• Comunidad

Lobito, el perrito que sobrevivió a torturas y experimentos

  • Por Erivan Campos
05 de junio de 2019, 05:06
No creerás todo lo que este perrito ha tenido que soportar y la fuerza que tiene. (Foto:Wilder López/Soy502)

No creerás todo lo que este perrito ha tenido que soportar y la fuerza que tiene. (Foto:Wilder López/Soy502)

Pablo Pereira y Juanita Esparza tuvieron un amor a primera vista. “Lobito” llegó a sus vidas y les cambió la forma de ver el mundo. Con múltiples padecimientos, un pasado de experimentos y tortura, daños neurológicos, ceguera y sordera. No podrás creer la fuerza de este perrito y la de su familia humana.

La condición en la que este perrito fue encontrado en las calles era lamentable, no se esperaba ni siquiera que sobreviviera los primeros días, los médicos fueron claros y no quisieron dar falsas esperanzas.

Al ser adoptado. (Foto: cortesía)
Al ser adoptado. (Foto: cortesía)

Duro pasado

Devenido de los múltiples y extraños padecimientos de este can, los médicos y su familia concluyen en que fue un “perro de experimentos”, su cuerpo tenía señales de tortura, de canalizaciones previas, inyecciones y operaciones. Su pelaje, su rostro y su actitud delataban todo el sufrimiento por el que pasó. Aunque su pasado será un misterio y solo se pueden hacer conjeturas, su entereza y fuerza para sobrevivir en su día a día lo hacen un perro admirable.

Pablo le cuenta a Soy502: “A Lobito lo rescatamos con mi esposa en el 2012 y por sus condiciones estaba a punto de morir, tenía moquillo y presentó daño neurológico”.

Tras los cuidados constantes y la atención de día y noche, Lobito se salvó, la pareja lo dio en adopción y creyeron que ese sería el final de la historia con este perrito y que ya habían hecho un acto de amor con él. La sorpresa se las traería el tiempo, Lobito no se adaptó a su nueva familia y se los devolvieron.

Con todo el amor del mundo, fue recibido nuevamente en este hogar y fue bautizado como “Lobo” o "Lobito" para la familia.

Estuvo al borde de la muerte varias veces. (Foto: cortesía)
Estuvo al borde de la muerte varias veces. (Foto: cortesía)

La llegada de "Barbie"

Pero la travesía de este can estaba lejos de terminar. Comenzó a sufrir de varias enfermedades menores. Al tiempo quedó ciego, pues sufrió de glaucoma en sus dos ojos y los retos fueron aún mayores. Enfermo y ciego, a Lobito lo único que le quedaba era el cariño de Juanita y Pablo.

La familia hizo todo lo posible por brindarle comodidad en esta nueva etapa y aunque al inicio el perrito no respondía bien, tuvo que seguir y superar este reto. En este momento llegó a su vida su mejor amiga, “Barbie”, otra perrita también rescatada que le da paz, le indica por dónde ir y es la única que juega con él y parece entenderle.

Con Barbie. (Foto:Wilder López/Soy502)
Con Barbie. (Foto:Wilder López/Soy502)

La conexión entre ambos es tal que parecen ser uno mismo, si uno se altera el otro también, si uno es feliz, ambos lo son.

  • CONÓCELO AQUÍ:  

Complicaciones aún peores

Ya que Lobito había aprendido a vivir con una ceguera completa y permanente, Juanita nos cuenta: “Empezó a padecer de problemas neurológicos con una enfermedad llamada Síndrome Vestibular, se le trató con un especialista y se hicieron todos los esfuerzos. Todo pintaba bien aunque padecía de vértigos y muchos mareos, pero lo íbamos aprendiendo a superar”.

“De rutina se le hicieron varios estudios hasta que llegó el día fatal para él y para nosotros: el 3 de mayo de 2018 le realizaron una limpieza de oídos (proceso rutinario por una infección de oído) pero por su carácter lo tenían que sedar... un grave error que se cometió porque a los pacientes con Síndrome Vestibular, no se les puede aplicar anestesia”.

Los daños en su cuerpo no se pueden ya reparar. (Foto: Wilder López/Soy502)
Los daños en su cuerpo no se pueden ya reparar. (Foto: Wilder López/Soy502)

Lobo perdió el único sentido en el que se apoyaba diariamente, la audición. Quedó así, con enfermedades infecciosas, neurológicas, ciego y sordo.

“Para nosotros fue un shock total el saber que él no oye y tampoco ve. Su recuperación ha sido lenta y dolorosa, hasta la fecha solo por el olfato”, dicen.

La recomendación médica fue ponerlo a dormir porque su vida era insostenible. Sin embargo, Juanita y Pablo no se dieron por vencidos, iban a pelear por la vida de su Lobito, costara lo que costara, sin importar el gasto físico, emocional y económico.

Pablo nos explica: “Con él hemos aprendido mucho, el valor de la vida, el querer vivir sin importar los obstáculos, y el amar y respetar a los animales. 

Con sordera, ceguera y daños neurológicos Lobito lleva su vida. (Foto: Wilder López/Soy502)
Con sordera, ceguera y daños neurológicos Lobito lleva su vida. (Foto: Wilder López/Soy502)

Apoyo

Pablo y Juanita no buscan donaciones directas ni recaudaciones, nos cuentan que sí necesitan apoyo para ayudarle a Lobito, pero lo hacen vendiendo productos para mascotas, así ellos se benefician, tienen un trabajo digno y tú recibes un producto único a cambio.

Para brindarle seguridad, medicinas y atenderle correctamente, Juanita ha cambiado su estilo de vida y se ha dedicado a manufacturar ropa para perritos. Te sorprenderán las maravillas que es capaz de crear y querrás unirte a esta causa inmediatamente. Es así como ambos cambian el dolor del pasado tortuoso de Lobito y lo convierten en texturas y colores que protegen a otras mascotas, y nos recuerdan que no hay imposibles, que todo se puede superar.

Click aquí para conocer la tienda virtual "Boshoun" a beneficio de Lobo.

  • MIRA MÁS DE BOSHOUN: 

Comentar
cerrar