27/07/2021

Médicos de Wuhan sabían que el Covid-19 era mortal antes de la pandemia

  • Con información de Clarín
20 de enero de 2021, 10:53
El documental ha provocado mayores críticas hacia China por actuar con lentitud ante el virus. (Foto: AFP)

El documental ha provocado mayores críticas hacia China por actuar con lentitud ante el virus. (Foto: AFP)

Un grupo de médicos de Wuhan fue grabado en secreto donde admitían que sabían lo peligroso que era el nuevo coronavirus y de los daños que podía causar la pandemia, pero que las autoridades chinas les pidieron que no revelaran y mintieran sobre la enfermedad.

Los doctores indicaron que sabían sobre las muertes que había ocasionado el Covid-19 en diciembre de 2019, pero fue hasta en enero que China informó oficialmente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre una muerte relacionada con la enfermedad.

Los médicos agregaron que se dieron cuenta que el virus se estaba transmitiendo y propagando entre los humanos, pero a los hospitales se les ordenó que “no dijeran lo que estaba pasando ”y rechazaron las propuestas de cancelar las fiestas del Año Nuevo Lunar porque el gobierno quería presentar una sociedad armoniosa y próspera.

El material transmitido en un documental de ITV llamado “Outbreak: The virus that shook the world”, contradice las versiones que ofrecieron las autoridades sanitarias chinas que encubrieron el inicio de la pandemia en sus primeros días. 

 

El video estremece la presión que existe sobre China después que un panel de expertos de la OMS dijera recientemente que Beijing fue muy lento para responder al brote del nuevo coronavirus.

El material se suma a una creciente evidencia que China no dijo toda la verdad al mundo sobre el brote, lo que permitió que se expandiera hacia todas partes del planeta.

China informó oficialmente a la OMS sobre 27 casos de coronavirus hasta el 31 de diciembre de 2019 y las primeras muertes a mediados de enero, pero los médicos entrevistados en secreto dijeron que el virus era mortal antes que se hiciera oficial ante el mundo.

“En realidad, a finales de diciembre y principios de enero, el familiar de alguien que conozco murió de este virus. Muchos de los que vivían con él estaban infectados, incluidas personas que conozco”, dijo uno de los doctores consultados.

Aún el 12 de enero de 2020, la OMS indicaba que no existían evidencias claras de la transmisión de persona a persona, además de respaldar la respuesta de la autoridades chinas.

Los médicos resaltaron que a pesar de las evidencias y que las celebraciones de las fiestas del Año Nuevo Lunar podían acelerar la propagación de la enfermedad, las autoridades no quisieron suspender las festividades y eso provocó que el virus viajara de manera rápida a diversos rincones de China y otras naciones.

El testimonio de los doctores entrevistados en secreto está respaldado por virólogos como el doctor Yi-Chun Lo, especialista en enfermedades infecciosas y subdirector de los Centros para el Control de Enfermedades de Taiwán.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar