de junio de 2019, 20:06
Pueden sonreír, reír y carcajearse, los científicos lo comprobaron. (Foto: Twitter)

Pueden sonreír, reír y carcajearse, los científicos lo comprobaron. (Foto: Twitter)

La boca abierta, los labios estirados, ojos relajados, las orejas para atrás, y moviendo todo el cuerpo. Todos los que vemos a nuestro peludo en esta situación pensamos que está feliz, y llegamos a interpretar en su cara una sonrisa casi humana, ¡y no estamos equivocados! 

View this post on Instagram

A post shared by guauguaulove (@guauguaulove) on

 

Como ocurre con los humanos, hay diferentes tipos de sonrisa canina, y seguro que has visto unas cuantas en tu perro.

Cuando los perros sonríen, algunos muestran solo los dientes retrayendo el hocico, de manera relajada, pero desbordando alegría por encontrarse con su humano, o cuando algo llama su atención o le parece divertido, mientras que otros muestran sencillamente una expresión relajada en la boca, abierta y estirada hacia los laterales. 

View this post on Instagram

A post shared by FOTOGRAFÍA DE MASCOTAS (@gerardo.gove) on

 

Pero ¿sabías que los perros sonríen solo a los humanos y no a otros perros? Entre ellos cuentan con otros métodos de comunicación, pero como consecuencia de la domesticación, nuestros compañeros han aprendido a establecer un canal de comunicación perro-humano con gestos específicos, ¡y han aprendido a sonreírnos!

 

View this post on Instagram

A post shared by Charco de Rio (@charcoriver) on

 

La prueba científica

Tan complejo es el rostro perruno y sus expresiones, que son muchos los especialistas que se han dedicado a estudiarlo. Investigadores del Reino Unico han creado incluso un sistema, conocido como “dog facial action coding system” (sistema de codificación de la acción facial en perros) para registrar sus movimientos y estudiar las emociones vinculadas a cada uno.

 

View this post on Instagram

A post shared by Guadalupe Maria The Boxer (@lupe_y_sus_humanos) on

Otros estudios que se centraron en demostrar que los perros sonríen fueron los del premio Nobel de Medicina Konrad Lorenz, que describió la risa canina en su libro ‘El hombre conoce al perro’ (Man Meets Dog) de esta manera: «al sonreír, el perro abre de forma ligera sus fauces y enseña un poco su lengua”. 

View this post on Instagram

A post shared by Nazareth Toro (@naza323) on

Pero no solo los perros sonríen, ¡también se ríen a carcajadas! Muchos investigadores han sentido curiosidad por este fenómeno, entre ellos la etóloga y experta en comportamiento canino Patricia Simonet, que descubrió que los perros, cuando juegan con otros amigos peludos, en su máximo momento de felicidad, no suenan igual. 

View this post on Instagram

A post shared by ᴊᴜɴɪᴏʀ (@junioroyarzun) on

Apuntó que, mientras correteaban unos con otros, el jadeo era diferente, y que con este tipo de sonido, el resto de perros se mostraba más juguetón y alegre. «Para un oído humano no entrenado, la risa del perro emitiría un sonido similar a un hhuh, hhuh», dice Simonet.  

View this post on Instagram

A post shared by Federico Sayv (@federicosayv) on

 

Además, la etóloga reprodujo la cinta con estos sonidos para un grupo de 15 cachorros, y para su sorpresa, reforzando su teoría, ¡se volvieron locos de alegría!

Sigue la línea de este tuit, apostamos que no podrás evitar reírte junto con ellos:  

 NO TE PIERDAS: 

Comentar
cerrar