29/11/2022

Cohetes termobáricos: el temible arsenal ruso

  • Con información de Europa News
02 de marzo de 2022, 14:50
Guerra Ucrania Rusia
Este tipo de armamento es uno de los más mortales que se podrían utilizar en el conflicto entre Rusia y Ucrania. (Foto: Sputnik)

Este tipo de armamento es uno de los más mortales que se podrían utilizar en el conflicto entre Rusia y Ucrania. (Foto: Sputnik)

Este armamento es capaz de desintegrar a una persona en pocos segundos debido a la fuerte emisión de calor.

OTRAS NOTICIAS: Soldados rusos lloran tras ser capturados y hablar con su familia

A medida que los combates en Ucrania se incrementan, en la población aumenta el temor de que una guerra signifique una subida de violencia y el uso de armas cada vez más mortíferas.

Hace unos días, un periodista de CNN documentó imágenes de lo que parecía ser un sistema pesado de lanzallamas TOS-1 que se movilizaba a la frontera ucraniana cerca de la ciudad rusa de Belgorod.

Apodado "Buratino" en referencia a la versión rusa de Pinocho, por su nariz larga y puntiaguda, el TOS-1 es un lanzacohetes múltiple de 24 tubos de 220 milímetros y una de las armas más temibles del arsenal ruso.

Pero lo que más sorprendió fue el arma que se utiliza para lanzar el TOS-1: bombas de vacío, también conocidas como cohetes termobáricos.

Este término termobárica proviene de la combinación de las palabras griegas thermos, 'calor', y baros, que significa 'presión'.

 

 

El arma combina las ondas de choque y el vacío para producir una explosión de alta temperatura.

"Es un arma que, al explotar, va a liberar su explosivo, o su combustible, y va a generar un efecto de sobrepresión que concluyen en una detonación mucho mayor y será devastadora por la onda expansiva", explicó a Euronews Next Jean-Marie Collin, experto y portavoz de ICAN Francia, la rama francesa de la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares.

El TOS-1 fue desplegado por primera vez por Rusia en Afganistán en la década de 1980 y, pero también lo ha hecho en Chechenia y Siria, diseñado para derribar infantería, búnkeres, fortificaciones y vehículos.

¿Qué tan peligrosas son?

En febrero de 2000, un informe de Human Rights Watch alertó sobre el efecto devastador de las armas termobáricas, citando un estudio realizado por la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos.

"El mecanismo de muerte contra objetivos vivos es único y desagradable. Lo que mata es la onda de presión y, sobre todo, la posterior rarefacción, que rompe los pulmones. Si el combustible arde súbitamente con llama, pero no detona, las víctimas sufrirán graves quemaduras y probablemente también inhalarán el combustible ardiendo", destaca el estudio.

"Dado que los combustibles FAE más comunes, el óxido de etileno y el óxido de propileno, son altamente tóxicos, los FAE no detonados deberían resultar tan letales para el personal atrapado dentro de la nube como la mayoría de los agentes químicos", agrega.

El estudio describió que los síntomas podrían ser más peligrosos en espacios reducidos.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar