28/11/2022

Monseñor Gonzalo de Villa habla de "falsos profetas" en Tedeum de Independencia

  • Por Jessica Gramajo
14 de septiembre de 2022, 17:37
Monseñor Gonzalo de Villa ofreció la misa de Tedeum para conmemorar los 201 años de Independencia de Guatemala. (Foto: Archivo/Soy502)

Monseñor Gonzalo de Villa ofreció la misa de Tedeum para conmemorar los 201 años de Independencia de Guatemala. (Foto: Archivo/Soy502)

Monseñor Gonzalo de Villa presidió el Tedeum en honor a los 201 año de Independencia de Guatemala.

TE INTERESA: Giammattei, al encender el fuego patrio: "Dimos prioridad a la educación"

Hablando de falsos profetas y rogando por el cese de la corrupción, así se desarrolló el Tedeum para conmemorar 201 años de Independencia de Guatemala.

En la actividad estuvo presente el presidente Alejandro Giammattei, así como ministros, embajadores y otro cuerpo diplomático acreditado en el país.

"Dos mil años después la convocatoria para escuchar a Jesús sigue creciendo, el tiene palabras de vida eterna, sus palabras las podemos conocer o ignorar, podemos arriesgarnos a recibirlas o podemos caer en la tentación de manipularlas", dijo de Villa.

Durante su homilía, Monseñor recordó las palabras de Lucas: "¡Ay de vosotros los que ahora estáis saciados! porque tendrás hambre. ¡Ay de vosotros, los que ahora reís! porque se lamentarán y llorarán".

"Hoy encontrándonos a la distancia encontramos con tristeza un país de confesiones cristianas en donde las bienaventuranzas de San Lucas no nos han calado... celebrar y conmemorar es también invitación a examinarnos delante de Dios como élites", dijo.

Mientras que durante la durante la profesión de fe se pidió por los gobernantes, para que “hagan con sabiduría” y “sin las tentaciones de la corrupción”. También se pidió por los excluidos y los migrantes, y para que se impulsen mecanismos de unión y de paz.

Al tiempo que recordó que la palabra de Dios glorificó a los pobres y a los que tienen hambre, "dichosos cuando la gente los odie, los expulse y los insulte. ¡Ay de Ustedes los ricos! los que ahora están satisfechos, los que ahora ríen, ¡ay de ustedes cuando toda la gente los alabe, porque los antepasados de esa gente trataban de la misma forma a los falsos profetas".

"Son palabras duras que traspasan los siglos, y para que los que al menos nos consideramos cristianos nos siguen cuestionando, a cada quién según su medida o su responsabilidad, a cada quién según su conciencia", señaló.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar