• Ciencia

La casualidad que permitió la invención del microondas

  • Por Soy502
El microondas, un invento que revoluciono la cocina.

El microondas, un invento que revoluciono la cocina.

El microondas es uno de los inventos más útiles de la historia, y se encuentra en la mayoría de los hogares de todo el mundo. Probablemente nunca te has detenido a pensar como se originó o quién lo inventó, por eso hoy te contaremos quién y cómo llegó a desarrollarse este gran invento de la sociedad moderna.

En 1941, Percy LeBaron Spencer, natural de Maine, era un ingeniero autodidacta que nunca termino la escuela. De familia pobre, Percy creció con muy poca educación formal, pero eso no fue un obstáculo para que desde muy pequeño sintiera que la mecánica de las cosas y la búsqueda de soluciones estaban dentro de él.

Tras la Primera Guerra Mundial, este curioso chico consiguió empleo en una empresa que estaba dando sus primeros pasos: American Appliance Company la cual fabrica misiles, sistemas de entrenamiento militar y productos de guerra electrónica. En muy poco tiempo, Spencer, el ingeniero autodidacta, se había convertido en uno de los elementos más valiosos para dicha compañía.

  • POR SI NO LO LEÍSTE

Llegados a la Segunda Guerra Mundial, la compañía se enfocaba en mejorar la tecnología de radar para las fuerzas aliadas, y claro Spencer no podía faltar solucionando todo tipo de problemas que presentaba esta mejora.

Es más, mientras Spencer trabajaba en este proyecto logró varias patentes al producir en masa magnetrones de radar (dispositivo que transforma la energía eléctrica en energía electromagnética).

Conforme trabajo en ello Spencer ideó una forma más eficiente de fabricarlos. Su innovación permitió que la producción aumentara de 17 por día a más de 2,500 por día.

El microondas

Un día en 1946 el joven genio estaba probando uno de sus magnetrones cuando se metió la mano en el bolsillo e hizo un descubrimiento sorprendente: el maní que tenía en el se había derretido.

Spencer amaba la naturaleza especialmente a sus pequeñas amigas las ardillas, por lo que siempre llevaba maní en su bolsillo para romper y darles de comer durante el almuerzo.

Sorprendido por lo que había ocurrido, Spencer realizó otra dos pruebas con el magnetrón. Primero puso un huevo debajo del tubo. Momentos después explotó. Al día siguiente, Percy Spencer trajo unos granos de maíz, los hizo estallar con su nuevo invento y compartió las palomitas de maíz en la oficina.

 Demostración de Westinghouse para cocinar sándwiches con un transmisor de radio de onda corta de 60 MHz en la Feria Mundial de Chicago de 1933.
Demostración de Westinghouse para cocinar sándwiches con un transmisor de radio de onda corta de 60 MHz en la Feria Mundial de Chicago de 1933.

Un invento que revolucionó la cocina

Antes de hacer más pruebas, Spencer siempre puso en duda si su invento era seguro para cocinar. Para ello tuvo que pasar un tiempo hasta que se supo que las bajas dosis de radiación electromagnética emitida por los microondas generalmente se consideran seguras. Por supuesto que el en ese momento no lo sabía.

Un año después de aquel descubrimiento por accidente, en 1947, salía al mercado el primer horno de microondas comercial. Se probó en un restaurante de Boston y más tarde American Appliance Company introdujo el modelo Radarange 1161. Tenía una altura de 1.7 metros, pesaba 340 kilos y costaba $5,000.

Como era de esperarse esta primera versión era enorme y costosa, además de que tenía que ser conectada a una línea de agua porque el magnetrón estaba refrigerado por agua. Al público le tomó algunos años acoplarse a este aparato, pero a medida que la tecnología mejoró, los hornos de microondas crecieron en popularidad, particularmente en la industria alimentaria.

  • LEE TAMBIÉN

Con este invento, los restaurantes podían mantener las recetas cocinadas en el refrigerador y calentarlas a fin de reducir los restos. Otros establecimientos de la industria alimentaria utilizaron microondas para tostar los granos de café o descongelar y precocinar la carne.

Pero en realidad, hubo que esperar hasta 1967, dos décadas después de su invención, para que el horno de microondas finalmente se pusiera en marcha en los hogares en la forma que hoy lo conocemos.

*Con información de Gizmodo

26 de octubre de 2018, 17:10

Comentar
cerrar